Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Compromís y Unides Podem dejan en el aire el apoyo a Ximo Puig

La coalición morada abandona la mesa de negociación del pacto valenciano porque la oferta para entrar en el Gobierno es "inaceptable"

pactos elecciones valencia
De izquierda a derecha, Águeda Micó (Compromís), Manolo Mata (PSPV) y Antonio Estañ, de Podem, al comienzo de la octava reunión negociadora. Kai Försterling (EFE)

La negociación entre el PSPV-PSOE, Compromís y Unides Podem, que suman mayoría absoluta en el Parlamento valenciano con 52 de los 99 escaños, se inició hace 12 días pero se ha tensado en las últimas sesiones por el reparto de consejerías y competencias. El último episodio ha enconado las posiciones y la incertidumbre planea este miércoles en la investidura del candidato socialista, Ximo Puig, como presidente de la Generalitat.

Unides Podem abandonó ayer martes la mesa de negociación de un pacto de legislatura con socialistas y Compromís porque la oferta de sus socios era “inaceptable”. A la coalición le ofrecían dos de las 12 consejerías del futuro Ejecutivo valenciano aunque sin las competencias deseadas. “No es proporcional”, dijeron los portavoces de Unides Podem a la salida del comité negociador a mediodía. Según el secretario general de Podem, Antonio Estañ, el lunes alcanzaron un acuerdo que ayer ya no estaba encima de la mesa por la oposición de Compromís, que se resiste a ceder más áreas competenciales como plantea el PSPV-PSOE.

Los socialistas retienen seis carteras, Compromís pierde una y se queda con cuatro, y Unides Podem opta a dos: Transparencia —antes, en manos de Compromís— y Vivienda —que se desgaja de una consejería socialista—. Pero Unides Podem quiere competencias en la lucha contra el cambio climático y transición ecológica y ahí se ha atascado de nuevo el pacto. Compromís, que es quien tiene que renunciar a esas parcelas, ha contraofertado la presidencia de dos organismos autonómicos medioambientales pero dependientes de direcciones generales suyas.

Guerra de nervios

La presión se redobla conforme se acerca el debate de investidura de Puig, previsto hoy en las Cortes Valencianas. Unides Podem consultó con las bases si apoyan a Puig en el caso de que haya pacto de gobierno y si están a favor de que la coalición se incorpore al Gobierno de Puig. Los inscritos se han mostrado a favor de ambos escenarios pero, si no hay pacto, Unides Podem puede no apoyar la investidura.

Y Compromís tampoco votará al candidato socialista sin un acuerdo cerrado. La portavoz adjunta de la formación naranja en las Cortes Valencianas, Aitana Mas, aseguraba que en estos momentos están "abiertas todas las posibilidades" en relación al debate de investidura de Ximo Puig porque la negociación continuaba como el día anterior, cuando los representantes de la coalición naranja se levantaron de la mesa "decepcionados".

Los contactos telefónicos siguieron a lo largo de la tarde y cabía además la posibilidad de que el debate de investidura previsto este miércoles se suspendiera 24 horas para continuar con la negociación una vez el socialista Ximo Puig exponga en su discurso ante el Parlamento su programa de gobierno.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >