Pactos postelectorales

Principio de acuerdo para los Gobiernos de Castilla y León y Baleares

La derecha dirigirá Castilla y León y el PSOE pacta con los nacionalistas baleares

Reunión entre el PP y Ciudadanos en Valladolid el pasado cinco de junio.
Reunión entre el PP y Ciudadanos en Valladolid el pasado cinco de junio.NACHO GALLEGO / EFE

El Gobierno conservador de Castilla y León está prácticamente cerrado. El PP y Ciudadanos han alcanzado un pacto para un programa de gobierno, para la Mesa de las Cortes así como un principio de acuerdo sobre el reparto de poder en el Ejecutivo: los populares lo presidirán y Cs tendrá la vicepresidencia. Este viernes se constituye el Parlamento regional, que presidirá Ciudadanos.

Más información

Las delegaciones negociadoras de Partido Popular y Ciudadanos han alcanzado este jueves un acuerdo programático y han cerrado la composición de la Mesa de las Cortes de Castilla y León. Ambos partidos han acordado otorgarse apoyo mutuo para que la presidencia de la Cámara recaiga en el candidato propuesto por Ciudadanos, la vicepresidencia primera en el que proponga el PP y para que igualmente ambos partidos obtengan un secretario.

Además, se comprometen a continuar trabajando en la conformación de un Gobierno conjunto que, si llega a buen puerto, estaría presidido por los populares, con la vicepresidencia de Ciudadanos. El pacto entre ambos partidos permitirá al PP mantener el poder en una Comunidad en la que lleva 32 años gobernando. E implicaba también el reparto de poder territorial, de forma que Cs obtuviera las alcaldías de Burgos y Palencia, la Diputación de Burgos y posiblemente la de Segovia. En Burgos, sin embargo, Vox rompió el pacto y al final la alcaldía fue para el PSOE.

En Baleares, por su parte, no ha habido sorpresas. Las reuniones celebradas en los últimos días entre representantes de PSIB-PSOE, Unidas Podemos y Més per Mallorca para alcanzar un consenso sobre el futuro Gobierno han dado sus frutos y las tres formaciones han alcanzado un preacuerdo para gobernar las islas durante los próximos cuatro años. El principio de acuerdo ha permitido proclamar al diputado socialista Vicenç Thomás presidente del Parlamento balear con 36 votos a favor, mientras que la representante de Unidas Podemos, Gloria Santiago, ha sido elegida vicepresidenta y la ecosoberanista Joana Aina Campomar secretaria primera de la mesa. PP y VOX han votado a sus propios candidatos.

Las representantes de los equipos negociadores de los tres partidos han celebrado el principio de acuerdo que marca el camino hacia un gobierno de coalición para los próximos años entre PSIB-PSOE, Més per Mallorca y Unidas Podemos. “Cuando participan varios grupos uno nunca está contento al cien por cien, pero al final todos hemos mirado por el bien común de los ciudadanos” ha dicho la diputada socialista Pilar Costa. La líder de Unidas Podemos, Mae de la Concha, ha subrayado que las islas “necesitan cambios importantes” y ha insistido en que su formación tenía la intención de alcanzar un acuerdo “desde el primer momento”. Para la diputada de Més per Mallorca, Joana Aina Campomar, el preacuerdo es “un buen comienzo” que culminará en un acuerdo total “que nos satisfaga a todos”.

El acuerdo para la conformación de la cámara balear se perfiló en la noche de este miércoles tras una reunión entre los representantes de las tres formaciones de izquierda, que se habían comprometido a tener cerrado un acuerdo de gobernabilidad para esta legislatura antes del pleno de constitución del Parlamento autónomo. Los tres partidos alcanzaron en las primeras reuniones un acuerdo programático en el que se incluían medidas sobre vivienda, educación y movilidad, entre otros aspectos y que apenas provocó fricciones. Sin embargo, el reparto de cargos y el organigrama provocó un parón en las negociaciones a principios de esta semana.

Unidas Podemos y Més per Mallorca acusaron al PSIB-PSOE de realizar un reparto poco equitativo proponiendo un gobierno de 12 consejerías con dos departamentos y el cargo de senador autonómico o presidente del Parlamento para los ecosoberanistas y otras dos consejerías y una vicepresidencia para la formación morada. Un planteamiento que fue rechazado de plano por los dos partidos, que acusaron al PSIB-PSOE de hacer un reparto desequilibrado con respecto a los resultados electorales. La asamblea de Més per Mallorca votó en contra de aceptar la propuesta de los socialistas, mientras que Unidas Podemos desechó la oferta al considerar que los departamentos que les ofrecían no eran de peso.

Este miércoles las reuniones se volvieron a suceder, después de que los socialistas pusieran sobre la mesa una última propuesta para Més y Unidas Podemos. En el ultimátum del PSIB-PSOE, el equipo de Francina Armengol ofreció a ambos partidos la gestión de dos consejerías y de dos secretarías autonómicas de nueva creación, así como la vicepresidencia y la promesa para Més per Mallorca de elegir al senador autonómico. Tras la nueva oferta, las negociaciones para cerrar el organigrama están encauzadas y las tres formaciones esperan ratificar el acuerdo definitivo en los próximos días.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50