Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid, Galicia y La Rioja, únicas comunidades que no pedirán rescate

Emergencia financiera en las autonomías. La falta de liquidez y el acecho de la deuda llevan a las comunidades a sopesar si acuden al Fondo de Liquidez Autonómico

Los presidentes de Madrid, Murcia, Galicia y Aragón, durante la ejecutiva del PP del lunes.
Los presidentes de Madrid, Murcia, Galicia y Aragón, durante la ejecutiva del PP del lunes.

Las autonomías viven la más grave emergencia financiera de su historia y la falta de liquidez hace que prácticamente ninguna rechace fórmulas de rescate. Los tabúes han pasado a segundo plano y la aceptación de herramientas que posibiliten la liquidez está más que extendida, aunque no esté completamente clara. La rotundidad en el rechazo de instrumentos de financiación es ya excepcional. Las autonomías tienen serios problemas y saben que podrían empeorar.

Las comunidades más saneadas alegan no tener urgencias extremas pero solo Madrid, Galicia y La Rioja descartan, de forma rotunda, acudir al Fondo de Liquidez Autonómico (FLA). En el resto, “de momento, no”, “en principio, no”, “no, por ahora”, son las respuestas más comunes y extendidas a la posibilidad de solicitar una porción de ese fondo que el Gobierno quiere dotar con 18.000 millones. Pero huyen de contemplar el “descarte” total, atenazadas por el vencimiento de sus deudas a fin de año, que, globalmente, ascienden a 12.000 millones de euros.

Algunos gobiernos autonómicos ya han admitido la necesidad inmediata de dinero en sus arcas, incluso, para pagar nóminas. Y apremian, además, a la ejecución del fondo ante la imposibilidad de negociar su financiación con entidades bancarias que encuentran más garantías de devolución en el Estado que en las autonomías. La solicitud de anticipos se ha convertido en una fórmula de presión ante el Gobierno de Rajoy porque la emergencia financiera, en algunos casos, alcanza tanto al pago de deuda como a los gastos corrientes.

El Fondo de Liquidez Autonómico tiene condiciones más extremas que el plan de pago de proveedores al que ya se acogió antes del verano la mayoría de comunidades. Por ejemplo, posibilita al Ministerio de Hacienda proponer la modificación de sus planes de ajuste o encomendar a la Intervención General de la Administración del Estado “el ejercicio de misiones de control en el supuesto de que se detecten riesgos de incumplimiento”, es decir, el tan temido y eludido rescate.

El plan tiene normas marcadas, pero también tiene sombras ya que incluso las autonomías debaten qué tipo de deuda se va a poder saldar con el dinero procedente de este fondo. Aún así, sin saber en qué consistirá, la mayoría de las comunidades miran al FLA como una opción, más o menos cercana, para dar salida a sus dificultades financieras.

» Madrid, La Rioja y Galicia. “No vamos a usarlo”, es la respuesta tajante de fuentes del departamento de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid sobre la posibilidad de acudir al Fondo, un instrumento del Gobierno para “atender las necesidades financieras (…) en tanto que persistan dificultades de acceso de las Comunidades Autónomas a los mercados financieros”, tal como señala el decreto que regula el FLA.

El presidente de La Rioja, Pedro Sanz, también descarta cualquier “tipo de petición de rescate”, y lo argumenta en la efectividad de los ajustes, la racionalización del gasto y la precisión en la previsión de ingresos.

A poco más de un mes para la celebración de las elecciones anticipadas en Galicia, el Gobierno de Alberto Núñez Feijóo es el tercero y último que descarta tajantemente acudir al fondo, ya que se podría interpretar como un síntoma de no haber hecho bien las cosas. En cualquier caso, para que la afirmación tuviera validez absoluta tendría que tener la certeza absoluta de que en octubre no cambiará el signo del gobierno.

