Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL JUICIO DEL PROCÉS

Los antidisturbios de la Policía apuntalarán el relato de la violencia el 1-O

El juicio del 'procés' inicia su décima semana en el Tribunal Supremo

La policía interviene en el centro Ramon Llull de Barcelona el 1-O. En vídeo, el día del referéndum ilegal resumido en cuatro minutos.

El juicio sobre la tentativa secesionista catalana del otoño de 2017 no para por Semana Santa. La vista oral se reanuda hoy en el Tribunal Supremo con la declaración como testigo del mando de la Guardia Civil que ejerció como secretario de los 31 atestados que constan en la causa. Tras su testifical, por el salón de Plenos está previsto que pasen a declarar 60 agentes de la Unidad de Intervención Policial —UIP, antidisturbios— de la Policía Nacional que actuaron contra el referéndum ilegal del 1-O en las principales ciudades catalanas.

Desde este lunes hasta el próximo miércoles, el juicio del procés estará centrado en la declaración de los agentes antidisturbios de la Policía Nacional que intervinieron el 1 de octubre de 2017. La labor de estos efectivos especializados en orden público y control de masas consistía en facilitar la entrada en los colegios electorales a los agentes de policía judicial encargados de cumplir la orden del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña de impedir el referéndum ilegal de autodeterminación. Su ámbito de actuación esa jornada eran las cuatro capitales y las principales ciudades catalanas.

Previsiblemente, los agentes y mandos de la UIP, muchos de los cuales resultaron lesionados, ahondarán en el relato de violencia y altercados graves que ya describieron en las semanas anteriores sus compañeros que actuaron de paisano en los centros de votación. En numerosos colegios, los policías fueron recibidos, según su testimonio, con "hostilidad" por "murallas humanas" que trataban de impedirles el acceso a las urnas y el material electoral. En algunos centros, la acumulación de manifestantes aconsejó a los agentes no intervenir para evitar males mayores. Todo ello sucedió, han coincidido los agentes estatales, ante la pasividad de los Mossos d’Esquadra.

Las defensas de los 12 acusados por rebelión, sedición o malversación, encabezados por Oriol Junqueras, centrarán sus esfuerzos en presentar la actuación de los antidisturbios como una agresión injustificada a los ciudadanos concentrados en los colegios para votar en el referéndum ilegal. También harán hincapié en la ausencia, en los casos de incidentes más graves, de grabaciones oficiales de la Policía. Y presentarán la actuación de los agentes enviados por el Gobierno como una iniciativa unilateral al margen de los protocolos pactados con la policía autonómica catalana.

La décima semana del juicio arrancará con la declaración del mando de la Guardia Civil que ejerció como secretario de los atestados de las causas del procés, cuya declaración quedó suspendida por indisposición el pasado 26 de marzo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información