Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno quiere vetar todas las prospecciones de petróleo y gas en el mar

La ministra para la Transición Ecológica plantea una reforma fiscal para luchar contra el cambio climático

El cambio de Gobierno ha traído una ristra de malas noticias para los combustibles fósiles en España. La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha puesto este miércoles sobre la mesa la intención del Gobierno de vetar todas las prospecciones marinas de gas y petróleo. Además, la ley de cambio climático que Ribera prepara contemplará cambios fiscales que penalizarán las emisiones de gases de efecto invernadero que causan esos combustibles fósiles. Y la ministra tampoco muestra intención alguna de impedir el cierre inminente de centrales de carbón.

La ministra Teresa Ribera este miércoles en el Congreso.

Petróleo, gas y carbón –que han protagonizado el desarrollo de Occidente desde la Revolución Industrial– están en el punto de mira de la lucha contra el cambio climático. Cuando se queman para generar energía, estos combustibles fósiles emiten gases de efecto invernadero. En España, igual que en la UE, el 80% de todas las emisiones que genera el hombre proceden del sector energético, es decir, de la electricidad y el transporte. Por tanto, si los Gobiernos quieren cumplir acuerdos como el de París deben actuar sobre el sector energético y los combustibles fósiles.

Ribera ha puesto este miércoles sobre la mesa el veto a las prospecciones marinas. Y no sólo para luchar contra el calentamiento global, también para proteger ese ecosistema. Lo ha hecho durante su comparecencia en el Congreso para detallar las líneas de actuación de su departamento. Fuentes ministeriales han recordado que el PSOE presentó en el Congreso en diciembre una proposición de ley en la que se apostaba ya por el veto total a esas prospecciones en las aguas de jurisdicción españolas. Otros países, como Francia, han planteado medidas similares.

La proposición de ley de los socialistas –que está en fase de enmiendas– argumentaba que se debe proteger el ecosistema marino del posible deterioro que pueden producir las actividades de exploración, investigación y explotación de hidrocarburos. También incluía el veto a la minería en fondos marinos. Hacia ese mismo tema ha apuntado Ribera cuando ha apostado este miércoles por prohibir las prospecciones de combustibles fósiles en el mar y esa minería marina.

El Gobierno quiere vetar todas las prospecciones de petróleo y gas en el mar

Choques de competencias

Desde que el PP llegó a La Moncloa en 2011 las prospecciones han sido un foco de enfrentamientos entre el Gobierno y algunas comunidades. El caso más sonado fue el de Canarias y Repsol. Mientras el Gobierno canario intentaba frenarlas, el Ejecutivo del PP se esforzaba por incentivarlas. Finalmente, en 2015 Repsol dejó el proyecto argumentando que las reservas posibles en esa zona del Atlántico no eran suficientes para invertir en su extracción.

Las competencias en materia de planificación energética están en manos del Estado. Varias comunidades (Canarias y Baleares, por ejemplo) han intentado legislar en contra de las prospecciones. Pero el Ejecutivo del PP tenía en su mano siempre una poderosa arma: el recurso ante el Constitucional que frenaba cualquier intento de veto autonómico. Pero el cambio de Gobierno apunta a otra actitud. Una de las primeras medidas de Ribera fue aprobar un corredor en el Mediterráneo para cetáceos en el que están prohibidas las prospecciones. Pero este espacio era una herencia del anterior Ejecutivo. El equipo de Ribera da ahora un paso más e intentará vetarlas en todas las aguas españolas.

Ley de cambio climático

Ribera también ha recordado este miércoles que este año llevará al Parlamento el proyecto de ley de cambio climático. "España no puede terminar esta legislatura" sin esa ley, ha zanjado la ministra. Entre las medidas de la norma estará una reforma fiscal para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. También se incluirá la obligación de que las empresas cotizadas presenten anualmente un informe sobre el impacto en sus cuentas de los riesgos asociados al cambio climático. Además, el Banco de España deberá evaluar periódicamente los riesgos del calentamiento global para la economía del país.

Ribera ha lamentado que España no haya logrado aún desacoplar el crecimiento económico de las emisiones de CO2. Y ha recordado que 7 de las 15 centrales de carbón del país están en riesgo de cerrar en solo año y medio debido a que sus propietarias –las eléctricas– no han acometido las obras obligatorias para reducir los contaminantes que expulsan sus chimeneas. Al contrario de lo que defendía el Ejecutivo del PP, Ribera no ha mostrado este miércoles ninguna intención de impedir la clausura de esas térmicas. Las 15 centrales de carbón de España son responsables ellas solas del 14% de todos los gases de efecto invernadero del país.

Primer trasvase del mandato de Ribera

El Ministerio para la Transición Ecológica ha autorizado este miércoles un trasvase de 38 hectómetros cúbicos desde el Tajo al Segura. La oposición a las transferencias de agua desde la cabecera del Tajo, en Castilla-La Mancha, al Levante ha sido en los últimos años una bandera del PSOE de Emiliano García-Page. Y su Ejecutivo ha recurrido en los tribunales cada una de las transferencias. Con la de este miércoles también hará lo mismo. Además, su Gobierno solicita una reunión con Teresa Ribera al entender que se deben "modificar las reglas de explotación de esta infraestructura". Sin embargo, Castilla-La Mancha ha sido mucho menos beligerante en su respuesta que en otras ocasiones.

Ribera ha insistido este miércoles en la idea de que los trasvases son un "recurso extraordinario". Y en la nota con la que su departamento anunció la transferencia de agua se señala que el ministerio irá "sumando medidas encaminadas a incrementar la autosuficiencia de los territorios hoy demandantes". Es decir, buscará fórmulas para reducir las aportaciones desde el Tajo. Fuentes ministeriales reconocen que la ley que está vigente ahora no dejaba otra salida que autorizar la transferencia aprobada este miércoles.

Más información