» Castilla-La Mancha y Castilla y León. La presidenta de Castilla-La Mancha, Dolores de Cospedal, ha comparado el fondo de rescate autonómico con el pago a proveedores, “al que Castilla-La Mancha se acogió”. Si su Gobierno “se acogiera a este nuevo Fondo de Liquidez para vencimientos de préstamos bancarios sería para pagar lo que pidió el anterior Gobierno y, por tanto, tampoco tiene que verse de manera negativa ni crear alarma”, ha dicho queriendo dar la misma normalidad que pretende el presidente de Castilla y León, Juan Antonio Herrera, quien ayer mismo afirmó que recurrirá “con toda naturalidad” al Fondo si ofrece condiciones favorables. Además, Herrera apremió a que se ponga en marcha “cuanto antes”, ya que “la expectativa está cerrando las puertas de la financiación ordinaria”. De esta manera, el castellanoleonés ha sido el más claro en señalar las dificultades que están encontrando algunas autonomías en la negociación con las entidades bancarias, que optan por otorgar sus créditos al Estado para dotar al FLA.

» Comunidad Valenciana. Las prisas se han destapado en Valencia, la primera de las autonomías que anunció que se acogería al Fondo de Liquidez y que admitió que aceptaría el rescate por su necesidad imperiosa de crédito. La comunidad pedirá 3.500 millones de euros, pero no descarta pedir otros 1.000 millones de euros adicionales. El consejero de Hacienda, José Manuel Vela, cree que el Fondo “solventará el 65% de los problemas de tesorería de las comunidades” y funcionará en 15 días.

» Murcia. El Gobierno de Ramón Luis Valcárcel es otro de los que ya ha anunciado que solicitará del Fondo entre 200 y 300 millones de euros con el fin de hacer frente a sus obligaciones.

» Cataluña. La emergencia para el Gobierno de Artur Mas es la más acuciante. Su vencimiento de deuda para el último trimestre asciende a cerca de 5.000 millones de euros, al margen de la crisis de sus cuentas para gastos, lo que le han llevado a pedir un anticipo, un crédito puente o cualquier mecanismo que le permita seguir funcionando hasta final de año.

» Andalucía. Las necesidades de Andalucía no se limitan tampoco a la deuda, por lo que, sin desvelar aún si acudirá o no al fondo estatal, el Gobierno de José Antonio Griñán ya ha pedido un anticipo de 1.000 millones a cuenta de lo que Hacienda ha de ingresarle por la recaudación de impuestos, con el que hacer frente a todo tipo de pagos.

» Baleares, Asturias, Aragón, Navarra y Cantabria. La obtención de financiación en el mercado y la posibilidad de negociar aún con bancos es el motivo que lleva a estas comunidades a rechazar, de momento, la necesidad de obtener un crédito adicional del Gobierno. “Depende de que sigamos obteniendo financiación por otras vías”, apuntan fuentes de Hacienda del Gobierno balear para responder si se plantean acudir al fondo próximamente. “De momento preferimos seguir financiándonos en el mercado”, alegan desde el mismo departamento de Asturias, con una respuesta muy similar a la ofrecida por la consejería del gobierno aragonés. “No contemplamos acudir al fondo pero no lo descartamos rotundamente, si se diera alguna situación extraordinaria”, señalan prudentes en la Hacienda Foral Navarra. “De momento”, el Gobierno de Cantabria no contempla solicitar una porción del FLA pero “no utilizamos la palabra descartar”, señalan fuentes del departamento de Hacienda.

» Extremadura. “No tenemos problemas de liquidez, no es urgente, por ahora no y, será determinará en función de las condiciones del mercado financiero pero no descartamos acudir al fondo”, explican desde el departamento de Hacienda de Extremadura.

» Canarias. El Gobierno autónomo ni descarta ni admite, sino que se mantiene en que no tomará una decisión “hasta conocer las condiciones de acceso”. “Cuando se hagan públicas por parte del Estado las evaluará y comparará con las de los mercados financieros tradicionales y optará por aquella fórmula que resulte más ventajosa, porque no tenemos urgencias de tesorería, a pesar de ser la comunidad peor financiada per cápita en el sistema de financiación”, han indicado fuentes del Gobierno canario.

Con información de José Marcos, José Precedo, Joaquín Ferrandis, Maiol Roger y Manuel Planelles.

Más información