Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Huelga general contra la reforma laboral

Rajoy defiende la reforma laboral para evitar “otros tres millones de despidos”

“Estamos aquí para resolver problemas, no para discutir ni pelearnos con nadie”, dice

"Tenemos que tomar decisiones, tener coraje, ser valiente; todo es compatible”

Elude referirse a la huelga general convocada hoy por los sindicatos

Rajoy y Arenas, en una cooperativa de Vélez Málaga.
Rajoy y Arenas, en una cooperativa de Vélez Málaga. EFE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, aprovechó esta noche un mitin en Málaga, hasta donde viajó para arropar a Javier Arenas en su campaña electoral, para responder a la convocatoria de la huelga general el día 29. “La reforma laboral está hecha para crear empleo y que no haya tres millones de despidos”, como los que se produjeron con el anterior Gobierno socialista. “Tenemos la conciencia tranquila, son medidas justas y equitativas”. “Estamos aquí para resolver problemas, no para discutir ni pelearnos con nadie”, dijo. Y siguió explicándose: “No podemos perder el tiempo, quedarnos atrás, hay que cambiar la legislación de nuestro país porque el mundo cambia. Tenemos que tomar decisiones, tener coraje, ser valiente; todo es compatible”.

El presidente del Gobierno defendió la reforma laboral promovida por su Ejecutivo y ya convalidada por el Congreso de los Diputados, pero en ningún momento se refirió a la huelga general convocada hoy mismo por los dos sindicatos mayoritarios para el próximo 29 de marzo."Queremos que vuelva la ilusión y que los jóvenes tengan un horizonte de futuro", ha indicado, en contra de lo que, su juicio, hizo el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

El presidente de los populares ha afirmado que su Gobierno ha emprendido un proyecto ambicioso y “ha cogido el toro por los cuernos” mientras que otros “miraron para otro lado”. A su juicio hay que hacer las cosas "con justicia, equidad, seriedad y con el orgullo de tener la conciencia tranquila: “eso es lo que ofrecemos en Andalucía y en toda España”. Rajoy ha asegurado que su Gobierno siempre será “prudente, justo” y que, aunque ahora esté pidiendo un esfuerzo, “dentro de no mucho tiempo podremos decir con orgullo, una vez más, que aquí estamos para resolver los problemas que otros crean”.

Rajoy, que ha advertido de que "no son tiempos fáciles", ha dicho que los gobernantes "están para resolver los problemas" que son "gigantescos", porque el PP no ha llegado al Gobierno, como tampoco lo hará en Andalucía, "para buscar problemas, para crearlos sino para resolverlos. No para pelearnos". El presidente ha señalado que España se ha puesto en marcha "tras siete años de parálisis", de forma que en dos meses "se han hecho mas reformas que en siete años" con un único objetivo: "Crecer" y, para ello, el empleo es "la clave para que la gente esté cómoda y que pueda sentirse útil" en la sociedad.

Durante su intervención en un mitin en Málaga, con motivo de la primera jornada de la campaña de las elecciones andaluzas, Rajoy se ha pronunciado así después de que los sindicatos mayoritarios UGT y CC OO hayan anunciado una convocatoria de huelga general para el próximo 29 de marzo, en protesta precisamente por el contenido de esta reforma laboral. Sin embargo, en ningún momento de su discurso se ha referido de manera directa a dicha convocatoria de huelga.

Rajoy ha participado en el Pabellón Ciudad Jardín de Málaga ante unas 5.000 personas en un mitin de la campaña de las elecciones andaluzas, junto al candidato del PP a la Presidencia de la Junta, Javier Arenas; la cabeza de lista por Málaga, Esperanza Oña; el presidente de la Diputación malagueña, Elías Bendodo, y el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre.

El presidente del Gobierno se ha mostrado convencido hoy de que en Andalucía va a haber un cambio político el 25 de marzo porque la democracia "es también alternancia" y lo que necesita Andalucía en estos momentos es el cambio, algo que, en su opinión, va a ocurrir "porque otra forma de hacer las cosas es urgente, necesaria e imprescindible" en la comunidad andaluza.

"Quiero trabajar mano a mano con Javier Arenas. Él desde la Junta y yo desde el gobierno para que Andalucía vuelva a crecer. Para tomarnos las cosas en serio y para acabar con la frivolidades y el manejo injusto del dinero", ha subrayado Rajoy, quien ha añadido que "es lo que le conviene a Andalucía y España".

El jefe del Ejecutivo ha tenido palabras de cariño para Arenas, del que se ha mostrado convencido de que su "trabajo incansable" le va a proporcionar la victoria en las elecciones.

Se ha comprometido a ayudar de manera "incondicional" a los andaluces a las propuestas del PP en materia de infraestructuras y culturales, y le ha advertido de que la "herencia" que va a recibir "la puedes suponer", aunque se ha ofrecido para explicarle "algunas cosas" sobre lo que él se ha encontrado en el Gobierno central.

El equipo de Arenas está "infinitamente mejor más preparado" y es "más competente" que el actual de los socialistas, cuyo objetivo es "estar por estar y seguir por seguir", según Rajoy, quien ha vuelto a advertir de que Andalucía "necesita y merece aire nuevo" y que sea gestionada por un Gobierno del PP. Ha calificado de "sagrado" el dinero público y ha añadido que cuando "en democracia, cuando un proyecto se agota, no da más de sí y carece de futuro, se le cambia y se le manda a la oposición para que se regenere", algo que solo no ha ocurrido aún en Andalucía.