Más de 3.000 pruebas de alcoholemia en la fiesta del Albariño

Tráfico denunció a más de 200 conductores, 13 de ellos por consumo de drogas

Imagen de archivo de un control de alcoholemia.
Imagen de archivo de un control de alcoholemia. albert garcía

La avalancha de público que asistió este fin de semana al cierre de la 64 edición de la Fiesta del Albariño de Cambados (el certamen vinícola más antiguo de Galicia y el segundo de España), fue sorprendida con un control masivo que desplegaron agentes de Tráfico de Pontevedra en el que 3.169 conductores tuvieron que hacer la prueba de alcohol y drogas. La mayoría fue pillada entre el sábado y el domingo después se asistir a las catas de vino de las bodegas que se presentaron al concurso del mejor albariño 2017 de la Denominación de Origen Rías Baixas.

En estos dos controles en los que intervinieron refuerzos del Sector de Tráfico de Galicia, los agentes denunciaron a 200 conductores que dieron positivo de alcoholemia, 13 de ellos por consumo de drogas, cocaína y hachís, y otros dos por negarse a realizar la prueba, según informaron de la Guardia Civil de Pontevedra.

Más información

Estos resultados, subraya Tráfico en un comunicado difundido este lunes, se enmarcan dentro del dispositivo especial desplegado para la Fiesta del Albariño en el entorno de Cambados que el Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Pontevedra puso en marcha durante la celebración de este evento y “cuyo objetivo es poner fuera de la red viaria a aquellos conductores que habían bebido o consumido alcohol o drogas”. Según los resultados del dispositivo especial, Tráfico también informó que las pruebas que fueron positivas se realizaron en controles preventivos y dos a consecuencia de sendos accidentes en los accesos a Cambados. De los 188 conductores que dieron positivo, a 172 se les ha denunciado por vía administrativa, mientras que a los dieciséis restantes se les han instruido diligencias judiciales por superar la tasa de 0,60 miligramos por litro y se enfrentan a penas de prisión o multa, pero, en todo caso, la retirada del carné por un tiempo superior a un año y un día.

Para los conductores reincidentes que hubieran sido sancionados en el último año por dar positivo en la prueba de alcohol, la sanción será de 1000 euros y la detracción de 6 puntos. La misma sanción se aplicará aplica también a aquellos conductores que circulen con una tasa que supere el doble de lo permitido. Para los no reincidentes y que hayan dado una tasa entre 0,25 y 0,50 miligramos, la sanción es de 500 euros y 4 puntos menos en su carné. De las veinticinco pruebas de detección de drogas un 52% fueron positivas en cocaína o hachís. A los conductores de les abrió un expediente de denuncia por vía administrativa por falta muy grave que conlleva una sanción de 1000 euros y la retirada de 6 puntos.

Aunque Tráfico afirma que “el balance no es satisfactorio”, subraya el hecho de que no se haya producido ningún siniestro vial de gravedad y considera que “son una minoría” los conductores que han arrojado resultado positivo en las más de tres mil pruebas realizadas en las vías interurbanas limítrofes a esta localidad costera. Pero la Guardia Civil de Tráfico de Pontevedra avisa que se reforzarán los dispositivos en la provincia, que vive este mes de agosto una explosión de fiestas y celebraciones locales, y que “habrá controles a cualquier hora del día y en cualquier carretera”.

 

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50