Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Eurocámara advierte que Puigdemont no tendrá inmunidad para ir a Madrid a recoger el acta

Un escrito de los servicios jurídicos del Parlamento Europeo complica que el expresidente pueda ser eurodiputado

carles puigdemont
Carles Puigdemont, en un discurso que pronunció el pasado febrero. AP

El Parlamento Europeo complica el regreso de Carles Puigdemont a España en caso de que sea elegido en las próximas elecciones europeas. Un escrito de sus servicios jurídicos, al que ha tenido acceso este diario, señala que, como sostiene la Junta Electoral Central, es obligatorio que los cargos electos juren o prometan la Constitución en Madrid, y advierte de que no gozarían de inmunidad hasta el 2 de julio, cuando se constituye la nueva Eurocámara. Eso implica que Puigdemont correría el riesgo de ser detenido si viaja a Madrid a recoger su acta, dado que carecería de protección legal.

La cuestión fue planteada a los servicios jurídicos del hemiciclo por el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, el pasado 25 de marzo. Trataba así de clarificar las dudas que generaba en la institución la situación del candidato de Junts per Catalunya, con una orden de detención pendiente de resolver en España. La defensa del expresidente catalán, encabezada por el letrado Gonzalo Boye, insistió en que la inmunidad entraría en vigor desde el momento en que fuera elegido en las urnas, lo que llevó a Puigdemont a plantear un hipotético regreso. “Si tengo el acta de eurodiputado, vuelvo a Cataluña”, afirmó. Contactado por este periódico, Boye ha eludido hacer declaraciones sobre la postura de los servicios legales.

El texto de la Eurocámara, de cuatro páginas, reconoce el derecho de los candidatos con órdenes de detención pendientes a concurrir a las elecciones europeas, pero insiste en que "su presencia en Madrid es necesaria para poder prometer la Constitución española y ser incluido en la lista que comunicarán las autoridades españolas al Parlamento Europeo". Además añade que si el político fugado en Waterloo fuera arrestado cuando se disponga a recoger el acta, "las autoridades judiciales españolas tendrían que autorizar que pudiera cumplir los trámites". Puigdemont quedaría así a expensas de un improbable permiso de la justicia española para aceptar el cargo y ser eurodiputado.

La Eurocámara zanja de este modo la controversia sobre la posibilidad de que el político gerundense pudiera pasearse libre por España después de las elecciones del 26 de mayo. Y concluye que el expresidente no podrá disfrutar de una eventual inmunidad sin pasar antes por Madrid aunque obtenga los votos suficientes para ser eurodiputado.

Su entrada en el hemiciclo era ya, antes de la respuesta de los servicios jurídicos, una incógnita. Los estudios del Parlamento Europeo, basados en encuestas nacionales, dejan a Junts per Catalunya fuera de la Cámara en los próximos comicios. Y la ruptura de la coalición que el PDeCAT mantenía con el PNV en las últimas citas con las urnas, debido a las cada vez mayores diferencias entre los dirigentes vascos y Puigdemont, complican que este se haga con un escaño.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información