Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy presume de sus reformas: 48 citas en un discurso de 44 folios

El presidente aludió constantemente al "futuro" porque la sociedad aún no percibe la mejoría

Casi 60 veces repitió la palabra "España" y cinco veces se refirió a "Cataluña"

Temas olvidados: ni una vez dijo "aborto" y solo hubo una mención a la "inmigración"

Nube de las palabras más repetidas en el discurso de Rajoy.
Nube de las palabras más repetidas en el discurso de Rajoy.

Si el debate de 2013 fue para Mariano Rajoy el de la herencia recibida, este año, el presidente del Gobierno ha presumido de sus reformas, palabra que ha repetido hasta 48 veces, más de una por folio de su discurso, de 44 páginas, en su primera intervención en el debate del estado de la nación. Gracias a esas reformas, ha asegurado, España está "mejor". Hasta en 23 ocasiones ha utilizado esta palabra para referirse a la situación española. Y aunque al principio de su intervención atribuyera esa mejoría al esfuerzo de los españoles -"No reivindico el mérito del Gobierno: este es un triunfo de los españoles"- solo en cinco ocasiones ha mencionado la palabra "sacrificio". 48 veces "reformas" frente a cinco "sacrificio". 

La nube de palabras -términos más repetidos- del discurso de Rajoy ofrece una clara fotografía del mensaje positivo que el presidente ha pretendido transmitir hoy a los españoles, a los que ha intentado convencer de que lo peor ha quedado atrás, y que en 2014 se creará empleo neto en un país que hoy tiene casi seis millones de parados. Así, mencionó hasta 48 veces la palabra "empleo" y 11 veces la palabra "trabajo" , pero solo cinco la palabra "paro". Dedicó el doble de referencias al "crecimiento" (21 veces) que a la crisis (11) e hizo descansar buena parte del impulso a la economía en las empresas privadas, a las que citó en 29 ocasiones.

Todo para inspirar "confianza" (12 veces aludió a ella) y reforzar la idea de que España sale del bache. Por ejemplo, cuando dijo: "La inversión extranjera, el mejor reflejo de la creciente confianza que inspira España, ha regresado con fuerza".

"El cambio de tendencia" que el presidente atribuye a sus reformas económicas apunta, según Rajoy, a un futuro mejor. "Futuro" fue una de las palabras más repetidas del discurso del presidente: la dijo hasta 21 veces, para sugerir que aunque ahora los españoles todavía no perciban esa mejora económica sí lo harán más adelante. "De la prima de riesgo sí se come", ha declarado.

Otro de sus términos favoritos ha sido "fiscal" (14 veces) ya que el presidente ha anunciado hoy la futura reforma que llegará al Congreso en junio, y que según Rajoy servirá para "consolidar el crecimiento económico, mejorar la competitividad y favorecer la creación de empleo". Los trabajadores que ganan menos de 12.000 euros al año no pagarán IRPF, avanzó, y "mejorarán las deducciones fiscales para las familias, porque se elevarán significativamente los mínimos personales por hijos".

Casi 60 veces ha repetido la palabra "España". Aunque el grueso de su discurso estaba destinado a presumir de las reformas y anunciar la recuperación económica, el presidente se ha referido también al desafío soberanista de Cataluña (cinco menciones), que ha dejado para el final: "Los españoles no hemos conocido otra condición que la unidad y ni queremos ni nos conviene quebrarla". "Mi obligación es cumplir la ley y hacerla cumplir, lo que en este caso significa garantizar que nadie decida por el conjunto del pueblo español sobre el futuro de España", ha dicho.

Otros temas apenas tuvieron hueco en el discurso del presidente. Ni una sola vez mencionó la palabra "aborto". Una sola vez dijo "inmigración". Tampoco la palabra "desigualdad" o "recorte" figuraba en el texto de Rajoy, pese a que los presupuestos de sanidad, por ejemplo, han sufrido un tijeretazo de 6.875 millones desde 2010. Y los de educación prevén una rebaja de más del 16% para 2014. El jefe del Ejecutivo no aludió a los desahucios -solo entre enero y junio del año pasado 35.098 personas perdieron su casa por no poder pagar la hipoteca-.  Y finalmente, ni una sola referencia a ETA o al terrorismo.

Más información