Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Luis Bárcenas defraudó 11,5 millones de euros entre 2000 y 2011

Hacienda envía al juez el informe final sobre los incumplimientos fiscales del extesorero del PP

El responsable de finanzas popular tuvo declaraciones a devolver durante años

El extesorero del PP Luis Bárcenas, actualmente en prisión, defraudó al menos 11,5 millones de euros a Hacienda entre los ejercicios de 2000 a 2011. Un extenso informe elaborado por técnicos de la Agencia Tributaria analiza toda la documentación recabada en los últimos meses, especialmente en Suiza, sobre el patrimonio del máximo responsable de las finanzas populares entre 2008 y 2010, y sus repercusiones fiscales. Las conclusiones son demoledoras. Bárcenas defraudó al fisco en todos los ejercicios analizados, y en casi todos los años la cuota dejada de ingresar superaba los 120.000 euros, umbral en el que se sitúa el límite del delito contra la Hacienda Pública. Curiosamente, en casi todas las declaraciones del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, el resultado de la presentación fue negativo, es decir, a Bárcenas le salió la declaración a devolver.

El informe, que fue remitido el pasado 21 de enero al juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, instructor del caso Gürtel, apuntala los indicios sobre delito fiscal que pesan sobre Bárcenas y sobre su esposa, Rosalía Iglesias, aunque los delitos cometidos después de 2007 probablemente ya han prescrito, según fuentes jurídicas. El extesorero del PP llegó a tener en distintas cuentas de bancos suizos hasta 48,2 millones de euros, buena parte de ellos en acciones de empresas del Ibex 35.

El informe de 258 páginas desgrana, ejercicio por ejercicio, los incumplimientos tributarios del extesorero popular y de su mujer, e incorpora toda la documentación remitida en los últimos meses por las autoridades suizas, que no había sido contemplada en informes anteriores. Los inspectores no han tenido en cuenta la fallida amnistía fiscal de 2012, cuando Bárcenas tuvo que regularizar el doble de lo presentado y blanquear de ese modo más de 10 millones de euros que figuraban a nombre de una sociedad suya domiciliada en Uruguay.

El total de lo supuestamente defraudado por Luis Bárcenas y su esposa por el impuesto sobre la renta es de 8,39 millones de euros, mientras que la cuota defraudada por el impuesto sobre el patrimonio entre 2000 y 2007 asciende a 3,11 millones. En el resto de ejercicios, según el informe, la cuota defraudada no alcanza el límite de 120.000 euros, umbral del delito fiscal. El delito contra la Hacienda Pública está penado con prisión de uno a cuatro años y multa del séxtuplo de la cuantía defraudada. Por lo tanto, si ambos cónyuges fueran condenados se enfrentarían a una posible sanción de 69 millones de euros.

Los inspectores imputan también a Rosalía Iglesias un delito fiscal en el año 2006, cuando presentó declaración individual. No obstante, la esposa del extesorero deberá responder por delitos fiscales en los ejercicios de 2000 a 2004 y de 2007, cuando presentó declaración conjunta con su esposo. El informe aclara que en el caso de que no resultase finalmente responsable penal por el fraude, sí puede acabar siendo responsable civilmente.

Los inspectores de Hacienda llegan a la conclusión de que “existe cuota suficiente” para apreciar delito fiscal en el IRPF de esos ejercicios y en el impuesto sobre Sociedades de Luis Bárcenas en los periodos de 2000 a 2007, así como en el ejercicio 2009 solo en el IRPF. Los autores del informe consideran que Rosalía Iglesias también habría cometido delito fiscal en el año 2006.

La declaración tributaria especial (la amnistía fiscal de 2012) presentada a nombre de Tesedul, según los técnicos, “no puede considerarse cuantitativamente correcta (completa o veraz), ni cumple los requisitos impuestos en la normativa que estableció esa vía excepcional de regularización para surtir efectos a favor de Luis Bárcenas”.

En 2012, Bárcenas se acogió a la amnistía fiscal aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy para regularizar un total de 10,98 millones de euros. Los inspectores dicen que en ese caso también ocultó bienes, ya que tendría que haber declarado por este concepto un total de 21,98 millones. Además, a juicio de los inspectores, esa Declaración Tributaria Especial no sirve porque “ya estaba imputado” por fraude fiscal y “por ello” utilizó una “vía indirecta” para presentar la declaración poniéndola a nombre de la sociedad Tesedul.

El informe también explica que la red de empresas de Francisco Correa (la trama Gürtel) regaló a Luis Bárcenas viajes entre los años 2000 y 2004 por un monto total de 157.702 euros. Este dinero, a efectos del IRPF, constituye “ganancias patrimoniales”, aseguran los inspectores. Los autores del documento explican que todos esos viajes —solo recogen aquellos de los que consta factura— fueron pagados por Special Events, aunque fueran organizados por Pasadena Viajes (ambas de la trama de Correa) en los años 2000 y 2001 y por Gabinete de Viajes, el resto de años. Solo en 2003, el año más viajero de Bárcenas, el monto de estos regalos casi llegó a los 43.000 euros.

En el análisis, los funcionarios de Hacienda incluyen los pagos supuestamente recibidos por Bárcenas de la organización de Francisco Correa y que el contable del cerebro del caso Gürtel consignó en una carpeta y en una memoria informática. Estos pagos, de 13.927 y 43.300 euros, forman parte, según el juez Ruz, de las ganancias patrimoniales no justificadas del extesorero depositadas en cuentas de bancos suizos.

Los inspectores de Hacienda también analizan todos los movimientos de las cuentas de Bárcenas en el país helvético. Tras estallar el caso Gürtel en febrero de 2009, el extesorero del PP dio instrucciones a su testaferro, Ivan Yáñez, para poner a salvo parte de los fondos en el HSBC de Nueva York.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información