Cospedal subraya que España mantendrá “excelentes relaciones” con Trump

La ministra anuncia que cumplirá "progresivamente" el objetivo de alcanzar un gasto militar del 2% del PIB

El secretario de Defensa de EE UU, James Mattis, este miércoles. En el vídeo, las declaraciones de la ministra de Defensa.Vídeo: FOTO VI. M. AFP | VÍDEO EFE

El expresidente José María Aznar apostó en su día por una relación especial con los Estados Unidos de Bush: veía a su presidente como "el emperador", según sus propias palabras. El actual Gobierno del PP nunca ha llegado tan lejos, aunque en diversas ocasiones se ha desmarcado de las críticas del bloque europeo —que han bajado ostensiblemente de tono desde la última cumbre de Malta— y ha protagonizado una política de mano tendida al nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a pesar de las soflamas antieuropeas que llegan del otro lado del Atlántico. El ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, justifica actuar "con serenidad y sin precipitaciones" con Trump. El presidente Mariano Rajoy subraya que España "quiere tener una buena relación con Estados Unidos, como es natural". La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, se ha unido este miércoles a ese coro de voces y ha confiado en que España siga manteniendo "excelentes relaciones" con la nueva Administración a su llegada a la reunión de la OTAN, a la que asiste también el nuevo secretario de Defensa de Estados Unidos, James Mattis.

Más información
Mario Jiménez: “Rajoy se ha ofrecido a Trump como una suerte de mayordomo”
El Gobierno se alinea con la UE frente a Trump pero se niega a descalificarle

La posición española se basa en "defender los intereses de España y nuestra posición como socios y aliados de Estados Unidos", según la ministra. Rajoy ha abogado este miércoles en el Congreso por mantener con Trump la misma relación que con Barack Obama, a pesar de que varios partidos españoles le afean que no usara su reciente conversación telefónica con el presidente norteamericano para defender a México. Estados Unidos es "un país muy importante" para España, ha añadido Cospedal, que ha reiterado la voluntad del Gobierno de mantener "excelentes relaciones" con Washington.

En su área, eso supone gastar más: Trump ha criticado sin ambages a los países que incumplen el compromiso de destinar el 2% del PIB (algo más de 20.000 millones anuales, en el caso español) al gasto en defensa. España ni siquiera llega al 1% del PIB. Cospedal ha asegurado que el Gobierno mantiene el compromiso de "ir acercándose progresivamente" a ese 2%. Ese es el deseo, pero las cifras muestran otra cosa: cuando Madrid firmó ese compromiso, en 2014, el gasto en defensa ascendía al 1,18% del PIB; el presupuesto de 2016 se limita a un 0,91% del PIB, la tercera cifra más baja entre los países de la OTAN, solo por delante de Luxemburgo y Bélgica. España aspira a que Washington y la Alianza Atlántica incluyan en el análisis del gasto militar el esfuerzo por participar en todas las misiones. Cospedal, que tiene previsto reunirse con el secretario general de la OTAN, el noruego Jens Stoltenberg, pretende también que la Alianza tenga una mayor presencia en el flanco sur, tal como solicitan también Francia, Italia y Portugal.

Cospedal aprovechará ese encuentro para garantizar la "muy activa" participación española en las misiones internacionales de la Alianza, tanto en el Sur como en el Este, informa Europa Press. Stoltenberg estudia crear un nuevo centro regional en el cuartel general de Nápoles para contrarrestar las amenazas procedentes del Norte de África y Oriente Próximo, en especial el terrorismo.

Sobre la firma

Claudi Pérez

Director adjunto de EL PAíS. Excorresponsal político y económico, exredactor jefe de política nacional, excorresponsal en Bruselas durante toda la crisis del euro y anteriormente especialista en asuntos económicos internacionales. Premio Salvador de Madariaga. Madrid, y antes Bruselas, y aún antes Barcelona.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS