Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rivera: “Los batasunos desinfectan con lejía nuestro paso por Estella”

Un grupo de personas ha simulado que limpiaba las aceras por donde habían pasado los líderes de Ciudadanos en el pueblo navarro

Albert Rivera saluda a un guardia civil tras el mitin que ha ofrecido este sábado en Estella (Navarra). En vídeo, declaraciones de Albert Rivera.

Unos minutos después de que tres Patrol y dos vehículos de la Guardia Civil levantaran este sábado el cordón de seguridad que habían desplegado en el hotel de Estella (Navarra) donde Albert Rivera, presidente de Ciudadanos, ha intervenido en un mitin electoral, un grupo de personas que se hacía pasar por la "brigada de desinfección de fascistas" ha acudido al lugar con una pancarta que decía Danger y son contagiosos. Vestidos con buzos blancos, han aparentado limpiar la calle con cisternas y rastrillos, todos con la cara cubierta. No ha pasado más. El acto político ya había terminado y Rivera ni siquiera se cruzó con ellos. En su despedida, el líder de Ciudadanos ha tenido un gesto especial con los guardias. Ha estrechado la mano a tres agentes y les ha agradecido la protección: "Gracias por todo", les ha dicho.

Todo estaba preparado hasta el mínimo detalle para que Rivera no se viera de nuevo envuelto en un escrache como el que sufrió recientemente en Rentería (Gipuzkoa) en la campaña de las generales. Un dispositivo de la Guardia Civil —no había ningún agente de la Policía foral navarra— tenía controlado todos los accesos al hotel, situado aproximadamente a medio kilómetro del centro de Estella. La entrada al recinto ha estado vigilada por el staff de Ciudadanos y policías de paisano para evitar cualquier boicot. Rivera ha participado con normalidad junto a Maite Pagazaurtundua, candidata a la Eurocámara, y Carlos Pérez-Nievas, cabeza de lista de Ciudadanos al Parlamento navarro.

En Estella, donde gobierna EH Bildu con cinco concejales, Rivera destacó en su intervención la labor que la Guardia Civil y el resto de cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado han desempeñado durante los años del terrorismo etarra y advirtió del peligro de que los nacionalistas sigan gobernando en Navarra porque "quieren imponer un proyecto sectario y echar a la Guardia Civil, que es símbolo de la libertad y de la Constitución".

El presidente de Ciudadanos ha recalcado que la "única" alternativa frente al nacionalismo es "el salvavidas naranja". "No es un voto útil, es el único voto digno", ha dicho al pedir el apoyo para Navarra Suma, la marca que agrupa a su partido, el PP y UPN, la más votada en esta comunidad foral el 28-A y vencedora en las autonómicas, según el último sondeo del CIS.

Un grupo de personas simulan desinfectar el lugar donde Ciudadanos ha ofrecido un mitin en Estella.
Un grupo de personas simulan desinfectar el lugar donde Ciudadanos ha ofrecido un mitin en Estella.

Rivera ha cargado contra Uxue Barkos, presidenta navarra y candidata de Geroa Bai a revalidar el cargo, por "tratar de anexionar Navarra al País Vasco". Y se ha comprometido a derogar "la maldita disposición" cuarta de la Constitución que permite esta posibilidad cuando se plantee la reforma de la Ley Fundamental.

También ha sido duro con Pedro Sánchez. Al presidente del Gobierno en funciones le ha acusado de poner el Congreso y el Senado "en manos de los nacionalistas" con su propuesta de que estén presididas por Meritxell Batet y Manuel Cruz, respectivamente. "El PSC ha engullido al PSOE y las dos Cámaras van a ser presididas por un partido nacionalista, el PSC, que habla como los nacionalistas y pide pactos con los nacionalistas. Es decir, es nacionalista", ha afirmado.

Tras fundirse en abrazos y fotografiarse con varios asistentes al mitin —algo más de medio centenar de personas ha completado el aforo—, Rivera ha abandonado Estella, donde se firmó el "pacto de la infamia", ha recordado. Ha dado un apretón de manos a los guardias civiles, que se han cuadrado haciendo el saludo militar. Una mujer mayor también ha querido agradecerles su presencia: "Espero que sigan mucho tiempo aquí", les ha dicho. "Otros 175 años por lo menos", le ha contestado un guardia, en referencia a los años que ha cumplido el instituto armado.

Poco más tarde, sin Rivera ni los guardias civiles que le han protegido, han llegado los integrantes de la brigada de desinfección, todos con la cara cubierta. No se ha registrado ningún incidente. "Sinvergüenzas" y "a trabajar", les han gritado unos viandantes, informa EFE.

Al conocer lo ocurrido, Rivera ha publicado en Twitter el siguiente mensaje: "Los batasunos desinfectan con lejía en Estella el suelo que hemos pisado los demócratas de Ciudadanos. Lo que jamás podrán desinfectar es su odio. Que lo tengan claro: voy a seguir defendiendo la libertad por toda España".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información