Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Puigdemont califica su estancia en Alemania de “experiencia enriquecedora”

El 'expresident' ofrece una entrevista a la revista 'Der Spiegel' en la que dice que abrir una sede en Bruselas es útil para el independentismo catalán

El expresidente catalán Carles Puigdemont, el pasado octubre en una rueda de prensa en Bruselas.
El expresidente catalán Carles Puigdemont, el pasado octubre en una rueda de prensa en Bruselas. Getty

El expresidente catalán Carles Puigdemont vivió cuatro meses en Alemania, de los cuales 12 días estuvo recluido en una cárcel a la espera de una sentencia de la justicia alemana que debía decidir si el líder catalán era extraditado a España o podía recuperar su libertad de movimiento. El expresident dice que no guarda rencor sobre esta experiencia y que fue "muy enriquecedora". "Esto puede sonar sorprendente ahora, pero fue una experiencia muy enriquecedora tanto a nivel humano como político“, afirmó Puigdemont a la revista Der Spiegel, que este sábado publica una larga entrevista con el líder catalán, que fue retenido en Alemania el pasado marzo en virtud de una orden europea de detención dictada por la justicia española por el rol que desempeñó en el referéndum independentista catalán del 1 de octubre, declarado ilegal por el Tribunal Supremo.

"En Alemania no hubo encuentros incómodos, todos fueron respetuosos y educados conmigo aunque no compartieran mis puntos de vista. Incluso, mientras estuve detenido, todos me trataron correctamente. Podía confiar en que estaba en un Estado de Derecho y en manos de profesionales", opinó Puigdemont, que dijo que la justicia española tiene "más debilidades". Desde hace dos semanas, el expresident disfruta de su libertad en Bélgica, el país que eligió para seguir luchando por la independencia de Cataluña desde que decidió huir de la justicia española tras el referéndum del 1 de octubre de 2017. Puigdemont se mudó a la capital belga poco después de que el Tribunal Supremo español renunciase a juzgarlo solo por el delito de malversación, el único que le achacaba el tribunal Schleswig-Holstein de Alemania. "Quiero recuperar el trabajo que estaba haciendo. Habíamos decidido que sería muy útil para nuestra causa abrir nuestra sede en la capital europea", apuntó en la entrevista publicada este sábado en Der Spiegel y realizada en Bruselas.

El líder catalán también dijo que decidió abandonar España para defender y justificar el objetivo político que lo llevó al exilio: la independencia de Cataluña. El expresident también dijo a la revista alemana que está decepcionado con la Union Europea. "Siempre advertí que nadie nos reconocería. Critico a la UE por no decir oficialmente nada sobre cómo trataría a una Cataluña independiente. Pero sobre todo, como ciudadano europeo, el silencio tras la violencia policial del día del referéndum me decepcionó profundamente“,confesó.

En la entrevista con Der Spiegel, Puigdemont no tiene palabras amables para el presidente español, Pedro Sánchez, que ha reanudado las conversaciones con Cataluña. El expresident acusa al líder socialista de haber apoyado la intervención de la autonomía catalana para tratar de frenar el proceso independentista con la aplicación del artículo 155 de la Constitución, aunque admite que algo ha cambiado en el seno del Gobierno español. "Sus amigos del partido comparan el movimiento independentista con una enfermedad viral. Solo hay un partido en España que está favor de la celebración de un referéndum vinculante en Cataluña: la nueva izquierda de Podemos. Pero admito que reina un tono diferente con el Gobierno español", dijo.

Puigdemont niega que su trabajo a favor de la independencia haya fracasado, recuerda que la mitad del electorado de Cataluña votó a favor de una Cataluña independiente en las pasadas elecciones autonómicas y que el sería nuevamente el jefe del Gobierno catalán si existieran las condiciones para celebrar nuevas elecciones. También dice que la realidad que existe en España ha convencido al líder catalán de que su compromiso a favor de la independencia de Cataluña lo ha condenado a vivir en el exilio. "Bajo los mejores auspicios viviré muchos años en el exilio. Un análisis pesimista me vería en la cárcel por muchos años", confesó.

Más información