El Gobierno descarta una negociación bilateral con la nueva Generalitat

Sáenz de Santamaría asegura que el Ejecutivo "hará lo posible por crear buen clima" tras el 21-D

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, junto al ministro de Justicia, Rafael Catalá.Foto: atlas

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha alejado cualquier posibilidad de abrir vías de negociación bilaterales y a un mismo nivel con el Govern resultante de las elecciones del próximo 21 de diciembre, como aspiran las fuerzas separatistas. En ese sentido, ha afirmado que "la legalidad" será la única cosa “en común” sobre lo que negociar con el nuevo Ejecutivo catalán.

Más información
Rajoy descarta adelantar elecciones si ganan los independentistas en Cataluña
Rajoy: “Hasta los independentistas están bajo el imperio de la ley”

Con Mariano Rajoy en Costa de Marfil, la vicepresidenta ha liderado la sesión de control al Gobierno este martes en el Congreso de los Diputados. Ha sido el portavoz de En Comú Podem, Xavier Domènech, quien ha realizado una pregunta que está, sin embargo, en los argumentarios de los partidos soberanistas. ¿Abrirá el Gobierno central una negociación bilateral con el Gobierno catalán que surja del 21-D? La vicepresidenta no ha dado pie a que Domènech, que es el cartel electoral de su partido en Cataluña, albergue ninguna esperanza.

Sáenz de Santamaría ha explicado que “la teoría del próximo Govern ha de ser recuperar la confianza y dar marcha atrás al daño que ha provocado el independentismo”, cerrando el paso a las expectativas de establecer una negociación a dos bandas, aunque ha defendido que “el Gobierno hará lo posible para crear un buen clima social” con el fin de que después de las elecciones Cataluña recobre la normalidad.

En tono encrespado, Domènech ha recriminado a la vicepresidenta la falta de propuestas de su Gobierno para resolver el problema de Cataluña, donde ha considerado que “ya ha perdido” tras los acontecimientos de los últimos meses y la aplicación del artículo 155. “¿Qué proponen más allá de la solución Aznar?”, ha inquirido en relación a una alianza con el PSOE y el PP liderada por Ciudadanos para la Generalitat. “¿O de las soluciones de papel mojado como su pacto con el PSOE para aplicar el 155 a cambio de nada?”, ha insistido.

El portavoz de En Comú Podem, integrado en el grupo confederal Unidos Podemos, ha preguntado por qué el Gobierno central y el Gobierno vasco pueden entablar una negociación bilateral para resolver el Cupo y, en cambio, Cataluña no puede tener una relación idéntica para afrontar sus problemas de encaje en España. Incluso que la Comisión de Relaciones Bilaterales Cataluña-Estado llevara desde 2011 sin haberse reunido. “Con ustedes no se hubiese hecho ni el pacto Suárez-Tarradellas, ni siquiera la Transición”, ha zaherido.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La vicepresidenta ha reprochado a Domènech que hubiese acudido al Congreso “a hacer campaña con el independentismo”, que apoye todas sus propuestas trayendo a la Cámara "el independentismo secundario" . “Primero, el referéndum, luego vino a pedir por lo que llama presos políticos, ahora la bilateralidad que ya pidieron Marta Pascal [PDeCAT] y Marta Rovira [ERC]…". Sáenz de Santamaría ha considerado que el progama electoral de En Comú Podem "parece más bien el escrito de defensa de los independentistas ante el Tribunal Supremo". "Solo le falta a usted aceptar el 155, es lo único que le falta para ser exactamente igual que ellos", ha arremetido.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Miquel Alberola

Forma parte de la redacción de EL PAÍS desde 1995, en la que, entre otros cometidos, ha sido corresponsal en el Congreso de los Diputados, el Senado y la Casa del Rey en los años de congestión institucional y moción de censura. Fue delegado del periódico en la Comunidad Valenciana y, antes, subdirector del semanario El Temps.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS