Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez tilda de “monólogo fuera de la Constitución” los 21 puntos de Torra y le insta “al diálogo real”

El presidente acusa a Ciudadanos de "abrazar las tesis de la ultraderecha" en Andalucía en su balance de final de año

En vídeo, Pedro Sánchez en su comparecencia posterior al Consejo de Ministros. Vídeo: Atlas

La crisis en Cataluña lo sobrevuela todo y, como no podía ser de otra forma, también ha acaparado la atención en el balance que Pedro Sánchez ha realizado de sus primeros siete meses de Gobierno tras el último Consejo de Ministros del año. El repaso del presidente a las principales medidas de su mandato, como la subida del salario mínimo, la recuperación de la sanidad universal, la reversión de los recortes en educación, la revalorización de las pensiones, los nuevos derechos reconocidos a los autónomos y la condición de España de ser la principal economía de la UE que más crece ha quedado deslucida con el conflicto territorial. El ánimo de Sánchez es claro: diálogo dentro de los cauces legales y sin vincularlo a los apoyos para lograr la aprobación de los Presupuestos de 2019. El Ejecutivo "aspira y va a trabajar para aprobarlos" pese al revés de este jueves en el Senado, donde no sacó adelante la senda de déficit. 

"Dentro de la Constitución y del Estatuto podremos hablar de cómo encontrar una solución. Fuera de ella nada", ha sido rotundo el presidente, que no ha otorgado ninguna consideración a los 21 puntos —como la mediación internacional que el president de la Generalitat, Quim Torra, le presentó en la reunión que mantuvieron la semana pasada en el Palacio de Pedralbes de Barcelona. "Lo demás son monólogos. Fuera de la Constitución es un monólogo", ha sentenciado en una alusión implícita a la celebración de un referéndum de autodeterminación. El Gobierno no contempla semejante escenario y propone como alternativa el reforzamiento del autogobierno catalán. Sánchez ha puesto en valor el acuerdo conjunto consensuado con la Generalitat, que a su entender "dice cosas muy sencillas, básicas, y son los fundamentos de diálogo". Acto seguido, ha realizado la siguiente petición a Torra: "Hay que pasar de la voluntad de diálogo al diálogo real". Sánchez ha incidido en que en Cataluña no habrá una solución política "hasta que no haya un gran acuerdo que trascienda los bloques" en que se separan el nacionalismo catalán y los denominados partidos constitucionalistas. Entretanto, el Gobierno se compromete a "apuntalar la convivencia".

"Ciudadanos abraza las tesis de la ultraderecha"

Andalucía también se ha ganado un espacio en el debate nacional. La relación de Ciudadanos con el PP y sobre todo con Vox, cuyo apoyo es clave para poner punto y final a los 36 años de gobiernos consecutivos del PSOE en la Junta —el primer episodio se produjo este jueves con el Parlamento autonómico controlado por la derecha y presidido por el partido de Albert Rivera—, marcará la estrategia de los socialistas en los menos de cinco meses que faltan para las elecciones autonómicas, municipales y europeas del 26 de mayo. "Estar al mismo tiempo en el sentido común y con los extremistas no es posible. Ha llegado el momento de que los partidos decidan donde están: Ciudadanos abraza las tesis de la ultraderecha y se apoya en la ultraderecha para gobernar en Andalucía. Espero que los españoles tomen nota", ha cargado Sánchez. El presidente ha afirmado que intervendrá si se "pone en cuestión la seguridad de las mujeres" mediante cambios como la ley de violencia de género que reclama Vox.

La contundencia de sus palabras busca movilizar al electorado tradicional del PSOE y evitar el trasvase de votos a Ciudadanos que tuvo lugar en las elecciones del 2 de diciembre en las elecciones andaluzas. "Quien ha descartado pactar con el PSOE es Ciudadanos. No deja de ser sarcástico que sea Ciudadanos quien pida a la primera fuerza política la abstención. El debate tiene que ser otro: Por que propugnándose como un proyecto europeísta se gobierna en Andalucía con un partido anticonstitucionalista", ha insistido Sánchez. El presidente no se declara optimista en la mejora de relaciones con el líder del PP, Pablo Casado, con el que La Moncloa anunció la ruptura de relaciones el pasado octubre después de que Casado acusara a Sánchez de ser "partícipe de un golpe de Estado" en Cataluña. Para Sánchez, la relación no solo no ha mejorado si no que ha ido a peor. "No ha habido evolución sino involución. Me gustaría tener una relación normalizada con el principal partido de la oposición. Dos no bailan si uno no quiere", ha asentido. El presidente del Gobierno ha advertido al PP de que su trato a Vox tensará aún más la situación política: "El PP parece decidido a extremar sus posiciones. Si consideran que van a moderar a la ultraderecha se equivocan". Frente al acuerdo entre los tres partidos que el PP pretende aplicar en el resto del país, Sánchez ha criticado al denominado Three Party —juego de palabras que se asemeja al Tea Party de EE UU— por "el oportunismo y el extremismo nocivos" que en el PSOE atribuyen a toda alianza con Vox.

Vocación de "agotar la legislatura"

Todas las opciones están sobre la mesa como reconocen cuadros de distinto rango tanto del Gobierno como del PSOE, pero la intención de Pedro Sánchez es retardar en lo posible la convocatoria de elecciones generales. "La vocación del Gobierno de España es agotar la legislatura", ha respondido a la pregunta concreta de si contemplaba hacerlas coincidir con las autonómicas, municipales y europeas del 26 de mayo.

El superdomingo electoral, aparte del reto logístico que supondría con hasta seis urnas por mesa electoral, cuenta con el rechazo frontal de los líderes territoriales del PSOE que presiden siete gobiernos autonómicos. La opción es del agrado en el círculo más cercano al presidente. Sus argumentos son que así se tendría garantizada la movilización del partido, incluso por parte de aquellos secretarios generales regionales más distanciados con Sánchez, y que en caso de que hubiera un mal resultado este sería compartido.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >