Montoro augura que 2013 será el último año de la crisis

El ministro de Hacienda reconoce que la inestabilidad italiana afecta a España

Montoro, durante su intervención hoy en el pleno del Senado.
Montoro, durante su intervención hoy en el pleno del Senado. Angel Díaz (EFE)

Último tramo de los Presupuestos del Estado para 2013 en su recorrido del Congreso al Senado y vuelta la próxima semana a la Cámara baja. No hay cambios de ningún tipo salvo que su paso por el Senado permite al ministro responsable de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, lanzar el mensaje que el Gobierno cree oportuno para este momento. “2013 va a ser el último de la crisis y, en buena medida, gracias a estos Presupuestos”, ha dicho Montoro desde la tribuna de oradores del Senado para regocijo de la bancada popular y la desaprobación del resto de los senadores.

Además, el ministro quiso colocar otro mensaje cual es “el efecto contagio” que tiene para España la inestabilidad de Italia, una vez que el primer ministro Mario Monti ha anunciado su dimisión y su antecesor, Silvio Berlusconi, ha descolocado a propios y extraños al proclamar que vuelve. No se sabe si la culpa es de Italia, pero lo cierto es que la prima de riesgo ha vuelto a subir a 420 puntos. “Estos Presupuestos reducirán la prima de riesgo porque el objetivo de los mismos es abaratarla y en esta línea solo se consigue con la reducción del déficit”.

Con este alegato, el ministro cree justificadas las cuentas que ha presentado el Gobierno y el rechazo de todas las enmiendas que se presentaron en el Congreso y de las 2.850 suscritas en el Senado sin éxito alguno. El titular de Hacienda se reafirma en todos los extremos de este presupuesto sin escuchar a la oposición, aunque sí a los suyos dado que 83 enmiendas de nuevo cuño tienen la firma del Grupo Popular. Una de ellas de gran calado ya que supone un crédito ampliable de 23.000 millones de euros que van al Fondo de Liquidez Autonómica (FLA). La presión de las comunidades autónomas del Partido Popular, asfixiadas en sus tesorerías como el conjunto de las autonomías españolas, ha surtido algún efecto, aunque dentro de la extrema austeridad de los Presupuestos para 2013.

El debate continuará durante todo el día y antes de que termine la jornada se habrán votado los ocho vetos de la oposición, que es la forma que en el Senado tienen las enmiendas a la totalidad para que las cuentas se devuelvan al Gobierno. Esto no ocurrirá porque en el Senado, al igual que en el Congreso, el Grupo Popular goza de mayoría absoluta. Los portavoces de la oposición y a la cabeza el portavoz socialista, desgranan argumentos en contra de estos Presupuestos, ya que tantísima restricción y recorte solo conducirán a más recesión y nula reactivación. Estos son los argumentos sobre los que se basan las intervenciones del PSOE, CiU, PNV, Entesa, IU, Coalición Canaria y Amaiur.

Pero hoy el ministro no estaba por dar pábulo a visiones negativas y prefirió realzar lo que cree que es positivo, como es la subida en la recaudación del IVA, y por tanto, reafirmarse en que ese alza de impuestos imprevisto tenía razón de ser.

No ha habido referencias a la posibilidad de que el Gobierno pida el rescate, quizá en la confianza de que solo con que esa posibilidad esté abierta es suficiente para que la prima de riesgo no aumente su escalada. No está claro que no vaya a hacerlo quizá al socaire de la situación italiana. El ministro ha dicho que para poner dique a las turbulencias, que sobre todo afectan a España, Europa debe tener un “escudo protector” para defenderse de asuntos ajenos a la economía.

Sobre la firma

Anabel Díez | Corresponsal política

Es informadora política y parlamentaria en EL PAÍS desde hace tres décadas, con un paso previo en Radio El País. Es premio Carandell y Josefina Carabias a la cronista parlamentaria que otorgan el Senado y el Congreso, respectivamente. Es presidenta de Asociación de Periodistas Parlamentarios (APP).

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS