Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hacienda concluye cuatro años y medio después que Gao Ping defraudó 17 millones en IVA y aranceles

Un nuevo informe de la AEAT determina lo defraudado entre 2010 y 2012 por 16 empresas del 'caso Emperador'

Gao Ping acude a firmar a la Audiencia Nacional tras su liberación.
Gao Ping acude a firmar a la Audiencia Nacional tras su liberación.

Cuatro años y medio después de las primeras detenciones de la Operación Emperador, un informe de la Agencia Tributaria cifra definitivamente en 16.922.735 euros el importe del fraude fiscal realizado por 16 sociedades de Gao Ping, señalado como el presunto cabecilla de la mafia china de blanqueo de dinero desmantelada por la policía en octubre de 2012. En un documento remitido recientemente al titular del Juzgado Central de Instrucción 4, Fernando Andreu, los expertos de Hacienda detallan sociedad por sociedad la cuota tributaria en concepto de arancel, derechos antidumping e IVA de importación que dejaron de ingresar al erario las sociedades del empresario chino. El informe detalla que entre todas importaron entre 2010 y 2012 mercancías desde el país asiático para comercializar en bazares regentados por compatriotas por valor de 114,4 millones de euros, pero sólo declararon haberlo hecho por un importe de 43 millones.

En gran parte de las 16 empresas investigadas figuran como administradores únicos o apoderados el propio Gao Ping o su esposa, Yang Lizhen, también imputada, aunque también aparecen con cargos en algunas de ellas otros implicados en el caso Emperador, como Xia Haijun, alias ‘Jaime’, considerado una de las personas de confianza del presunto cabecilla, y el español Rafael Pallardó, quien recientemente ha denunciado por coacciones a los fiscales que llevan el caso provocando un cisma en el seno de la Fiscalía Anticorrupción. El documento, que ratifica los datos de un informe previo de 2015, detalla que la mercantil que defraudó más por estos conceptos fue Inversiones y Nuevas Tecnologías SL, cuyo apoderado era ‘Jaime’. En concreto, 3,4 millones de euros en IVA, 771.252 euros en aranceles y 4.739 en derechos antidumping, gracias a que declaró la importación de bienes por un total de 11,8 millones de realidad cuando en realidad el valor de lo introducido en España se acercaba a los 30 millones.

También millonario es el fraude cometido a través de otras cinco empresas de la trama de Gao Ping. Así, con Gold City SL (en la que el empresario chino figura como administrador único y el español Pallardó tenía un cargo directivo), lo defraudado ascendió a cerca de 3,5 millones. Una cifra muy similar es la cuota tributaria no abonada por Euro Madrid Import Export SL, cuya apoderada es la mujer de Gao Ping. Y por encima del millón de euros de fraude se sitúan EM Home Trading SL, EM Ferr Europa SL y Guo Mao City SL, todas ellas también con Yang Lizhen como máxima responsable. En el extremo opuesto se encuentran tres empresas en cuyas cuentas la Agencia Tributaria no ha encontrado fraude alguno y una más que reduce éste a únicamente 20 euros. Tres de ellas tienen que ver con la compra venta de obras de arte –Espacio Tao SL, Magee Art Galley SL y la Fundación de Cultura y Arte IAC-, actividad en la que Gao Ping estaba volcado cuando fue detenido en octubre de 2012.

La cuarta es International Trade City Import Export, considerada por los investigadores como la principal sociedad del entramado de Ping. Creada en 2001 con el objeto social de importar y vender “productos alimenticios, flores y plantas, prendas de vestir y sus complementos, juguetes, artículos electrónicos, de cuero y plástico", el presunto cabecilla de la mafia china aparecía como administrador único, mientras su mujer era apoderada. Alrededor de ella gravitaban el resto de firmas que el empresario chino había constituido en los años anteriores a su arresto y que en su mayor parte tenían también como objeto social la de importar productos 'made in China' para su posterior comercialización en España. La investigación ha demostrado que la práctica totalidad de los bazares regentados por ciudadanos chinos en España tenían contactos comerciales con algunas de ellas. Entre ellas, Ya Fang SL, otra de las firmas investigadas y a la que la Agencia Tributaria adjudica ahora un fraude menor: sólo 1.361 euros en IVA y otros 14.807 en aranceles.

Más información