Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno decreta que el 21-D no será lectivo en Cataluña

El Ministerio de Educación confirma que no habrá clase por las elecciones y que los alumnos deberán volver a las aulas el viernes 22

elecciones cataluña
Un aula en una escuela de Barcelona.

La convocatoria de elecciones autonómicas en Cataluña para el próximo 21 de diciembre supondrá que ese día no haya clase en los colegios catalanes. El Ministerio de Educación han confirmado en una nota que ese jueves será día “no lectivo” en la enseñanza no universitaria de la comunidad  (entre 0 y 18 años) “de conformidad con la normativa vigente en materia electoral”, aunque los alumnos deberán volver a clase el día 22, viernes e iniciar las vacaciones a partir del sábado 23.

Educación alude al artículo 13.4 del Real Decreto 605/1999 que dice que “en el supuesto de que el día fijado en los correspondientes Decretos de convocatoria para la celebración de las elecciones no sea festivo, se considerará inhábil a efectos escolares en el territorio correspondiente”. El Gobierno asumió las competencias de la Generalitat por la aplicación del artículo 155 de la Constitución, aunque en el caso de Educación, esas competencias no se han desarrollado en el Boletín Oficial del Estado (BOE). En todo caso, sí tiene potestad para decretar como festivo ese día.

El inicio de las vacaciones de Navidad de los alumnos catalanes estaba en el aire hasta ahora. El inicio y final del calendario escolar y las fechas en las que se inician las vacaciones varía en cada comunidad autónoma, pero en todos los casos se deben completar 175 días lectivos. Desde el Ministerio de Educación señalan que el número mínimo de jornadas se respetarán en Cataluña porque, de facto, ya hacen más días.

En concreto, 176, explica Manel Pulido, representante de CC OO de Enseñanza en Cataluña. Pulido considera que la solución dada por el Gobierno "es la menos mala" y añade que era lo que había reclamado tanto su sindicato como el departamento de Enseñanza de la Generalitat. "Habría sido peor ceder espacio dentro de los colegios en un día hábil o dar dos días de vacaciones más", valora.

Hace una semana, preguntados por este asunto, sindicatos escolares y asociaciones de padres catalanes tenían visiones dispares. “Por seguridad, lo lógico sería que las clases se suspendiesen”, reclamaba por ejemplo Ramon Font, del sindicato USTEC. Además, añade, los docentes tienen cuatro horas para votar y si la jornada hubiese sido lectiva, “sería muy complicado a nivel logístico” organizar las ausencias del personal.

“No han pensado si perjudicaba o no a las familias”, destacaba entonces Montse Conejo, presidenta de la federación de asociaciones de padres y madres de Cataluña. “La pregunta es que van a hacer muchas familias con sus hijos, ¿tendrán que buscar canguros? A lo mejor no tienen con quien dejarlos o no pueden pagar a nadie para que los cuide”.

Más información