Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cientos de afectados por iDental reclaman soluciones ante Sanidad

El ministerio presentará este viernes la documentación en la Fiscalía para que investigue si hubo delito

Una afectada por el cierre de las clínicas iDental muestra el estado de su boca durante la concentración de este miércoles.
Una afectada por el cierre de las clínicas iDental muestra el estado de su boca durante la concentración de este miércoles.

Unos 400 afectados por el cierre de las clínicas de iDental han protestado este miércoles ante el Ministerio de Sanidad para reclamar la implicación del Gobierno. Han llegado desde todos los puntos de España con sus bocas desdentadas para solicitar la recuperación de sus historiales clínicos, asesoramiento jurídico gratuito y la reparación de los daños. El ministerio sostiene que debe estudiar las soluciones planteadas y coordinarlas con las comunidades autónomas. De momento, este viernes presentará ante la Fiscalía la documentación para que se investigue si existe delito.

Apostados en una valla del paseo de Recoletos, los damnificados han repetido lemas como “iDental, estafa nacional”; “Sanidad lo sabía y lo permitía” o “iDental a prisión”. No han dejado de gritar durante las dos horas que se ha prolongado la concentración. Han acompañado la protesta con silbatos y pancartas en las que se preguntaban por las personas que están detrás de la que consideran “la mayor estafa que ha sufrido España desde el escándalo del aceite de colza”, que en 1981 ocasionó la muerte a 350 personas y afectó a más de 20.000. Las plataformas de afectados no se ponen de acuerdo en la cifra exacta de damnificados. El Gobierno está estudiando crear un censo, según ha apuntado Ricardo Campo, secretario general de Sanidad.

Directo de EL PAÍS en la concentración, este miércoles.

"Las soluciones hay que buscarlas desde diferentes puntos de vista: financiero, de consumo y sanitario. Hay que coordinarlo con las comunidades autónomas, que son las que tienen las competencias", ha explicado Campo a las puertas del ministerio. El alto cargo gubernamental ha deslizado que el Ejecutivo planteará “un cambio inminente en la ley de publicidad sanitaria”. De esa circunstancia se quejan especialmente los afectados. Entre ellos, Ana Mendoza, de 36 años, que ha llegado desde Algeciras (Cádiz). “IDental hizo un reclamo publicitario para gente sin recursos. Era un cebo perfecto porque prometían subvenciones públicas”. Ella pagó 4.000 euros por un tratamiento que nunca le terminaron.

Medidas del ministerio

Mientras los afectados hacían ruido en la calle, un grupo de representantes trataba de sumar al Gobierno a sus reivindicaciones. Uno de ellos, Javier Quiroga, de Asturias, ha abandonado la reunión precipitadamente porque "no van a asumir ninguna petición". Entre las demandas que han puesto sobre la mesa se encuentra la recuperación de sus historiales clínicos, asesoramiento jurídico gratuito para los afectados y la reparación de los daños. Un portavoz de Sanidad explica que el ministerio no tiene capacidad para llevar a cabo tales exigencias. "Nuestra capacidad se limita a coordinar a las comunidades autónomas". Esta misma fuente explica que el Gobierno ha solicitado a los bancos "que dejen de cobrar las cuotas a los damnificados, ya que se ha suspendido el servicio".

Afectados por iDental, durante la concentración frente al Ministerio de Sanidad. ampliar foto
Afectados por iDental, durante la concentración frente al Ministerio de Sanidad. EFE

“No podemos comer y tenemos que seguir pagando", denuncia la malagueña Victoria Mira. "Las financieras nos aprietan para que paguemos. Nos acosan y amenazan con ponernos en la lista de morosos", relata Mónica Merino, que ha venido desde Gijón. "Los que pagamos al contado lo tenemos todo perdido", se queja Secundino Álvarez, de 75 años. A su lado, la asturiana Jovita Baños, de 73, enseña los cuatro tornillos que tiene en la parte superior de su boca: "Vendí un terrenito para arreglarme los dientes. Ahora solo tengo un dolor tremendo. No quiero morir así".

Paula Aller, portavoz de la Plataforma de Afectados por las Clínicas Dentales (Afecade), sostiene que iDental ha cometido "una estafa piramidal" desde su apertura en 2015. Lo explica así: " Se trata de ir cambiando el nombre de la empresa, pero realmente es la misma. Cogen el dinero de los primeros clientes que captan. Luego necesitan hacerse con otros para continuar los tratamientos de los anteriores". Aller afirma que al principio las citas médicas son muy seguidas, pero luego se hacen más esporádicas. Es lo que le ocurrió a la gaditana Ana Castro, a la que dijeron que financiaban el 72% de su tratamiento, que sigue pagando. Lo mismo que Ángeles Soriano, de Sevilla. A ella le pusieron unos dientes provisionales, pero tendrá que seguir pagando porque "la clínica informó a la financiera de que mi caso estaba terminado".

Ocho denuncias colectivas por estafa

Varias plataformas de afectados presentaron el martes ocho denuncias colectivas, que agrupan a más de 150 casos, contra la clínica iDental por estafa. Las demandas, realizadas en el mismo número de provincias (Madrid, Valencia, Sevilla, Málaga, Córdoba, Granada, Valladolid y Las Palmas) tienen como "objetivos inmediatos" recuperar los historiales médicos de los afectados y suspender los pagos pendientes a las financieras hasta que haya una resolución  judicial.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram