Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno defiende la figura del relator y la oposición convoca protestas en las calles

Varios dirigentes socialistas critican la figura aceptada por el Ejecutivo

En foto, Carmen Calvo en una rueda de prensa esta mañana. En vídeo, el Gobierno se explica con la polémica del "relator".

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha defendido este miércoles la figura de un "relator" en la mesa de partidos para hablar del problema de Cataluña, mientras que PP y Ciudadanos están convocando protestas en las calles para echar a Sánchez del Gobierno. Ante las críticas generalizadas no solo de la oposición, sino incluso dentro del PSOE, Calvo ha tratado de minimizar esta figura, de la que el Gobierno no había ofrecido ninguna información hasta ayer martes, cuando se dio a conocer justo al día siguiente de que Esquerra Republicana de Catalunya anunciara la presentación de una enmienda a la totalidad de los Presupuestos. "No es un mediador, no hay un conflicto internacional. Hay una mesa donde se van a sentar los partidos en Cataluña que utilizará a una persona para ayudar a organizar y a negociar. No tiene más trascendencia. Nada más", ha insistido una y otra vez la vicepresidenta, que tampoco ha querido decir nada sobre el documento con las 21 exigencias que Torra planteó a Sánchez que precisamente este martes hizo público la Generalitat. "Para nosotros no existe porque nunca lo hemos negociado. Solo existe la declaración de Pedralbes, que es la que pactamos", ha insistido.

En una mañana llena de comparecencias, el líder del PP, Pablo Casado, ha anunciado que no descarta presentar una moción de censura si Pedro Sánchez no rectifica lo que ha definido como una "alta traición a España". En principio, no cuenta con los apoyos para que salga adelante. Ciudadanos, el otro gran partido en la oposición, prefiere seguir presionando al presidente del Gobierno para que convoque elecciones cuanto antes. "Hay que crear un frente cívico frente a Sánchez", ha pedido Rivera, que ha comparecido dos veces en la mañana y se ha adelantado al PP convocando una manifestación para este domingo en Madrid. Los populares han solicitado permiso para realizar una concentración en la Plaza de Colón para este mismo día, el domingo, a las 11.00. Vox se ha sumado a la protesta.

Calvo, que ha sido entrevistada en la Ser y después ha convocado una conferencia de prensa en La Moncloa, ha tratado de desviar en todo momento la presión hacia la oposición, sobre todo hacia Ciudadanos, por no acudir a la mesa de partidos que ya se ha organizado en Cataluña, y defendió la trayectoria del PSOE en este asunto: "Las derechas de este país hace años que viven de este conflicto. Pero no ayudan a resolverlo. Cuando hubo una crisis de verdad estuvimos donde había que estar. Somos un partido que no tiene nada que demostrar. Nosotros jamás hemos comprado nada de la tesis independentista. ¿Es tan difícil que Ciudadanos vaya a la mesa de partidos?", ha planteado.

Sin embargo, cuando la conversación volvía sobre el relator, Calvo mostraba una y otra vez la confusión que este asunto ha generado dentro del propio Gobierno y las dudas sobre cómo llevarlo a cabo. La vicepresidenta asegura que no está claro quién será, "tendrán que decidirlo los partidos, aunque a nosotros nos gustaría que fuera alguien del ámbito catalán" y se ha mostrado muy molesta porque se haya centrado el debate en esa cuestión: "hay que mirar la Luna y no el dedo", señaló.

El asunto ha generado una polémica interna importante. La vicepresidenta se molestó con las palabras de Soraya Rodríguez, exportavoz del PSOE, y la acusó de no haber entendido nada. Pero la crisis sigue. El presidente de Castilla-La Mancha, el socialista Emiliano García-Page, fue muy claro en Onda Cero: "No lo entiendo. Le pido al Gobierno de España que se mantenga en su sitio en la defensa de la Constitución. Si se trata de tener a alguien de testigo porque no se fían unos de otros, que hablen en el Parlamento, que estamos todos de testigos", lanzó. En la misma línea, el presidente de Aragón, Javier Lambán, ha considerado a través de Twitter que "aprobar un presupuesto no justifica cesiones que pongan en cuestión la Constitución, la unidad de España, el Estado de derecho ni la decencia". "Estoy seguro de que Pedro Sánchez no cederá a chantajes de los independentistas, cáncer de la democracia con el que hay que acabar".

La portavoz parlamentaria de Unidos Podemos, Irene Montero, ha valorado positivamente que se pueda introducir la figura del relator en la negociación entre el Gobierno y la Generalitat si sirve para "clarificar" el diálogo y ha rechazado las fuertes críticas por parte de PP y Ciudadanos, señalando que un mediador "no pone en riesgo la democracia".

La aceptación de un relator para las conversaciones entre los partidos se ha producido un día después de que ERC anunciase una enmienda a la totalidad de los Presupuestos, lo que podría acortar la actual legislatura, una iniciativa a la que es probable que se sume el PDeCAT. Al preguntarle sobre esta sucesión temporal y si desde el Gobierno se considera una casualidad, Calvo ha constestado. "Pues no lo sé".

En la última reunión entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente de la Generalitat, Quim Torra, que tuvo lugar en Barcelona el pasado 20 de diciembre, Torra entregó a Sánchez un documento con 21 puntos para abordar una solución al conflicto catalán. En este documento, difundido este martes, la Generalitat insistía en la necesidad de "reconocer y hacer efectivo el derecho a la autodeterminación del pueblo de Cataluña", y pedía una "mediación internacional que ha de facilitar una negociación en igualdad". Precisamente, esta mediación es la que los partidos independentistas exigen ahora como condición para retirar la enmienda a la totalidad a los Presupuestos Generales del Estado.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información