Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Admitida una querella contra Baltasar Garzón por prevaricación en el ‘caso Gürtel’

El condenado Pablo Crespo denuncia que el juez inhabilitado manipuló el reparto de asuntos para instruir la causa

Baltasar Garzon
El exjuez Baltasar Garzón, en un acto en la Casa de América, este mes. EFE

El juez de Madrid Esteban Vega ha admitido a trámite una querella contra el juez inhabilitado Baltasar Garzón por prevaricación por supuestamente manipular las normas de reparto de la Audiencia Nacional para atribuirse la investigación del caso Gürtel de corrupción. La querella ha sido presentada por la defensa de Pablo Crespo, el número dos de la trama corrupta y se basa en la grabación de la comida que Garzón y la ministra de Justicia, Dolores Delgado –entonces fiscal de la Audiencia Nacional– mantuvieron en octubre de 2009 con el comisario José Villarejo.

En esa grabación, realizada por el propio Villarejo, se escucha al comisario hoy encarcelado decir lo siguiente: “En el 2008, comimos Balta [Garzón], Juan Antonio [González, comisario general de Policía Judicial], el Oli [José Luis Olivera, jefe de la UDEF] y yo, preparando lo de la Gürtel, en agosto”. Esta frase lleva al abogado de Crespo, Miguel Durán, a reforzar su tesis de que Garzón vulneró las normas de reparto de asuntos para quedarse con la investigación sobre corrupción en el PP que el pasado julio le costó el Gobierno a la formación conservadora.

Garzón, que en febrero de 2012 fue condenado a 12 años de inhabilitación por el Tribunal Supremo por ordenar escuchas en prisión a los líderes de la trama Gürtel con sus abogados, “se habría irrogado para sí una causa diseñada y preparada extraprocesalmente para que él mismo instruyera”, señala la querella. El magistrado, afirma la defensa de Crespo, “asumió de forma totalmente injusta, tanto en una dimensión formal (por vulnerar las normas de reparto de la Audiencia Nacional) como material (por instruir una causa que había sido previamente confeccionada para él)”.

Para Durán, estos audios ponen de manifiesto una presunta "confabulación instrumentada por el exmagistrado Baltasar Garzón, quien, junto con algunos mandos de la Policía, construyeron una causa ad hoc con la finalidad de perjudicar al Partido Popular". Este letrado y otras defensas en el caso Gürtel han denunciado durante todo el procedimiento que las normas de reparto de la Audiencia Nacional fueron manipuladas para que la investigación de las actividades de la trama Gürtel recayese en el Juzgado Central de Instrucción número 5, que entonces dirigía Garzón.

El juez Vega, titular del Juzgado de Instrucción número 50 de Madrid, con sede en la Plaza de Castilla, admite a trámite la querella y le pide al Consejo General del Poder Judicial que informe si Garzón, pese a estar inhabilitado como magistrado permanece como aforado ante el Supremo. Además, reclama a la Audiencia Nacional una copia de las normas de reparto de asuntos de los Juzgados Centrales de Instrucción en el año 2008.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información