Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez anula la decisión que vetaba la candidatura de Coalición por Melilla en las municipales

La junta electoral de zona había excluido a la formación de los comicios locales al estimar que no cumplía los criterios de paridad

 El presidente de Coalición por Melilla (CPM), Mustafa Aberchán, el pasado martes en la sede del partido.
El presidente de Coalición por Melilla (CPM), Mustafa Aberchán, el pasado martes en la sede del partido. EFE

Coalición por Melilla, el principal partido de la oposición al Gobierno de Melilla y la formación con más apoyo entre los musulmanes de la ciudad, podrá presentarse a las municipales del 26 de mayo. El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de la ciudad autónoma ha aceptado el recurso presentado el miércoles por CpM contra la resolución de la junta electoral de zona que dejaba fuera de los comicios la lista cepemista porque la candidatura que incumplía paridad en las listas que establece la ley electoral.

"El juzgado ha dado la razón a los recurrentes y ha admitido la candidatura que Coalición presentó y en la que se subsanó el error", comenta Antonio Zapata, abogado del grupo. La sentencia, a la que ha tenido acceso EL PAÍS, no solo anula la resolución de la junta, sino que carga contra su propia actuación. El texto alude a la dejadez del órgano electoral, que debía haberse mantenido vigilante y haber advertido del error.

El líder de la CpM y candidato a la presidencia de la ciudad autónoma, Mustafá Aberchán, ha cargado duramente contra la resolución de la junta de zona, lo que calificó como "golpe a la democracia y a la participación" que "deja en evidencia la actitud de la junta". También acusó al PP local de orquestar un golpe a través de su vocal en la junta, quien, según la CpM, pretendía dejar sin alternativa de voto a una parte de la población melillense.

Según Aberchán, ha sido la actitud de la vocal del PP la que ha impedido resolver el asunto “de forma natural”. En una rueda de prensa ha denunciado la “actitud esquizoide” de la administración electoral por “castigar a 13 mujeres de una lista a ser elegidas y a un pueblo a votar”.
“El partido popular ha conseguido distraer a la población melillense del pucherazo en las elecciones”, ha dicho en referencia a los vídeos filtrados días antes de las elecciones generales en las que aparece el hijo del presidente local y asesor del grupo popular, Juan José Imbroda jr., cerrando presuntamente un trato para comprar votos a cambio de puestos de trabajo. El partido se plantea ahora denunciar el asunto ante los tribunales, según ha admitido Aberchán, que achaca al voto por correo la victoria del PP en la carrera por el escaño en el Congreso.

El pasado lunes, la junta de zona rechazó definitivamente la lista con la que Coalición concurría a los comicios por incumplimiento de la necesaria paridad entre sexos que establece la ley electoral. Según la norma, cada lista debe tener, al menos, una relación de 40%-60% entre mujeres y hombres. Además, en cada tramo de cinco candidatos, debe mantenerse esa proporción, por lo que tiene que haber tres mujeres y dos hombres, o viceversa. La lista presentada por CPM no incumplía los porcentajes, de hecho, según Aberchán, había más mujeres que hombres: 13 candidatas para 25 puestos.

"Nosotros creemos que si hay algunas militantes activas y guerreras esas son las mujeres", se defendía el líder, "de las cinco primeras que la ley exige, llevamos tres, y en los demás tramos, llevamos dos". Según la resolución del órgano electoral, el fallo se encontraba en el orden de los nombres en los dos últimos tramos: del 11 al 15 todos eran hombres y del 16 al 25 cuatro de las cinco candidatas eran mujeres.

En una primera revisión, la junta, que debe actuar de oficio ante cualquier error cometido por los representantes de los partidos, advirtió del fallo y dio un plazo de 48 horas para subsanarlo. El nuevo documento presentado mantenía el error. "Es cierto que hubo una irregularidad", se excusa Aberchán, "la cual se corrigió con el representante de nuestra candidatura y obtuvo el visto bueno de la secretaria judicial, que tampoco percibió que había que cambiar (de nuevo) una posición". El documento no revisado fue enviado como definitivo.

A partir de ahí, depositada la segunda lista, la junta decidió por unanimidad, con acuerdo de los dos únicos vocales de PP y PSOE, no proclamar la candidatura, tras haber agotado el plazo de 48 horas para enmendar el error. Esa misma noche, a tres minutos de la medianoche, la CpM presentó una nueva candidatura sin fallos que no fue admitida, pese a que la ley permite presentar un documento corregido el mismo día en que se notifica el error, según reza la sentencia.

Coalición por Melilla recurrió y la respuesta de la junta fue remitir la cuestión al juzgado competente. El vocal del PSOE sí expresó en un voto particular su disconformidad al entender que esa tercera lista sí había sido presentada a tiempo, pese a haberse pronunciado ya la junta.
"Con una llamada que hubiese durado cinco minutos se habría cambiado de posición a una señora para arriba o para abajo, y punto, sin introducir ni sacar a nadie", clama el candidato cepemista, "no se puede tomar una decisión tan drástica como dejarnos fuera de la campaña electoral".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información