Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El viraje foral de Ciudadanos

El partido de Rivera ha pasado en cuatro años de considerar el convenio fiscal navarro un privilegio a respaldar su vigencia en su acuerdo con UPN

Los presidentes de UPN, Javier Esparza, y Ciudadanos, Albert Rivera, este martes. En vídeo, declaraciones de ambos tras la firma del acuerdo. Foto: EFE | Vídeo: Europapress

Navarra es la única comunidad autónoma en la que Ciudadanos no tiene ni un solo cargo público. En las elecciones de mayo de 2015, el partido de Albert Rivera se estrenó en las urnas navarras sin lograr ningún escaño parlamentario ni ningún concejal. En el caso del Parlamento Foral, su candidatura quedó a menos de 200 votos de sobrepasar el 3% que da acceso a un escaño en unos comicios en los que el partido hegemónico del centro derecha navarro, Unión del Pueblo Navarro (UPN), obtuvo su peor resultado en décadas. Ahora, Cs ha pactado con UPN y PP de cara a los próximos comicios.

Hace cuatro años, las encuestas previas apuntaban a varios asientos para Ciudadanos, pero se encontraron con dos obstáculos los últimos días de campaña. Por un lado, la publicación de unas grabaciones en las que su candidato a la presidencia del Gobierno, Diego Paños, insultaba gravemente al presidente del Tribunal Superior de Justicia, Joaquín Galve. Por el otro, una entrevista en El Mundo en la que Albert Rivera, su líder nacional, proclamaba que "País Vasco y Navarra deben unirse al régimen fiscal común".

El rechazo de Ciudadanos al sistema por el cual Navarra y las haciendas forales vascas recaudan sus impuestos y pagan al Estado por las competencias no transferidas ha sido una de sus banderas hasta ahora. Sin embargo, el acuerdo firmado con UPN para generar la plataforma Navarra Suma, con la que se presentarán a las elecciones generales y forales, recoge el compromiso de Ciudadanos de "respetar" el régimen foral de Navarra "tal y como viene definido en la Constitución".

Si existe algo que une a todos los partidos representados en Navarra, desde la derecha a la izquierda pasando por el nacionalismo de distinto signo, es la defensa del sistema fiscal de convenio que lleva a que Navarra recaude y gestione sus impuestos. Un sistema que hunde sus raíces en el siglo XIX —cuando Navarra dejó de ser un reino dentro de la Corona española—, sobrevivió los 40 años de dictadura y está recogido en la Constitución.

Después de remar contracorriente en su llegada a Navarra, Ciudadanos no solo ha cambiado de discurso con respecto al sistema foral, sino también de líder. Su candidato en 2015, Diego Paños, había sido anteriormente candidato de UPyD, y en ambos partidos había criticado la "opacidad" de la aportación navarra al Estado, cuya cuantía se negocia de manera bilateral entre ambos Gobiernos. Sin embargo, su actual líder, Carlos Pérez-Nievas, expresó desde su elección hace 3 años su adhesión al sistema foral, frente a las dudas que seguía despertando en el resto del partido.

Pérez-Nievas proviene de la extinta Convergencia de Demócratas de Navarra, un partido de corte regionalista escindido de UPN en 1994 y que formó parte del primer gobierno con consejeros nacionalistas vasco, entre 1995 y 96. La defensa del sistema foral fue uno de los pilares de ese partido, con el que Pérez-Nievas fue consejero de Educación en el gobierno de coalición con UPN entre 2007 y 2009. Él fue el promotor en esa cartera del primer Instituto Navarro del Euskera-Euskarabidea y el apoyo de CDN a cambiar la Ley del Euskera llevó al entonces presidente Miguel Sanz a romper el acuerdo de gobierno. Antes de la formación de Navarra Suma, Pérez-Nievas fue designado candidato a la presidencia del Gobierno sin necesidad de primarias. En el caso de la lista para el Ayuntamiento de Pamplona ni siquiera hay afiliados suficientes para unas primarias, por lo que la designación de Fernando Sesma, coordinador en la ciudad, se realizó de manera directa. Ahora UPN y Ciudadanos negociarán cómo se integran ambos candidatos entre los miembros de UPN y PP en las listas para el 26 de mayo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >