Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iglesias, a Sánchez: “Donde hay respeto al aliado, hay Gobiernos”

El presidente insiste en alejar la vía de un Ejecutivo de coalición

Pedro Sánchez, a su llegada al Consejo europeo de Bruselas. En vídeo, la investidura de Sánchez se traslada a Bruselas.

“Si hay respeto por el aliado, cooperación y coherencia, las investiduras y los Gobiernos salen adelante”, escribió en su cuenta de Twitter Pablo Iglesias después de que se cerraran los acuerdos entre fuerzas de izquierda para gobernar en Baleares, Canarias y La Rioja. Con este mensaje, el líder de Unidas Podemos pretende convencer a Pedro Sánchez para reproducir esas alianzas regionales en el Gobierno nacional después de que el presidente en funciones le ofreciera únicamente un “Gobierno de cooperación” en el que el partido de Iglesias solo podría aspirar a “cargos intermedios”.

Unas horas antes, en Bruselas, Sánchez se reafirmó en su posición. “Los ciudadanos han dejado claro con su voto que quieren un Ejecutivo liderado por el PSOE”, dijo el líder socialista en la cumbre de la Unión Europea. Pero Iglesias insiste en que Podemos tiene que estar en el Gobierno con el peso que corresponda a sus 42 diputados. El pulso va para largo y en el PSOE ya han puesto la cuenta atrás en marcha. José Luis Ábalos, ministro de Fomento en funciones, anunció que Sánchez trataría de ser investido presidente a inicios de julio. Los apoyos para evitar una investidura fallida aún no están garantizados.

El mensaje en Twitter de Iglesias ha sido una de las escasas manifestaciones públicas del dirigente, que mantiene la discreción desde el pasado lunes. Fue la última vez que el secretario general de Podemos hizo declaraciones en un medio de comunicación. Un día después, el martes, se conocía que se había reunido en La Moncloa con Pedro Sánchez. Ni Iglesias ni ningún miembro de su formación confirmó el encuentro, pero el malestar era notable en las filas de Unidas Podemos porque se hiciera pública la cuarta cita —la primera confidencial— entre los dos líderes.

En el encuentro, el presidente en funciones ofreció a Iglesias “cargos intermedios”. Esto es, direcciones generales o secretarías de Estado. Puestos muy alejados de los ministros a los que el secretario general aspira en proporción a la representación parlamentaria conseguida: un tercio de un Ejecutivo en coalición.

Sánchez le ofreció también, según fuentes conocedoras de la reunión, un acuerdo de investidura y convertir a Unidas Podemos en socio preferente, es decir, evitar la denominada geometría variable —intentar pactar leyes a izquierda y derecha— y solo negociar con el partido de Iglesias para garantizar la gobernabilidad.

Una vez más, la dirección de Unidas Podemos ha evitado confirmar cualquier extremo de esta oferta. Recurren a la coletilla que se ha convertido en mantra estos días: “Sánchez no nos ha mentido”, “no nos va a defraudar”.

La directriz en Unidas Podemos es evitar cualquier tipo de confrontación en mitad de la negociación y únicamente considerar válidas las citas privadas entre Sánchez e Iglesias. “Si las propuestas oficiales son las de los medios, que nos lo digan”, pidió Noelia Vera, portavoz de la dirección del partido, después de que Carmen Calvo, vicepresidente en funciones, dijera que Sánchez espera una respuesta de Podemos a la oferta de puestos intermedios en la Administración.

El presidente en funciones, en plena negociación para los puestos de poder clave de la UE, quiso despejar rápidamente el escenario de repetición de elecciones que podría producirse si no recaba los apoyos necesarios para su investidura: “La responsabilidad de PP y Ciudadanos, como partidos que se dicen de Estado, es facilitar la investidura, no bloquear y garantizar una cierta estabilidad al Gobierno de España”, afirmó el mandatario.

Negociaciones en Bruselas

Sánchez, y el primer ministro portugués, Antònio Costa, se han reunido en Bruselas con el presidente francés, Emmanuel Macron, dentro de los contactos informales previos a la cumbre en la que se va a negociar el reparto institucional de la UE. Pablo Casado, líder del PP, también ha acudido a la reunión del Partido Popular Europeo previa a la discusión clave para el reparto de poder en Europa.

Sánchez y Costa son los dos negociadores designados por la familia socialdemócrata europea y, ya a primera hora, han tenido un encuentro con los jefes de Gobierno que negocian en nombre de los liberales —el belga Charles Michel y el holandés Mark Rutte— y del PPE —el croata Andrej Plenkovic y el letón Arturs Krisjanis—. Casado también participa en la cumbre estatutaria del PP europeo y Rivera, en una reunión del grupo de los liberales ALDE Pre-Summit. El nuevo grupo liberal, eligió este miércoles a sus líderes y Ciudadanos quedó relegado a segundo plano. En la reunión de este grupo con Macron tratarán de seguir acercando posiciones antes de la cumbre en la que los Veintiocho tienen que decidir los principales cargos institucionales de la UE.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >