El Gobierno aplaza el proyecto de ley de reforma de la Administración local

Beteta anunció el 5 de julio que el texto sería aprobado este viernes por el Consejo de Ministros

El Gobierno aplaza de nuevo el proyecto de ley de reforma de la Administración local. El secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, anunció el pasado 5 de julio que en el Consejo de Ministros de este viernes se aprobaría esta norma que el Ejecutivo está gestando desde hace más de un año y cuya inconstitucionalidad, por lo menos en algunos puntos, había sido destacada por el Consejo de Estado.

El Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas ha estado tratando de adaptar el texto a las consideraciones realizadas por el Consejo de Estado en su informe sobre esta iniciativa. En él, el supremo órgano consultivo del Gobierno plantea dos grandes problemas: la regulación del llamado "coste estándar", un concepto que según el Consejo de Estado el Ejecutivo no ha desarrollado bien en el anteproyecto, y, sobre todo, el principio de "autonomía local" y la reducción de competencias de los Ayuntamientos.

"La garantía institucional de autonomía consagrada en el artículo 140 de la Constitución puede verse cuestionada como consecuencia del eventual vaciamiento competencial de los municipios y porque sus competencias pasen a una entidad de representación indirecta como es la Diputación Provincial", señala el Consejo. El dictamen fue aprobado por unanimidad en la comisión permanente del pasado 26 de junio presidida por José Manuel Romay Beccaría.

Entre otras cuestiones señala el hecho de que se vaya a debilitar la autonomía municipal en favor de otras entidades como las Diputaciones, un hecho que califica negativamente porque, recuerda, "son entidades locales de representación indirecta". Añade que las competencias de las Diputaciones son más bien "funcionales", porque asisten a los municipios, y no "materiales", como son las competencias de los Ayuntamientos, que gestionan "intereses y asuntos que afectan al conjunto de la población", por lo que no encajarían en el nuevo papel que les da el Gobierno.

La Federación Española de Municipios y Provincias había puesto en entredicho la reforma local ya el año pasado. Su oposición a la ley ha sido rotunda. “El anteproyecto rezuma intervencionismo y tutela y, sin embargo, no soluciona el problema fundamental de los Ayuntamientos: la financiación”, afirmó un miembro de la FEMP que preside el alcalde de Santander, Íñigo de la Serna (PP).

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS