Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La vicepresidenta usa por primera vez la expresión “amnistía fiscal”

Montoro corrige a Santamaría e insiste en que se trata de una regularización

Santamaría, con Catalá (izquierda), García Margallo y Rajoy. Ampliar foto
Santamaría, con Catalá (izquierda), García Margallo y Rajoy.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, admitió este miércoles por primera vez que el proceso de regularización fiscal de 2012 fue en realidad una “amnistía fiscal”. Hasta ahora, el Gobierno y, especialmente, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, se habían esforzado en dejar claro que no es amnistía porque los que se acogieron a ella son investigados para averiguar el origen del dinero regularizado. Esa estrategia de Montoro, basada en negar la palabra amnistía y explicar que la regularización sí tiene consecuencias, se arruinó en parte cuando intervino en el pleno la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría. Y la corrigió.

La número dos del Gobierno pronunció por dos veces la palabra amnistía, proscrita del lenguaje oficial: “Este Gobierno ha hecho una amnistía fiscal aplicando la ley y ha hecho una amnistía fiscal muy diferente de las dos que hicieron los Gobiernos del Partido Socialista”.

El entorno de la vicepresidenta calificó de error el uso de esa palabra; el ministro de Justicia, Rafael Catalá, hizo exégesis de la vicepresidenta para decir que “utilizando el lenguaje habitual en los medios y en la calle ha querido ser clara y referirse a ese asunto”; el portavoz del PP, Rafael Hernando, respondió así a los periodistas: “Como están ustedes diciéndolo siempre, contagian a todo el mundo con su lenguaje”; y Montoro insistió en que no es una amnistía.

Sin embargo, cuando a la salida del hemiciclo, Santamaría fue abordada por los periodistas se ratificó en sus palabras. “Ya me han oído allí”, aseguró, para subrayar después que el PSOE “hizo dos amnistías opacas” y que, a su juicio, lo que hay que poner de manifiesto es cómo se hacen las cosas “en uno y otro caso”, sin importar cómo se mencionen: “Llámelo como quiera”, concluyó ante los periodistas.

Viñeta Peridis 23 abril, 2015. pulsa en la foto
Viñeta Peridis 23 abril, 2015.

Inmediatamente después, el ministro de Hacienda insistió en rechazar el uso de esa palabra. Incluso, descalificó al diputado Alberto Garzón (IU) por utilizarla: “Me parece contradictorio y paradójico que su señoría utilice la expresión amnistía y, a continuación, hable de una persona que, según las informaciones que todo el mundo conoce a través de los medios de comunicación, está siendo investigado por la fiscalía por varios presuntos delitos fiscales. Una cosa o la contraria, señor Garzón. Le ruego a su señoría un poco de coherencia”.

Cuando el PP estaba en la oposición hizo batalla política contra las dos amnistías fiscales aprobadas por los Gobiernos del PSOE. El propio Rodrigo Rato, como portavoz del PP en el Congreso, dirigió la ofensiva de su partido contra esa medida.

Más información