Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Audiencia Nacional indaga blanqueo de capitales en iDental

De la Mata busca documentación societaria e historiales de clientes

La causa judicial abierta por la macroestafa de las clínicas iDental —que dejaron sin tratamiento a decenas de miles de pacientes que se habían endeudado con los bancos para pagarlos— ha aumentado este viernes de gravedad al apreciar el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata indicios de blanqueo de capitales. El magistrado ha ordenado el registro de 17 de las 25 clínicas de iDental y también  ha inspeccionado la sede madrileña del fondo buitre que absorbió la empresa cuando esta echó el cierre por quiebra el pasado octubre.

Afectados por el cierre de clínicas de iDental se manifiestan en Madrid el pasado 18 de julio.
Afectados por el cierre de clínicas de iDental se manifiestan en Madrid el pasado 18 de julio.

De la Mata ha dado un acelerón significativo al caso iDental, que asumió el pasado 26 de julio después de que al menos 11 juzgados de distintos puntos de España cedieran a la Audiencia Nacional las investigaciones que ya habían puesto en marcha. Esta supuesta estafa masiva, similar a la de Vitaldent, que también se investiga en la Audiencia, afecta a pacientes —en general con pocos recursos— que suscribieron créditos bancarios y al consumo para pagar los tratamientos bucodentales a bajo precio que prometía la empresa en sus campañas de marketing.

Una vez que iDental cobraba el dinero del tratamiento y el paciente comenzaba a abonar las cuotas del préstamo, las clínicas solían dilatar o anular las citas para que transcurriera el plazo en el que el cliente tenía derecho a desistir de la atención odontológica contratada y de la financiación asociada a la misma, que en ese caso debería ser devuelta por la empresa. Numerosos clientes han denunciado lesiones por tratamientos inadecuados con materiales de baja calidad y realizados por personal sin experiencia ni cualificación profesional.

El modelo de negocio se vino abajo en octubre por las deudas contraídas por iDental con los proveedores. Decenas de miles de pacientes —el Consejo General de Colegios Oficiales de Odontólogos, que ejerce la acusación particular en este caso, habla de 100.000— se han visto afectados por el cierre de las clínicas y por tratamientos a medias e incluso contraindicados para sus problemas dentales.

De la Mata ordenó este viernes el registro de 17 clínicas en Andalucía (cinco), Comunidad Valenciana (cinco), Cataluña (tres), Aragón, Asturias, Baleares y Murcia (una en cada una). Los agentes buscaban en ellas documentación societaria y también historiales clínicos de pacientes afectados por la estafa. En el auto —resolución razonada— por el que asumió la investigación la semana pasada, el magistrado apreciaba delitos de administración fraudulenta, estafa, apropiación indebida, falsedad documental, lesiones y contra la salud pública.

El viernes —y esa es otra similitud con el caso Vitaldent— el magistrado añadió otro eslabón a la cadena de delitos: el blanqueo de capitales. Además de las clínicas, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 ordenó registrar la sede madrileña de Weston Hill Asset Management. Este fondo buitre se hizo con el 100% del grupo empresarial iDental por 25 millones de euros con la finalidad de reflotar la sociedad, pero manteniendo, según las investigaciones policiales y judiciales coordinadas por la Audiencia Nacional, el mismo modelo de negocio.La sociedad de inversión se dedica a la adquisición de sociedades en situación poco favorable y a maximizar la inversión a corto plazo. Weston Hill también posee la cadena de clínicas odontológicas Institutos Odontológicos (IO), que, según la investigación, podría haber sido beneficiaria del material e instrumental obtenido en la compra de iDental.