Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El directivo de la Junta que gastó dinero público en prostíbulos dice a la juez que lo devolvió de su bolsillo

La presidenta andaluza pide al PP que no ataque a su Gobierno con "casos de hace 10 ó 15 años"

El exdirector de la extinta Fundación Andaluza Fondo Formación y Empleo (Faffe), Fernando Villén a su salida del juzgado de Sevilla.
El exdirector de la extinta Fundación Andaluza Fondo Formación y Empleo (Faffe), Fernando Villén a su salida del juzgado de Sevilla. EL PAIS

Fernando Villén, exdirector de la extinta Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (Faffe) ha comparecido este jueves para explicar ante la juez el gasto de 31.969 euros en locales de alterne a cargo de una tarjeta de representación de la entidad entre los años 2004 y 2009. Villén ha asegurado que cargó “por una confusión” esas cantidades a la tarjeta de la entidad, dependiente de la Consejería de Empleo, en lugar de a la suya personal, pero que las devolvió inmediatamente después con su propio dinero conforme esos pagos se iban realizando. Este escándalo se ha convertido en una de las principales bazas políticas con las que cuenta el PP ante la contienda electoral en la comunidad que ya fue esgrimida el pasado miércoles por su líder nacional, Pablo Casado, en el Congreso. Hoy Susana Díaz ha pedido a los populares que no ataquen a su Gobierno con casos del pasado.

En su comparecencia, que se ha prolongado casi una hora y ha sido promovida por la Junta de Andalucía y el PP, personados en la causa, el exdirectivo ha reconocido que su conducta fue “indecorosa”. Villén, que solo ha respondido a las preguntas del fiscal y de su defensa, ha explicado que él utilizaba la tarjeta por motivo de la actividad comercial que desarrollaba dentro de la Faffe en virtud de un acuerdo del patronato de la fundación que le obligaba a obtener parte de los ingresos al margen de los fondos públicos —captó 40 millones de euros—, pero desvinculó esas funciones de captación de recursos de los desembolsos en locales de alterne.

La Unidad Central Operativa de la Guardia Civil (UCO), que investiga el supuesto uso fraudulento de las tarjetas de la Faffe, confirma en su último atestado, que dio a conocer el PP horas antes de que se fijara la fecha de las elecciones andaluzas, la existencia de hasta ocho tarjetas bancarias con las que se habrían gastado casi 32.000 euros en 12 fiestas en prostíbulos de las provincias de Sevilla, Cádiz y Córdoba. Tres de esas ocho tarjetas se habrían utilizado para hacer 43 gastos en 12 días concretos entre 2004 y 2009. Además de esa cantidad, otros 19.000 euros se habrían abonado en concepto de peajes, 22.000 en restaurantes, 1.800 en hoteles y otros 4.300 en gastos sin justificar. Los abogados de Villén han explicado que su defendido únicamente utilizó una tarjeta, que es a la que se cargaron los gastos en puticlubs.

Además de esos 32.000 euros, se investigan otros 14.737 que Villén desembolsó en el pub Don Angelo, un conocido club de alterne de la capital andaluza el 22 de marzo de 2010, justo el mismo día en el que, el entonces presidente de la Junta, José Antonio Griñán, destituía al consejero de Empleo Antonio Fernández (ambos imputados en el caso de los ERE). Dos días después, un hombre regresaba al local y abonaba en metálico esa cantidad. Este hecho dio lugar a la creación de una comisión de investigación en el Parlamento de Andalucía, que ha quedado suspendida tras la convocatoria electoral. Preguntado por si en esa juerga había otros altos cargos o directivos de la Junta a los que también se cesó junto a Fernández, Villén ha insistido hoy en que no iba a dar nombres pero que solo iba acompañado de “amigos y conocidos”, según han informado sus abogados.

Borrar el rastro de los pagos

Todas las devoluciones, salvo la de la juerga del 22 de marzo, se realizaron en efectivo a través de la caja central de la Faffe. En el caso del Don Angelo, Villén, según ha explicado a la juez, se puso en contacto con la entidad bancaria titular de la tarjeta para consultar sobre la forma de anular los pagos para que no quedara constancia de los mismos. El banco le confirmó que debía acudir directamente al club. En este punto, la fiscalía ha inquirido al exdirectivo si el verdadero motivo de su llamada no era la de preguntar cómo podía anular la tarjeta alegando que se la habían robado. Villén ha negado el particular y el ministerio fiscal ha confirmado que solicitará las grabaciones de la conversación telefónica.

La Guardia Civil tiene “serias dudas respecto de la veracidad de las operaciones de devolución contable” relacionadas las cantidades abonadas a la tarjeta. En su informe los investigadores sostienen que podrían “desvelar una supuesta dinámica dirigida a camuflar contablemente estos gastos, a todas luces alejados de cualquier actividad de representación de la fundación u otro cometido vinculado a la misma”. En el caso del Don Ángelo, la UCO sigue investigando el origen del dinero en metálico desembolsado y quién se personó a entregarlo. “Hasta el momento no se ha podido averiguar la manera en que se efectuó el supuesto pago una vez que los cargos fueron anulados”. Villén ha sostenido durante la vista que entonces él y su familia tenían dinero para poder abonar esos gastos.

Toda esta investigación forma parte de una pieza separada de la causa por los cursos de formación que tiene por objeto exclusivamente la Faffe, una fundación creada en 2003 y disuelta en 2011 que llegó a gestionar hasta 300 millones de euros. Villén sostiene que ha sufrido "un gran daño personal" y denuncia que está siendo objeto de un "linchamiento político".

El candidato del PP a la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, fue el encargado de informar a los medios del último atestado de la UCO el pasado lunes a primera hora de la mañana frente al local en el que se encontraba el pub Don Ángelo y acusaba a la presidenta Susana Díaz de entorpecer la investigación de la Guardia Civil. Casado, el miércoles, aludió así a este escándalo: “Los andaluces no merecen 1.000 millones de ayudas malversadas que acaban en mariscadas, en cocaína, en juergas y en prostitutas”. Esta mañana, Susana Díaz ha asegurado que había que estar “muy desesperado” para atacar a su Gobierno con asuntos de hace “10 o 15 años” y alegó que en los cinco años que lleva al frente de la Junta no se le había “encontrado una mancha”. La socialista recordó que es la propia Junta la que se ha personado en el caso de la Faffe.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información