Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Guardia Civil investiga el gasto de 15.000 euros en un prostíbulo por la Consejería de Empleo de la Junta

El pago se hizo con una tarjeta de la fundación pública del Gobierno andaluz en 2010 y se reintegró en metálico por un particular días después por lo que el cobro no se llegó a cargar

Una de las vistas del juicio de los ERE.
Una de las vistas del juicio de los ERE. EFE

El 22 de marzo de 2010, Fernando Villén, entonces directivo de la extinta Fundación Andaluza de Fomento y Empleo (Faffe), dependiente de la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía, abonó con una de las tarjetas de la entidad 15 facturas por un total de 14.737 euros en el club Don Ángelo, un conocido local de alterne de Sevilla. Dos días después, una persona acudió al prostíbulo y pagó en metálico esa cantidad, de modo que la factura de la juerga no se llegó a imputar a la Faffe. La Guardia Civil está investigando quién sufragó esos gastos y de dónde salió ese dinero.

Toda esta investigación forma parte de una pieza separada de la causa por los cursos de formación que tiene por objeto exclusivamente a la Faffe, una fundación creada en 2003 y disuelta en 2011 y que pudo gestionar alrededor de 300 millones de euros. El pasado 16 de mayo Villén declaró en una comisión del Parlamento andaluz y admitió que él mismo fue quien pagó en el club de alterne esa noche y que “por error” empleó la tarjeta de la entidad, una Mastercard, creyendo que era la suya particular. Alegó que se trataba de la despedida de soltero de un amigo, pero solo reconoció haber cargado 538 euros, una cantidad muy lejana a los casi 15.000 euros que constaban en la factura. También señaló que con la tarjeta no se podían sobrepasar los 3.000 euros, límite que, sin embargo, se superó con creces.

La fecha de la fiesta en el Don Ángelo coincide con la de la destitución por parte del entonces presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, de su consejero de Empleo, Antonio Fernández (imputado en la causa de los ERE), de cuya cartera dependía la Faffe.

Los extractos de la Mastercard fueron aportados al juzgado número 6 de Sevilla, que es quien instruye el caso, el pasado 1 de junio. El portavoz del Gobierno andaluz, Juan Carlos Blanco, calificó el martes de “lamentable, intolerable y patético” lo sucedido el pasado 22 de marzo y aseguró que la Junta, personada como acusación particular en la causa, está colaborando con la investigación. Los distintos cargos hasta sumar los casi 15.000 euros que se gastaron ese día –las facturas oscilan desde los 310 euros hasta los 1.470- nunca se llegaron a registrar como gasto a cargo de la Faffe porque se repusieron, por lo que no hubo menoscabo de fondos públicos, señaló Blanco. Además de entregar toda la contabilidad de la fundación durante el tiempo que estuvo en activo, material informático y contraseñas, la Junta proporcionó otra tarjeta Visa también de la Faffe en la que no consta ninguna imputación económica “porque se averió o se extravió”, explicó el portavoz.

El actual consejero de Empleo, Javier Carnero, intervino el 8 de mayo en el Parlamento en relación con el caso y se refirió a cargos de 1.560 euros en 2008, 2009 y 2010, pero en ningún momento aludió al gasto de 15.000 euros en prostitutas. “En ese momento el consejero no conocía ese abono. En cuanto se tuvo conocimiento se trasladó al Gabinete Jurídico y de allí se remitió a los juzgados”, aseguró el portavoz de la Junta. El PP es quien desveló el uso indebido de las tarjetas de la Faffe y no parece convencido de las explicaciones ofrecidas por Gobierno andaluz al que acusa de falta de colaboración. Los populares van a insistir en el Parlamento sobre la utilización de esas tarjetas y sobre los pagos en Don Ángelo en particular.

Más información