Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rivera denuncia a la izquierda ‘abertzale’ por delito de odio en su mitin en Rentería

El candidato de Cs acusa a Sortu de estar detrás de los incidentes en su acto de campaña

Albert Rivera con Maite Pagazaurtundúa, candidata de Cs al Parlamento Europeo.

Tres días después del accidentado mitin de Ciudadanos en Rentería (Gipuzkoa), en el que varios centenares de radicales trataron de boicotear el acto, Albert Rivera presentó este miércoles una denuncia en la Fiscalía contra la izquierda abertzale por delito de injurias, calumnias y de odio. El escrito, que firma el propio Rivera, sostiene que los abucheos, insultos y caceroladas en torno a su acto de campaña no fueron espontáneos, sino “una clara maniobra organizada del entorno de la izquierda abertzale”. El líder de Cs apuntó a Sortu y Bildu.

No era lo previsto inicialmente, porque el partido temía que pudiera interpretarse como un acto electoralista, pero después de estudiar de dónde salieron los mensajes de la convocatoria de la protesta contra su mitin, la dirección cambió de criterio. “Hemos encontrado algo novedoso y relevante. Hay un vínculo entre los que organizan actos de homenaje a asesinos y revientan actos de Ciudadanos”, sostuvo Rivera a las puertas de la sede de la Fiscalía General del Estado en Madrid, adonde acudió para presentar su denuncia. “Que la Fiscalía tire del hilo”, pidió.

“La izquierda abertzale está detrás”, subrayó Rivera, que citó a “los señores de Sortu y Bildu” e insistió en la idea de la “concertación” y de que no se trató de un acto espontáneo de protesta. “Tenemos decenas de pruebas”. “No es casualidad lo que pasó en Rentería”, incidió.

La denuncia afirma que desde el comienzo del acto hasta después de que acabara, los dirigentes de Ciudadanos y asistentes al mitin sufrieron “insultos de todo tipo, amenazas de muerte, injurias y claras expresiones de odio” tales como “fuera fascistas”, “hijos de puta”, “os tendrían que haber matado”, y “os tenemos en la mira”. Durante el mitin, las caceroladas “trataron de interrumpir y evitar la celebración del acto político”, insiste el escrito. “Alberto Carlos, no vengas a tocarlos”, decía una de las pancartas que les dio la bienvenida y que la denuncia aporta también como prueba documental. No es tanto lo problemático la leyenda sino la imagen, en la que aparece Rivera boca abajo con una mancha roja en la nariz.

La denuncia responsabiliza específicamente de la autoría a Ernai (Asociación Juvenil Revolucionaria de la Izquierda Abertzale) que, según dice el escrito, aparece en la hemeroteca en 2013 como heredera de los movimientos Segi y Jarrai, que fueron ilegalizados por su vinculación con el mundo proetarra. “Con una clara marca, identificación de imagen, simbología y organización sistemática en todos los actos de comunicación que realizan, ya sea por medio de redes sociales, medios de comunicación o actuaciones de movilización de sus seguidores, tienen como un claro fin el de estigmatizar, acosar, injuriar, amenazar a los electores constitucionalistas”, dice la denuncia sobre esta asociación juvenil.

Ciudadanos aporta capturas de tuits de esta asociación, así como de Sortu, que llaman a “plantarles cara”. “Hoy los fascistas andan en Euskal Herria. Abascal, Rivera y Casado no son bienvenidos”, dice por ejemplo un mensaje de Sortu en su cuenta de Twitter el 13 de abril, un día antes del acto.

El partido argumenta que las amenazas contra Rivera y Ciudadanos “pueden llegar a herir la sensibilidad de la población creando un clima de miedo a expresar ideas políticas”. “Acabamos con el terrorismo, pero el nacionalismo sigue en una acción concertada para señalar a los demócratas”, defendió este miércoles Rivera. A su lado, Mayte Pagaza, candidata de Cs al Parlamento Europeo —que tuvo una enérgica intervención en Rentería,— reclamó a Podemos y el PNV que les pidan disculpas: “Quien no está con el acosado, está con el acosador”.

Ciudadanos no tiene representación en el Parlamento Vasco y en las pasadas elecciones generales no llegó al 4% de voto en Euskadi. El mitin del domingo se enmarca en lo que el partido denomina “gira por la libertad”.

Fe de errores

En una versión anterior de este artículo se decía por error que en una de las pancartas Albert Rivera aparecía con una mancha roja en la frente, cuando la mancha roja está en la nariz.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >