Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Preguntas al Gobierno por las misas que paga en el Valle de los Caídos

En Comú Podem pide explicaciones sobre las subvenciones que abona Patrimonio Nacional “por levantar cargas espirituales"

Monumento del Valle de los Caídos el pasado enero
Monumento del Valle de los Caídos el pasado enero

El diputado Xavier Domènech, de En Comú Podem, ha pedido al Gobierno en funciones que informe si el Consejo de Administración de Patrimonio Nacional subvenciona todos los años con 340.000 euros a la Abadía Benedictina del Valle de los Caídos "por levantar las cargas espirituales" y "atender a la finalidad social de la fundación". Es decir, por celebrar misas, rezos y otros menesteres religiosos y sociales, tal como avanzó EL PAÍS el pasado 19 de marzo.

La subvención, destaca Domènech, que tuvo acceso al primer informe que ha hecho el Tribunal de Cuentas sobre la gestión de Patrimonio Nacional durante el ejercicio 2013, es "es anual y directa" (sin concurrencia ni publicidad). Patrimonio Nacional no solo subvenciona a esta congregación religiosa del Valle de los Caídos. También entregó en 2013 otros 600.000 euros a otras que hay en los monasterios de Yuste y El Escorial.

Y estas tres no son las únicas ayudas religiosas que otorga y que fundamenta en antiguos convenios, que se han ido renovando, en los que se indica como finalidad o contrapartida la celebración de misas, rezos y custodia de edificios. Patrimonio se hace cargo de casi todos los gastos: recibos de luz, agua, reformas...

Domènech centra varias de sus preguntas al Gobierno en funciones en el Valle de los Caídos y destaca: "Los auditores y letrados del Tribunal de Cuentas que han elaborado el informe se muestran, siempre según este prestigioso periódico, muy críticos con estas subvenciones. Y, especialmente, con la del Valle de los Caídos".

"De esta subvención", apunta Doménech, "no se ha rendido nunca cuenta justificativa. Y cuando el tribunal pidió que se justificase la subvención de 2013 (año objeto de la fiscalización, Patrimonio Nacional aportó copias de facturas que fueron compulsadas posteriormente por un funcionario de este organismo que se desplazó hasta la Abadía".

Y agrega: “No se aporta memoria justificativa de haberse cumplido las condiciones y los objetivos del convenio suscrito, ni una explicación sobre la vinculación de los gastos justificados con el contenido de dicho convenio".  El diputado de En Comú Podem se refiere al pasaje del informe que concluye que el "procedimiento" seguido por Patrimonio Nacional con estas subvenciones "no cumple suficientemente los requisitos formales y materiales establecidos para la justificación de subvenciones en la Ley General de Subvenciones y en su reglamento".

Patrimonio Nacional alegó al tribunal, con relación a la subvención de 340.000 euros del Estado a la Abadía del Valle de los Caídos, que está a la espera de que se desarrolle la normativa que debe regular la gestión del Valle de los Caídos y que, por ello, entiende que sigue vigente el antiguo convenio que permite tales ayudas.

Domènech quiere que el Gobierno indique si es verdad lo que dice el Tribunal de Cuentas, si se han seguido aportando esas subvenciones al Valle de los Caídos "en los ejercicios 2014, 2015 y 2016" y, en su caso, el importe entregado. También quiere que el Gobierno informe "a cuántas entidades, asociaciones u organizaciones de toda índole subvenciona Patrimonio Nacional sin concurrencia ni publicidad". Y que explique "en qué considera que contribuye a la mejora del Patrimonio Nacional un monumento que alberga y honra al dictador Francisco Franco y sus crímenes, que fue construido por presos políticos que fueron represaliados y forzados por permanecer fieles al gobierno legítimo de la República, y en el que se celebran misas y concentraciones que enaltecen la ideología fascista y el golpe de Estado de 1936".

Más información