Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez envía a la Audiencia Nacional la investigación del ‘caso Rato’

El juzgado de Madrid asume la tesis del fiscal, que ve indicios de blanqueo en el extranjero

Rato, en los juzgados de Plaza Castilla, el pasado 22 de julio.
Rato, en los juzgados de Plaza Castilla, el pasado 22 de julio. AFP

El Juzgado de Instrucción 31 de Madrid, encargado hasta ahora de la investigación del 'caso Rato', ha acordado dejar el caso en manos de la Audiencia Nacional. El juez asume la tesis de la Fiscalía Anticorrupción, que el pasado lunes pidió que la causa pasara a la Audiencia porque un informe de la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF), había encontrado nuevos indicios de que el exministro de Economía blanqueó dinero en el extranjero.

El juez de Instrucción Antonio Serran-Artal, que desde abril ha estado al frente de la investigación del patrimonio de Rato, ha aceptado la petición del fiscal y ha remitido a la Audiencia Nacional la copia de los documentos del caso, que serán repartidos entre los seis juzgados centrales de Instrucción. Lo ha hecho en un auto notificado este jueves y adelantado por El Mundo. En la Audiencia hay abiertas ya otras dos causas contra el que fuera vicepresidente económico del Gobierno de José María Aznar y presidente del Fondo Monetario Internacional: el caso Bankia (por la gestión de esta entidad, de la que el exministro fue presidente); y las tarjetas black. Ambas las instruye el juez Fernando Andreu. Aún no se conoce quién llevará la investigación sobre los negocios privados de Rato.

Según el último informe de la Oficina Antifraude, Rato blanqueó dinero a través de un entramado de sociedades radicadas en Alemania y Reino Unido. Una de estas sociedades es Bagerpleta GmbH, propietaria de un hotel en Berlín y de la que Rato fue administrador hasta abril de 2015. Anticorrupción cree que las inversiones en esta empresa alemana se han hecho a través de otra sociedad, Kradonara SL, filial de la empresa británica Vivaway Ltd, que, a su vez, es propiedad del exministro de Economía. Según el fiscal, los flujos de dinero que Kradonara ha enviado a Bagerpleta GmbH entre 2011 a 2014 tienen un origen presuntamente ilícito, procedentes de “delitos de corrupción entre particulares y delito fiscal”.

El juez de Madrid Serrano-Artal ya pidió inhibirse al principio de la investigación y dejar el caso en manos de la Audiencia Nacional, que tiene abiertas otras dos causas contra Rato (por la gestión de Caja Madrid y Bankia y por las tarjetas black). Pero Anticorrupción y la Audiencia Provincial rechazaron esta petición al entender que la investigación sobre el patrimonio de Rato no tenía conexión con ninguno de los otros dos casos que se investigan en los juzgados centrales. Ahora, Anticorrupción, que atribuye a Rato cinco delitos fiscales y uno de blanqueo, sí cree que la investigación sobre los negocios del exministro deben seguirse en la Audiencia Nacional, pero solo porque han sido cometidos en el extranjero.

Más información