Daños colaterales del ‘procés’

El turismo, los espectáculos y las ayudas sociales también están sufriendo los efectos del reto separatista

Una de las pantallas de la Bolsa de Madrid.
Una de las pantallas de la Bolsa de Madrid. Chema Moya (EFE)

Los efectos de la ruptura unilateral del Gobierno catalán tras el referéndum ilegal del 1-O van más allá de lo puramente político o territorial. Cientos de miles de ciudadanos se enfrentan a una incertidumbre que ya ha hecho que más de un millar y medio de empresas abandonen Cataluña y que la previsión de crecimiento se haya visto revisada a la baja. El turismo, los espectáculos y las ayudas sociales también están sufriendo el efecto del reto separatista.

EMPRESAS

Unas 1.700 empresas han trasladado su sede social fuera de Cataluña, y algunas de ellas, como Caixabank, no tienen intención de regresar a corto plazo. El goteo comenzó pocos días antes de la votación del 1 de octubre, cuando pesos pesados del Ibex como Gas Natural o Abertis avanzaron su decisión. Otras corporaciones, como Seat, han anunciado su intención de permanecer en la comunidad, pero con la advertencia de moverse si “peligra la protección jurídica”. Según una encuesta de la Asociación de Pequeñas y medianas empresas de Cataluña, un 11% de las firmas ha abierto cuentas bancarias fuera de Cataluña, un 10% ha dejado en suspenso inversiones y un 9%, lo hará en un futuro próximo. El mismo estudio subraya que el 15% de las 130.000 pymes afincadas en territorio catalán dudan si permanecer allí o trasladarse.

INDUSTRIA

El Gremio del Motor de Barcelona ha revelado que las ventas de coches  han caído entre un 30% y un 40% en la primera quincena de octubre, tras la celebración del referéndum independentista. Los grandes empresarios del cava están entre las compañías que han trasladado su sede fuera de  Cataluña y tampoco ocultan su preocupación por la deriva independentista. Codorníu y Freixenet aseguran que todavía no se han recuperado del boicot que sufrieron sus productos en 2006. Empresarios de Extremadura han alertado de que ya se nota un descenso de la demanda de productos catalanes, porque también ha bajado la demanda de materias primas extremeñas necesarias para su elaboración.

MERCADOS

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha advertido de que la prolongación de la crisis institucional puede tener consecuencias "notables" sobre los mercados y la actividad económica. Según el organismo, existen algunos indicadores que muestran ya revisiones a la baja en los beneficios esperados por acción de varias sociedades cotizadas durante los próximos meses. El organismo señala en su última Nota de Estabilidad Financiera que en los mercados se puede producir un "endurecimiento" de las condiciones de financiación  y una "pérdida de confianza" que den lugar a descensos de las cotizaciones y a "rebrotes puntuales" de la volatilidad.

TURISMO

El sector turístico es una de las principales fuentes de ingresos en Cataluña, y Barcelona la ciudad de España que más turistas recibe. Las cifras que manejan las empresas del sector reflejan un importante revés a una evolución que en 2017 era positiva. La patronal turística Exceltur prevé pérdidas de 1.200 millones si persiste la caída de reservas, que desde el 1 de octubre suma ya un 20%. La cifra podría aumentar hasta los 1.800 millones a final de año si se producen altercados. El efecto en las visitas al territorio catalán se ha notado incluso en los viajes del Imserso, que según la Federación Empresarial de Asociaciones Territoriales de Agencias de Viajes Españolas, han descendido un 50%.

PREVISIONES DE CRECIMIENTO

La pérdida de confianza empresarial ante el clima derivado del proceso independentista ha llevado a la Cámara de Comercio de Barcelona a rebajar tres y dos décimas respectivamente las previsiones de crecimiento para el cuarto trimestre y para 2018. La compleja situación política ha llevado incluso al Gobierno a revisar sus expectativas de incremento del PIB en el conjunto del país para el año que viene, con un recorte de tres décimas. En su último informe sobre la coyuntura económica de España, el FMI ya advertía de los riesgos que se avecinaban: "Las tensiones políticas podrían lastrar la confianza de la inversión y el consumo". El Banco de España mantenía a finales de septiembre las previsiones de crecimiento, pero también alertaba del efecto de las turbulencias políticas. Las tres grandes agencias de calificación han situado la nota de Cataluña en bono basura y han alertado a España sobre el efecto que podría tener una situación continuada de inestabilidad en el país.

AYUDAS A ENTIDADES SOCIALES

El Govern y el Gobierno central han cruzado acusaciones por el bloqueo de 10 millones de euros que no han llegado a entidades sociales. Tras la intervención de las cuentas por parte de Hacienda, el Ejecutivo catalán acusa al ministerio de bloquear los fondos. El Gobierno asegura que el Ejecutivo catalán no marcó como prioritarias esas partidas. La parálisis afecta a medio millar de entidades y se calcula que las partidas iban a cubrir las necesidades de 900.000 usuarios.

ESPECTÁCULOS

El Liceo, una de las instituciones culturales más representativas de Barcelona, está acusando la reducción de público: ha dejado de ingresar 400.000 euros entre septiembre y lo que va de octubre por la venta de entradas en taquilla, un 30% menos respecto al mismo periodo del año pasado. Los teatros y cines catalanes también han sufrido un descenso generalizado de ventas de entradas. Y no sólo eso, la situación política también está afectando a los espectáculos en vivo. El cantante Pitingo, por ejemplo, decidió hace unos días aplazar el concierto que tenía previsto en Barcelona. El artista esgrimió “las circunstancias que están ocurriendo en Cataluña”.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción