Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El partido de Revilla se estrena y Coalición Canaria se refuerza

En Melilla, durante buena parte del escrutinio, Coalición por Melilla estuvo a punto de arrebatarle el escaño al PP

Revilla junto a José María Mazón, que será diputado del PRC en el Congreso. En vídeo, declaraciones de Arana Oramas (Coalición Canaria) tras conseguir dos escaños.

El Partido Regionalista de Cantabria (PRC) de Miguel Ángel Revilla se estrena en un Congreso fuertemente fragmentado. Este domingo por la noche seguía la duda —a la espera de los últimos datos del escrutinio— de si su escaño podría ser decisivo para asegurar una mayoría del Gobierno o irrelevante. Lo mismo ocurrirá con las dos diputadas de Coalición Canaria, un partido que resurge con fuerza en Tenerife, donde contaba solo con uno. En Melilla, durante buena parte del escrutinio, Coalición por Melilla estuvo a punto de arrebatarle el escaño al PP.

El PRC se estrena en la Cámara baja tras lograr 52.197 votos y cerca de un 15% de los sufragios, que le otorgaron el cuarto de los cinco escaños en liza en Cantabria. El partido de Revilla se había presentado en otras tres ocasiones a unas elecciones generales —en 1979 solo al Senado, y en 1993 y 2011—, pero en ninguna había conseguido representación. En esta ocasión, el candidato era José María Mazón, hombre de confianza del líder del partido que ocupó la Consejería de Obras Públicas del Ejecutivo cántabro en dos ocasiones. Deja fuera a Vox y a Podemos. El partido de Iglesias había logrado un escaño en la anterior cita electoral.

La sorpresa del PRC es doble, porque la decisión de presentar la candidatura fue tomada a última hora. El propio Revilla aseguró en febrero que su partido no tenía previsto concurrir a estos comicios, pero que el adelanto electoral había “alterado” sus planes. “A un mes de las elecciones autonómicas y municipales no podemos dejar las urnas sin la papeleta del partido porque eso generaría confusión entre nuestros votantes”, dijo. También entonces, el líder del PRC afirmó que sus diputados, de lograrlos, se decantarían de parte del bloque que “se comprometa a hacer algo en nuestra tierra”. Sin embargo, en tres legislaturas regionales ha mostrado una clara sintonía con el PSOE, con el que ha formado gobiernos de coalición.

También ha sido un éxito el resultado de Coalición Canaria, que ve cómo el único escaño con el que contaba hasta ahora, el de Ana Oramas, se convierte en dos tras doblar el número de votos. Ambas actas por Tenerife, donde hasta ahora era la cuarta fuerza política y ahora se ha convertido en la segunda, tras el PSOE.

Fuera queda el otro partido nacionalista de las islas, Nueva Canarias, que en los dos anteriores comicios había logrado un acta tras concurrir en coalición con el PSOE. En esta ocasión se presentaba en solitario únicamente por la provincia de Las Palmas. Pedro Quevedo —que en la pasada legislatura se convirtió en el diputado 176 que permitió a Mariano Rajoy aprobar dos presupuestos— obtuvo poco más de 36.000 votos, lejos de los necesarios para repetir escaño.

Melilla

 Más cerca de entrar en el Congreso ha quedado Coalición por Melilla, una formación localista con fuerte implantación en la comunidad musulmana de la ciudad autónoma que se presentaba por primera vez a unas elecciones generales. Poco más de 1.000 votos permitieron al PP mantener un escaño que durante buena parte del escrutinio parecía decantarse hacia la formación que lidera Mustafá Aberchán. Los populares, que en los anteriores comicios habían logrado casi el 50% de los votos, en esta ocasión salvaron el diputado con un 24%. La irrupción de Vox les arrebató cerca de 6.000 votos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información