Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Wert se desentiende de la votación para su reprobación en el Congreso

El PSOE vota hoy el rechazo del ministro de Educación por “el conjunto de su gestión”

Primer ministro de Rajoy que pasa por el trance en la Cámara

José Ignacio Wert va a tener el honor de ponerse a la cabeza de los miembros del Gabinete de Mariano Rajoy cuya reprobación vota el Congreso de los Diputados en esta legislatura, solo diez meses después de haber tomado posesión de su cargo. El titular de Educación, Cultura y Deportes, junto con Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, soporta una de las mayores cuotas de crítica al Gobierno por parte de la oposición. Y este martes la Cámara, a instancias del Grupo Socialista, votará su reprobación “por el conjunto de su gestión”, como ha explicado la diputada y vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano. La número dos socialista defenderá esta moción, con el argumento de que “el ministro no está capacitado para el cargo”. Valenciano se ha esforzado por convencer de que esta petición no hay que relacionarla con la expresa intención del ministro de “españolizar” a los niños catalanes. “Eso fue la gota que colmó el vaso”, asegura la diputada. Pero el ministro no ha acudido a su propia reprobación, que al final se votará por la noche.

Los socialistas repararon de inmediato en que la reprobación del ministro exclusivamente por haber hecho esa referencia a la catalanización en una respuesta a una pregunta parlamentaria podía ser desmesurada, dato que el titular de Educación acompañó su polémica frase de otras apreciaciones. “Quiero que los niños catalanes se sientan orgullosos de su doble identidad”, aseguró. por eso, Valenciano aclaró al anunciar su intención de reprobar al ministro que las razones eran muchas y profundas.

El borrador de la futura Ley para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) está plagada de aspectos que el PSOE y los grupos de la izquierda deploran, como es el adelanto de itinerarios, a través de pruebas de reválida. Los grupos nacionalistas, de otro lado, atacan la ley por sus aspectos centralizadores. El ministro no tuvo inconveniente en reconocer que en sus planes estaba financiar y subvencionar a los colegios en Cataluña que quisieran impartir sus clases en castellano.

Esta reprobación le llega al ministro en un momento en el que algunas comunidades gobernadas por el PP no están en absoluto cómodas con partes de la ley que, a su juicio, elimina la posibilidad de “libre elección de centro” por parte de los padres. Desde diferentes perspectivas se censurará la labor del titular de Educación, Cultura y Deportes, aunque la censura total vendrá por parte de la autora de la iniciativa, la número dos del PSOE,  Elena Valenciano.

Esta se referirá a las decisiones “erróneas” del ministro, fuertemente “ideologizadas”, acompañadas de declaraciones “poco afortunadas”. La rapidez con la que el ministro emprendió el fin de la asignatura Educación para la Ciudadanía, fue la primera sorpresa desagradable para la bancada de la izquierda. Valenciano le quiere reprobar por “reducir” los recursos para la enseñanza pública, por promover una reforma “regresiva y excluyente”, y en su responsabilidad como titular de Cultura, por la elevación del IVA en los productos culturales. La reprobación del ministro tendrá muchos votos pero el Grupo Popular le salvará con su mayoría absoluta.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información