Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dastis dice en la ONU que España se defenderá ante cualquier ataque a la legalidad constitucional

El ministro de Exteriores hace un llamamiento a la cooperación para hacer frente a los grandes retos que afronta la humanidad

El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Alfonso Dastis. EFE

El ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, expresó la pasada madrugada ante el plenario de la Asamblea General de las Naciones Unidas la “convicción” y “determinación” que tiene el gobierno de Mariano Rajoy por defender una España “constitucional y democrática”. El jefe de la diplomacia evitó hacer una referencia directa a la convocatoria del referéndum de autodeterminación en Cataluña, pero de nuevo reclamó el respeto a la integridad de los Estados.

Dastis sí dijo nada más arrancar su intervención, tras agradecer las muestras de apoyo por el atentado de Barcelona, que el Gobierno “ni puede ni va a renunciar” a la defensa los valores de “la libertad, la igualdad, la justicia y el pluralismo político” que inspiran el Estado de derecho. Son los mismos valores, propósitos y principios, dijo el ministro, que dan base a la Carta de las Naciones Unidas, el texto fundacional del organismo multilateral.

“Los poderes públicos tienen el deber de garantizar los derechos y libertades de todos los españoles”, reiteró, para decir que “cualquier desafío a las reglas del juego democrático constituye un ataque grave contra la convivencia en paz y libertad”. “Contraponer una presunta legitimidad a la legalidad constitucional desemboca inexorablemente en la vulneración de derechos fundamentales de millones de ciudadanos y es incompatible con la democracia”, apostilló.

Dastis recalcó después, al hablar de la crisis de Crimea, que “el imperio de la Ley en la esfera internacional no puede permitir quiebras al principio de soberanía e integridad territorial de los Estados”. “Es muy de lamentar que un hecho de esta índole se haya producido en Europa en pleno siglo XXI”, añadió al desarrollar la posición española en cuestiones de política internacional.

El ministro lamentó la decisión de Reino Unido de abandonar el proyecto de una Europa unida, aunque dijo que espera que las negociaciones permitan “preservar” una relación estrecha y fructífera entre ambas partes”. También invitó a Londres a negociar un acuerdo sobre el estatuto de Gibraltar, “para que sus habitantes puedan seguir disfrutando de los beneficios de la Unión”.

Acción exterior

Dastis reiteró que la defensa y la promoción de los derechos humanos constituyen una prioridad de la acción exterior española. En este sentido, habló expuso los retos a los que se enfrenta la humanidad como la extrema pobreza, la desigualdad, el calentamiento global, el terrorismo, la migración, la amenaza nuclear de Corea del Norte y conflictos como el de Siria, Yemen o entre Israel y Palestina.

El ministro de Exteriores defendió que para hacer frente a todos estos retos es necesaria una acción concertada de los países. España, dijo, puso como prioridad convertir el Mediterráneo como un espacio de paz y prosperidad, también del Magreb. Y destacó los profundos cambios “de renovación institucional” e integración en América Latina. Saludó así el proceso de consolidación de la paz en Colombia.

El contraste en la pone Venezuela. “Es también un país hermano”, reafirmó, por eso espera que los venezolanos “puedan volver a vivir en democracia, paz y libertad”. Apoyó en este sentido los esfuerzos regionales en curso para lograr un acuerdo con la oposición. “No nos queda más remedio que atrevernos a afrontar conjuntamente y con decisión los problemas que nos aquejan”, concluyo Dastis.

Más información