Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno eleva a 450 euros la ayuda a parados con más cargas familiares

Empleo incrementa la cuantía para los beneficiarios con al menos dos miembros de la familia a su cargo, además del cónyuge

El Consejo de Ministros aprobará este viernes una reforma del Plan Prepara que contempla un aumento de la prestación hasta 450 euros para los parados con mayores cargas familiares. Fuentes de La Moncloa han confirmado que, como principal novedad, "los nuevos beneficiarios que tengan, al menos, dos miembros de la unidad familiar a su cargo, además del cónyuge o pareja de hecho, se incrementará la cuantía de la prestación hasta 450 euros frente a los 399 euros actuales".

Esta novedad, aportada después de que la semana pasada el presidente Mariano Rajoy anunciara in extremis una prórroga de este programa puesto en marcha por José Luis Rodríguez Zapatero en febrero de 2011, demuestra, en opinión de la ministra de Empleo, Fátima Báñez, que "el Gobierno quiere dejar claro que lo importante es que nadie que realmente lo necesite se encuentre desprotegido en la salida de la crisis”. Sin ofrecer más detalles, la titular de Empleo, que esta mañana ha ultimado la reforma del plan con la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y el director de la Oficina Económica del Presidente del Gobierno, Álvaro Nadal, ha destacado que "se mejorará la empleabilidad de los beneficiarios con el objetivo de facilitar su inserción en el mercado de trabajo".

“Vamos a poner todos los recursos a disposición de estos beneficiarios para que se formen y encuentren en el Plan Prepara la última puerta de entrada en el mercado de trabajo”, ha señalado.  Báñez trabajaba desde principios de agosto en una reforma del plan a falta del visto bueno de Montoro, titular de la caja de caudales del Ejecutivo.  

El Gobierno asegura ahora lo que el PP llevaba días defendiendo en sus argumentarios. Esto es, que se ha diseñado una reforma del plan con "el triple objetivo de mejorar la protección de aquellas personas que más lo necesitan, reforzar el objetivo de recualificación de los desempleados y aumentar la colaboración y coordinación con las comunidades autónomas para mejorar entre todos la eficacia del programa". La coordinación entre Gobierno y autonomías constituye precisamente uno de los debates sobre la mesa. La discusión sobre quién tiene que asumir el coste ya se suscitó cuando se creó el precedente del Plan Prepara, el Prodi, en 2009. El entonces ministro de Trabajo, el socialista Celestino Corbacho, insistió en que fueran las comunidades, a través de los servicios sociales, quienes se hicieran cargo de los parados que agotaban la prestación y el subsidio. Al final, la negativa autonómica forzó a que fuera el Ejecutivo central quien asumiera el coste íntegramente.

Lo que, en cambio, aún no ha aclarado el Gobierno es si piensa seguir las recomendaciones del PP con respecto a los cambios que sugirió Carlos Floriano la semana pasada. El número tres del partido cuestionó que deban recibir esta prestación los desempleados que viven con sus padres y que tengan ingresos suficientes. Sin cuantificar los beneficiaros a los que se refería, el número tres del PP lamentó que “en algunos casos [los 400 euros] los estaban recibiendo personas que vivían con sus padres y lo hacían independientemente del nivel económico que tuviera su familia”. El Ministerio de Empleo tampoco dispone de datos para desglosar el número de casos que denuncia Floriano.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >