Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Prueba de paternidad para el marido de la ‘Duquesa Roja’

Un juez pide la exhumación del aristrócrata para comprobar si es el padre de una mujer que asegura ser su hija

La Duquesa Roja junto a su novia, Liliane Dahlmann, en Gibraltar en 2008. Ampliar foto
La Duquesa Roja junto a su novia, Liliane Dahlmann, en Gibraltar en 2008.

Las polémicas aventuras y desventuras que envolvieron la vida de la duquesa de Medina Sidonia, Luisa Isabel Álvarez de Toledo y Maura, más conocida como la Duquesa Roja por su apoyo a los trabajadores del campo y su lucha antifranquista, van más allá de sus desencuentros hereditarios con sus hijos. Ahora, una mujer de Écija (Sevilla), asegura ser la hija del que fuese su marido, José Leoncio González de Gregorio y Martí, un aristócrata con el que estuvo casada. Posteriormente, la duquesa mantuvo una relación con la alemana Liliane Dahlmann, con la que contrajo matrimonio unas horas antes de fallecer.

Un juez de Madrid ha escuchado a la mujer astigitana, de 66 años, y ha acordado que se exhume el cadáver del aristócrata para que se extraigan las pruebas de ADN y se pueda determinar si, efectivamente, la mujer es descendiente de José Leoncio, por lo que le correspondía parte de su herencia, que según calcula su abogado, Fernando Osuna, podría encontrarse entre los dos y los cuatro millones de euros. La astigitana defiende que ella fue fruto de las relaciones entre su madre y el aristócrata cuando ambos eran jóvenes y vivían en Madrid. "La madre de la demandante quedó embarazada al alcanzar la mayoría de edad y se tuvo que buscar la vida sola y en unas condiciones penosas", informa Osuna.

"La exhumación, que se realizará en un pueblo de Soria, donde está enterrado José Leoncio, ha sido aprobada por el juez tras la negativa de sus descendientes a realizarse la prueba de ADN", asegura Osuna. "Primero acudimos a la opción menos cruenta, que era realizar estas pruebas a sus hijos biológicos reconocidos, pero se han negado varias veces. Por eso se ha llegado a la exhumación", dice el abogado. Según apunta Osuna, la madre de quien reclama la filiación se casó con un hombre y tuvo varios hijos, que son hermanos de madre de la demandante. "En este litigio ha habido varios intentos de acercamientos, pero nunca se llegó a acuerdos y en fechas recientes murió la madre de la demandante".