Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rivera ofrece a Sánchez un pacto conjunto de 155 y elecciones

Ciudadanos forzará que el PSOE se pronuncie sobre la intervención en Cataluña con una votación en el Congreso la semana próxima

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, con miembros de la dirección del partido.

Albert Rivera ofrece a Pedro Sánchez consenso para aplicar el artículo 155 en Cataluña, pero quiere que el acuerdo entre los partidos constitucionalistas incluya la convocatoria de elecciones generales. El pacto que propone el líder de Ciudadanos al presidente del Gobierno sería un paquete de 155 y elecciones, porque “Sánchez no puede ser el presidente que aplique a largo plazo la Constitución en Cataluña”, ha argumentado Rivera ante sus diputados en la reunión de su grupo parlamentario. El PSOE, el PP y Ciudadanos se comprometerían a prolongar la intervención de Cataluña mediante  este artículo constitucional después de las elecciones, apoyando a quien las ganara. Rivera forzará además a que el Gobierno socialista se pronuncie sobre la aplicación del 155, al llevar al pleno una votación en el Congreso la semana próxima sobre la intervención de dicha comunidad.

La proposición no de ley de Ciudadanos que el partido ha logrado que se debata la semana que viene en el Parlamento insta al Gobierno de España "a realizar el requerimiento previo al presidente de la Generalidad de Cataluña que contempla el artículo 155 de la Constitución". Es una iniciativa sin fuerza de ley, pero con valor político. Si saliera adelante, sería un mandato del Congreso al Gobierno para poner en marcha de nuevo este precepto constitucional. La Cámara baja ya rechazó el pasado octubre dos mociones de PP y Ciudadanos que pedían la aplicación de dicho artículo.

Ahora, Rivera vuelve a contar con los votos del PP (171 escaños), pero el PSOE puede conseguir que no salga aprobada como en octubre con la mayoría que apoyó la moción de censura (180 diputados) contra Mariano Rajoy. Ciudadanos cree, no obstante, que los socialistas quedarán en esta votación en una situación complicada, porque tendrían que votar en contra para que no saliera adelante (no sirve la abstención) y eso sería lanzar un mensaje de supuesta debilidad ante el enrarecimiento de la situación en Cataluña. Ayer el Ejecutivo de Pedro Sánchez avisó a la Generalitat de que enviará a la Policía Nacional si no es capaz de garantizar la seguridad.

El líder de Ciudadanos aprieta al PSOE, al que además cree que le está pasando factura electoral su presunta tibieza con los independentistas, y ha elevado el tono un grado más. Este martes ha hablado de que los golpistas tienen que "claudicar ante la democracia" y que tiene que haber "vencedores y vencidos", siendo los vencedores los constitucionalistas y los vencidos los separatistas. También responsabiliza al presidente del Gobierno de lo que pueda ocurrir en Cataluña por no actuar. "Pedro Sánchez será el responsable de todo lo que ocurra a partir de ahora en Cataluña".

Rivera considera que las cartas enviadas por el Gobierno central al de Cataluña son una medida sin utilidad. También cree que la solución que plantea el PP, utilizar la Ley de Seguridad Nacional para tomar el control de los Mossos, es un parche. La cúpula de Ciudadanos se queja de que La Moncloa no tenga un mínimo contacto con los constitucionalistas sobre la situación en Cataluña. Rajoy sí informaba a Rivera, pero con el Gobierno del PSOE ahora no hay comunicación, resaltan fuentes del partido.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información