Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE pide explicaciones por un gasto de 300.000 euros en el Valle de los Caídos

El Ejecutivo va a invertir esa cantidad en la restauración de la portada de la basílica

El PSOE le pide que antes "traslade a otro lugar" los restos de Franco

Ampliar foto
Visitantes ante la entrada de la basílica del Valle de los Caídos.

El Gobierno publicó la semana pasada un anuncio de licitación pública en el BOE para la restauración de la portada de la basílica del Valle de los Caídos (donde se encuentran las esculturas de La Piedad, los Evangelistas y las Virtudes) por un importe de 286.485 euros. El PSOE cree que antes de invertir sumas tan importantes para frenar el deterioro del mausoleo es necesario cambiar su significado, es decir, impedir que siga siendo lo que Franco quiso que fuera: un descomunal monumento a sí mismo. Y el diputado Ramón Jáuregui ha registrado una batería de preguntas en el Congreso desde las que exige al Gobierno que impulse la “resignificación del Valle de los Caídos como lugar de memoria de todas las víctimas de la Guerra Civil”.

En la exposición de motivos, Jáuregui, ministro de la presidencia en el último Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, plantea que el Gobierno debería “trasladar los restos de Franco a otro lugar”. Esta fue la principal propuesta del comité de expertos que el Ejecutivo socialista, ya en funciones, planteó el 29 de noviembre de 2011 como única forma de dar otro significado al monumento y aliviar a los hijos y nietos de republicanos fusilados que habían sido enterrados en el mausoleo sin su consentimiento.

Cuando presentó aquel informe, el PP ya había ganado las elecciones y Jáuregui le pidió a Rajoy que no lo metiera “en un cajón”. Ahora, diecisiete meses después y a propósito de la cuantiosa inversión que el Gobierno pretende hacer en el monumento, el diputado socialista le pregunta si piensa atender alguna de las recomendaciones que planteó aquel comité de expertos, presidido por el catedrático de Filosofía del derecho Virgilio Zapatero y el rector de la Universidad Rey Juan Carlos, Pedro González-Trevijano.

“¿Considera el Gobierno que es más importante reparar la escultura La Piedad que dignificar los osarios de los 33.847 muertos allí depositados?; ¿Cree que es digno mantener los restos en las condiciones en que están?; ¿Por qué se ha abierto al público y al turismo ese lugar, siendo lo que es y representando todavía lo que representa?”, plantea Jáuregui en su batería de preguntas. "El turismo, en las condiciones actuales [del monumento]", añade, "constituye una profanación de la memoria del bando vencido en la guerra".

 

Más información