Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy defiende la integridad de los Estados nacionales ante los populares europeos

El presidente asegura que se siente “orgulloso” de las políticas del PPE en la crisis

Rajoy ordena votar a Juncker, el candidato de Merkel.  El PP español se reservaba el voto para lograr cargos en la Comisión y el Eurogrupo. Vídeo: ELPAIS-LIVE! | Foto: Juanjo Martín (Efe)

La campaña de las elecciones europeas del centro derecha europeo arranca oficialmente en Dublín, con todos los líderes del Partido Popular Europeo reunidos, y no es momento para autocríticas. Pese a todas las batallas que ha dado contra las exigencias de mayor austeridad que venían de sus vecinos del norte, especialmente de Angela Merkel, Mariano Rajoy no quiere hacer ni un gramo de crítica a nadie. Todo se ha hecho bien.

Tanto es así que el presidente, en su intervención ante el plenario del PPE, con Merkel sentada a su lado, ha asegura que si Europa está saliendo de la crisis “es por las política del PPE”. “Es la peor crisis desde el fin de al segunda guerra mundial. La estamos superando cumpliendo cada uno de nosotros con nuestros compromisos y uniendo nuestros esfuerzos. Esto empieza a dar frutos, debemos sentirnos orgullosos” ha insistido el presidente.

“Las cosas han cambiado. Esto se debe sobre todo al compromiso de quienes formamos parte del PPE. Hemos recibido todos muchas herencias que a nadie le hubiera gustado recibir, pero las decisiones valientes las han tomado los gobiernos del PPE. Debemos seguir trabajando en esa dirección”, ha asegurado.

Rajoy también ha aprovechado la tribuna para lanzar un mensaje de política nacional, como es habitual en él sin citar expresamente nada, con la intención de que después sea interpretado por la prensa. “De estas elecciones depende el futuro de la Unión Europea. Elegimos entre seguir construyendo el proyecto o deshacerlo como pretenden los antieuropeos. Nos jugamos mucho. El objetivo del PPE es defender la paz, la libertad, la convivencia, los derechos humanos y la integridad de los estados nacionales, que es lo que queremos aquí y en todo el mundo”.

Esto último, la integridad de los estados nacionales, es un mensaje claro a Cataluña aunque también puede ser entendido como un rechazo a la separación de Crimea de Ucrania. Es el estilo de Rajoy, que casi siempre lanza algún mensaje indirecto sobre Cataluña o contra los nacionalismos en estas reuniones internacionales aunque nunca la cita expresamente.

En cualquier caso, Rajoy y su equipo ya han trabajado para atraerse el apoyo de los dirigentes europeos en su batalla política contra los independentistas catalanes. Y de hecho lo ha logrado. No solo tiene una plena sintonía con David Cameron, que se enfrenta también a una crisis independentista en Escocia.

También ha recibido apoyo expreso de la Comisión Europea, que ha dicho por todos canales posibles que una parte de un estado miembro si se separa de él quedaría fuera de la UE y tendría que pedir el reingreso con derecho de veto de los 27 miembros, precisamente lo que más temen los independentistas catalanes.

Más información