Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE da muestras de nerviosismo por el fracaso andaluz y la tensión en Cataluña

Sánchez ha convocado este miércoles en La Moncloa a los líderes territoriales de las comunidades autónomas donde los socialistas no gobiernan

El presidente, Pedro Sánchez, este martes en Marrakech.
El presidente, Pedro Sánchez, este martes en Marrakech. EFE

Muestras de nerviosismo en el PSOE por los resultados en Andalucía y las tensiones relacionadas con Cataluña. Las causas del fuerte retroceso de los socialistas en Andalucía son variadas, pero una de ellas ha sido la política del Gobierno respecto a Cataluña y el hecho de que Pedro Sánchez ganara la moción de censura con los votos de los partidos independentistas catalanes. Este ha sido el bronco debate que este martes han suscitado algunos diputados del PSOE, en una reunión a puerta cerrada, en el que subyace el temor a que la pérdida de apoyo se traduzca también en las elecciones locales, autonómicas y europeas de mayo. Sánchez afronta este miércoles su primer debate sobre Cataluña con ese estado de ánimo en su partido.

Algunos diputados socialistas no quisieron poner fin a la reunión de su grupo parlamentario en el Congreso, que celebran habitualmente los martes para preparar los temas del pleno, sin debatir sobre el resultado de las elecciones andaluzas del 2 de diciembre. La más explícita fue la diputada Soraya Rodríguez, exportavoz del grupo, que consideró que su partido ha sufrido un fuerte revés cuyas causas pueden ser diversas, aunque una de ellas apunta directamente a la política nacional y al hecho de que el PSOE gobierne en España con los apoyos de los partidos independentistas. Pero hubo otras voces partidarias de abrir ese debate: el expresidente de Castilla-La Mancha José María Barreda; la presidenta de la comisión de Justicia, Isabel Rodríguez; el diputado Odón Elorza —afín a Pedro Sánchez, aunque partidario de no rehuir ese análisis poselectoral— y el diputado andaluz Antonio Pradas, uno de los parlamentarios más cercanos a la presidenta andaluza, Susana Díaz. “El debate sobre si el PSOE podía recibir los votos del independentismo secesionista, que se ha saltado la legalidad, fue el debate de nuestras primarias”, rememoró Soraya Rodríguez.

“Quienes pensábamos que no podíamos aceptarlos perdimos democráticamente, pero esta es la primera vez que hablan los votantes desde que llegamos al Gobierno y eso requiere una reflexión de calado”, opinó la vallisoletana. Con la intervención de Rodríguez y de los diputados que estuvieron del lado de Susana Díaz frente a a Pedro Sánchez, ha emergido el malestar por aceptar los votos de ERC y PDeCAT, decisión que todos los días el PP y Ciudadanos reprochan al Gobierno.

El sentir del PSOE andaluz traslució también en la intervención de Antonio Pradas. “Los socialistas andaluces hemos sido muy respetuosos y solidarios con la política territorial que ha hecho el Gobierno y lo seguiremos siendo si a partir de ahora hace cosas distintas”, dijo Pradas, según asistentes a la reunión. Con esta apreciación sutil el diputado andaluz anticipa que quizá a partir de hoy el presidente del Gobierno encare la relación con los nacionalistas catalanes con un grado mayor de exigencia.

Sánchez convoca a parte de los líderes territoriales del PSOE

La escalada de la tensión en Cataluña y el fiasco en las elecciones andaluzas, en las que el PSOE firmó su peor resultado y afronta la pérdida de la Junta después de 36 años de gobiernos consecutivos, han llevado a Pedro Sánchez a convocar este miércoles a las 14.30 en La Moncloa a los secretarios generales de aquellas comunidades autónomas en las que los socialistas no gobiernan.

Aunque el motivo de la reunión no se ha especificado a los líderes territoriales invitados, las fuentes del partido consultadas comparten que los dos principales temas de actualidad marcarán la cita. En especial el temor al impacto que el conflicto catalán y la relación con los independentistas puedan tener en las elecciones autonómicas y municipales del 26 de mayo.

El análisis de las causas detrás del resultado en Andalucía y su extrapolación a las 14 autonomías donde habrá elecciones será el otro tema prioritario que marcará el encuentro, convocado con discreción en las últimas horas. Será la principal reunión de secretarios generales del PSOE desde la que mantuvieron antes del comité federal de noviembre del año pasado en Alcalá de Henares (Madrid).

La preocupación por la apuesta del president de la Generalitat, Quim Torra, por la vía eslovena para lograr la independencia de Cataluña ha provocado que algunos de los principales barones del PSOE incidan los últimos días en la distancia que les separa de los secesionistas. En una posición más complicada queda el Gobierno, que necesita a PDeCAT y ERC para aprobar los Presupuestos de 2019.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha alertado sobre la “amenaza” que el independentismo supone para el constitucionalismo y la soberanía nacional, al mismo tiempo que apelaba a la Ley Fundamental para “combatir cualquier tipo de locura”. Javier Lambán, presidente de Aragón, considera que el independentismo “es un disolvente letal de la democracia y la convivencia. No cabe pactar con él. Solo cabe combatirlo mediante la ley y la verdad”. El dirigente maño considera a Torra un "personaje estrafalario y fascistoide" cuya apelación al ejemplo a seguir de Eslovenia —que se separó de la antigua Yugoslavia tras una guerra de 10 días que dejó casi un centenar de muertos— "merece una respuesta muy contundente del resto de los poderes públicos españoles".

Diferencias con la ministra de Transición Ecológica por la caza

Emiliano García-Page envió este martes una carta a la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, partidaria de la prohibición de la caza, en la que le recuerda la importancia que tiene para el "sostenimiento del ecosistema" además de su impacto económico. El presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ya señaló el fin de semana que en unas semanas habrá una nueva ley de caza pactada con la federación. "Hay más de 100 ganaderías de reses bravas en Extremadura. Por algo será. La mejor Escuela Taurina. La primera Feria del Toro", reivindicó.

“La caza es una de las actividades en el ámbito rural más extendida en Castilla-La Mancha y su ejercicio tiene una notable incidencia en el medio rural, natural y social. El aprovechamiento cinegético supone, por otra parte, una fuente de recursos que contribuye al desarrollo socioeconómico de las zonas rurales", recoge la misiva firmada por García-Page, en la que también destaca que contribuye al "mantenimiento" de las poblaciones animales autóctonas y de la cubierta vegetal.

El presidente de Castilla-La Mancha recalca cómo el sector genera 24.000 empleos al año en la región, 10.000 de ellos directos, y aporta más de 364 millones de euros al PIB regional (un 2% del total) así como ocho millones de recaudación mediante tasas e impuestos. Con 106.000 licencias, la caza tiene una "especial incidencia" en el turismo rural, gastronómico y artesanal.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información