El misterio de las empresas de Gibraltar

El Gobierno del Peñón dice que tiene 18.000 sociedades frente a las 30.000 que estima España

La pregunta sobre Gibraltar más difícil de contestar es cuántas empresas tiene registradas. La respuesta puede variar desde las 24.000 compañías que contabiliza la OCDE; las 30.000 que calculan las autoridades tributarias españolas o las 80.000 que manejan los detractores (generalmente policiales) de ese trozo de roca de 6,8 kilómetros cuadrados que siempre parece dentro del zapato de España. Las propias autoridades gibraltareñas rebajan la cifra a 18.000, y aseguran que 4.000 de ellas están inactivas. La cifra, en cualquier caso, sigue creciendo: este año ya se han creado 1.075 compañías.

La magnitud del tejido empresarial gibraltareño y el hecho de que numerosas investigaciones patrimoniales sobre redes de delincuencia en España acaben topando con el Peñón ha mantenido a esta colonia permanentemente bajo sospecha. España sigue considerándola un paraíso fiscal por el que cada año cientos de millones de euros escapan al control fiscal y se evaden. Gibraltar ha logrado suscribir en los últimos años un acuerdo multilateral que permite el intercambio de datos fiscales entre los socios de la UE. Pero España no ha hecho uso del mismo.

Más información
La fábrica de tabacos de Gibraltar
Gibraltar se queja de que España lo acusa de paraíso fiscal pero no le pide datos
El contrabando crea empleo

Gibraltar tiene un impuesto de sociedades de solo el 10%, frente al 30% de España. Y se puede crear una sociedad en el Peñón en apenas una semana. Por Internet, incluso. Gibraltar funciona, en realidad, como uno de los territorios denominados off-shore [término con el que se conoce en el argot financiero a los limbos fiscales] donde importantes financieros trasladan sus negocios y parte de su patrimonio para eludir al fisco. La Agencia Tributaria tiene constituido un grupo de trabajo para analizar la tributación de las operaciones realizadas en el Peñón, la constitución de entidades jurídicas y los movimientos financieros vinculados a estas operaciones.

Cuestión aparte es el contrabando. España asegura que en 2012 el Peñón importó 140 millones de cajetillas de tabaco, un volumen enorme para sus 30.000 habitantes: un 18% más que el año anterior y más del doble que en 2009. Los controles han permitido a España incautarse este año de 625.000 cajetillas. Pero cada mes pasan hacia España miles de cartones de forma legal. Teóricamente, desde primeros de año solo se pueden sacar 80 cigarrillos al mes si se trabaja o reside en el Peñón. El negocio es redondo: un paquete de Camel cuesta 2,1 euros en Gibraltar; en España, 4,45 euros en estanco. La diferencia está en los impuestos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Jorge A. Rodríguez

Redactor jefe digital en España y profesor de la Escuela de Periodismo UAM-EL PAÍS. Debutó en el Diario Sur de Málaga, siguió en RNE, pasó a la agencia OTR Press (Grupo Z) y llegó a EL PAÍS. Ha cubierto íntegros casos como el 11-M, el final de ETA, Arny, el naufragio del 'Prestige', los disturbios del Ejido... y muchos crímenes (jorgear@elpais.es)

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS