Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dudas y posibles escenarios ante el nombramiento de Turull como presidente de Cataluña

La entrada o no en prisión del exconsejero, que este viernes debe acudir al Tribunal Supremo, determinará si puede liderar el Gobierno catalán

Turull, este miércoles, en los pasillos del Parlament. En vídeo, Torrent acelera la investidura de Turull.

Jordi Turull no ha conseguido los apoyos necesarios en la tarde de este jueves para ser investido como presidente de la Generalitat. Los cuatro diputados de la CUP se han abstenido antes de comenzar el pleno. Junts per Catalunya y ERC necesitaban sumar los cuatro votos de la CUP para reunir la mayoría absoluta. Estos son los posibles escenarios ante la investidura:

¿Tiene Jordi Turull los apoyos necesarios?

El objetivo de los partidos independentistas era que esta misma tarde se celebrara el debate y la votación para elegir nuevo presidente. Para ello, el candidato Jordi Turull debería haber logrado una mayoría absoluta de los votos (68 del total de 135), así que era preceptivo sumar los votos de Junts per Catalunya, ERC y la CUP, que representan 70. A este número hay que restar las papeletas del expresidente Carles Puigdemont y el exconsejero Toni Comín, que se encuentran huidos en Bruselas. Oriol Junqueras y Jordi Sànchez cuentan con el voto delegado, así que los independentistas suman justo los 68 escaños necesarios. La CUP decidió no apoyar a Turull antes de comenzar el pleno (la dirección del partido se reunió a las tres de la tarde para fijar su posición que fue la abstención). De esta manera, la oposición suma 65 escaños, frente a los 64 que reúnen JxCAT y ERC. Esto obliga pasar a una segunda sesión de investidura, 48 horas después, en que el candidato solo necesitaría mayoría simple para ser elegido. Pero los independentistas no desean llegar a esta opción, ya que mañana viernes el Tribunal Supremo podría ordenar la entrada a prisión de Turull.

¿Cuánto durará el pleno y cómo funcionará?

Después de proceder a la lectura de la resolución que proclama Jordi Turull como candidato a la presidencia a la Generalitat, la sesión se iniciará con la intervención del candidato que cuenta con un tiempo ilimitado para presentar su programa. Justo después (si el presidente de la Cámara no suspende el pleno hasta el día siguiente), será el turno de los grupos de la oposición, que tendrán un máximo de 30 minutos para intervenir, lo que puede alargar hasta tres horas estas intervenciones. El orden será de mayor a menor representación, aunque Junts per Catalunya lo hará en último lugar por ser el partido del candidato.

En su segunda intervención, Turull puede decidir responder, también sin límite de tiempo, individualmente o en conjunto a los grupos. Si opta por la primera opción, la oposición podrá replicar con la misma duración del candidato. Si este vuelve a responder, los grupos dispondrán entonces de un máximo de cinco minutos. En cambio, si Turull responde de forma conjunta a los grupos, estos tendrán que repartirse el tiempo de intervención del candidato para su réplica y solo tendrán una.

Transcurrido el debate, se procederá a la votación que se hará de forma individual y en voz alta.

Roger Torrent, este miércoles en el Parlament.
Roger Torrent, este miércoles en el Parlament.

¿Cómo fue la investidura de Carles Puigdemont?

Algunos partidos aseguran que el pleno de este jueves, si la oposición no consigue frenarlo, puede ser muy largo por la polémica que lo rodea. Algo parecido pasó con la sesión que proclamó Carles Puigdemont el 10 de enero de 2016, tras la renuncia de Artur Mas, forzada por la CUP. Entonces, el pleno no llegó a las cinco horas, concretamente 4.45 minutos, y la oposición contó con dos rondas de réplica.

¿Qué va a notificar este viernes el juez Pablo Llarena a las defensas de los 28 investigados?

El instructor ha citado a los abogados de los investigados por el procés para notificarles el auto de procesamiento, una resolución judicial que detalla los hechos cometidos y los delitos que se atribuyen a cada investigado. Implica que el grueso de la investigación ya está terminada y es un paso previo a la apertura de juicio oral. Que Llarena haya convocado a las defensas de los 28 investigados no significa que vaya a procesarlos a todos. Puede dejar a alguno fuera de la causa o procesarle más adelanto. El juez sí procesará seguro este viernes por rebelión a los cuatro investigados que están en prisión (Oriol Junqueras, Joaquim Forn, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart), a los seis a los que ha citado para la vistilla de medidas cautelares (Jordi Turull, Josep Rull, Raül Romeva, Dolors Bassa, Marta Rovira y Carme Forcadell) y a Carles Puigdemont y los cuatro exconsellers fugados a Bélgica.

¿Puede el juez enviar a Turull a cárcel?

El instructor ha convocado una vistilla con las acusaciones y las defensas de seis investigados para revisar las medidas cautelares que les impuso en su día, entre ellos a Turull. Los seis son diputados, forman parte de lo que la investigación considera la cúpula del procés y se comprometieron ante el juez a cumplir la Constitución y abandonar la vía unilateral de independencia. Están en libertad bajo fianza, tienen retirado el pasaporte y el juez les advirtió de que si volvían a delinquir les enviaría a prisión. Si alguna de las acusaciones (la Fiscalía, Vox o la Abogacía del Estado) piden su encarcelamiento y Llarena considera que han reincidido o que hay riesgo claro de que puedan hacerlo o de que se fuguen, les puede encarcelar. También puede mantener la libertad bajo fianza con el apercibimiento de que les mandará a prisión si reiteran sus delitos.

¿Cómo actuará el Gobierno?

El Gobierno estaba preparado para que la próxima semana Jordi Turull fuera nombrado presidente de la Generalitat sin que pudiera hacer nada para impedirlo. El movimiento del juez Pablo Llarena de convocarle este viernes, junto a otros encausados, y la respuesta del presidente del Parlamento catalán, Josep Torrent, de convocar un pleno esta tarde para investirle, trastoca los planes iniciales del Gobierno. Si este jueves hubiera sido investido, el Gobierno no hubiera podido hacer nada, según ha reconocido Rafael Catalá. Por otro lado, el artículo 155 de la Constitución se mantiene vigente hasta que en la Generalitat no haya un Gobierno “conforme a Derecho”. Si el juez Llarena dictara este viernes contra Turull medidas de privación de libertad no se levantaría el artículo 155.

El ministro de Justicia ha admitido en el programa Más de Uno de Onda Cero que el pleno de investidura de Jordi Turull se ha convocado "reglamentariamente" y que, por lo tanto, a priori su Gobierno no lo impugnará. En el caso de que mañana el Tribunal Supremo mantenga la imputación para Turull con las consecuencias procesales que el juez decida "eso no invalida su condición de presidente". La inhabilitación, ha dicho, se produciría en caso de que en el momento de la apertura de la fase de enjuiciamiento —cosa que se producirá este viernes— Turull estuviera en prisión preventiva.

¿Firmará el Rey el nombramiento de Turull?

Si Turull hubiera sido investido como presidente de la Generalitat este jueves, el Rey tendría que haber firmado su nombramiento, según ha reconocido Catalá. “Tengamos en cuenta que los actos del Rey son actos debidos, formales, no aporta un elemento de voluntad, no es que a él le parezca bien, es que tiene que ratificar el nombramiento”, ha añadido el ministro de Justicia. La firma del Rey es indispensable para que cualquier presidente autonómico electo asuma el cargo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >