Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Montoro pacta con los Ayuntamientos un objetivo de déficit del 0,3% para 2012

El ministro les insta a seguir el ejemplo de las comunidades autónomas

El responsable de Hacienda apunta a una redistribución de funciones entre las Administraciones

Montoro, en un momento de su intervención en el Congreso.
Montoro, en un momento de su intervención en el Congreso.

El déficit es de todos. Es decir, responsabilidad última del presidente del Gobierno. Este es el mensaje que el lunes Mariano Rajoy lanzó a las Administraciones. Se refería el Estado, a las comunidades y también a los Consistorios. "El déficit del Ayuntamiento de Pontevedra también es el mío", recordó. 

Y si ayer tocó el turno de plantear la difícil situación a las autonomías,el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha pactado con los Ayuntamientos un compromiso con el objetivo de déficit fijado para ellos en el ejercicio de 2012, que es del 0,3%  del PIB, el mismo que se pactó el pasado año, aunque finalmente las entidades locales gastaron 4.069 millones de euros más que lo que ingresaron.

Montoro ya había empezado por la mañana a hablar de administraciones locales al dejar claro que ahora no se trata solo de eliminar organismos. El Gobierno comienza a sugerir cada vez con más claridad que la salida de la crisis tiene que pasar también por otra distribución de las competencias entre las Administraciones del Estado. El presidente, Mariano Rajoy, lo ha venido a apuntar esta mañana en la sesión de control en el Congreso, y su ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, lo ha reconocido poco después, también en la Cámara baja. "No saldremos de la crisis si no reordenamos competencias", ha asegurado.

Tanto Rajoy como Montoro se han pronunciado así en respuesta a la portavoz de UPyD, Rosa Díez, que ha comenzado reclamando al jefe del Ejecutivo que acometa una "refundación" del Estado. La diputada ha defendido que existe una "crisis política" en las Administraciones, que se sustenta en su opinión en "el modelo territorial indefinido que ha vaciado de competencias indispensables al Gobierno de la Nación".

En su respuesta, Rajoy ha coincidido con Díez en las "excesivas" duplicidades de la Administración, y ha avanzado que llevará al Consejo de Ministros en las próximas semanas un informe para suprimir algunos de los organismos autónomos, entes y empresas públicas. El presidente ha explicado también que el Ejecutivo está trabajando con las comunidades para hacer que se controle el déficit, "respetando su autonomía", y ha agregado que "pronto" hablarán también de "unidad de mercado y duplicidades".

Ha sido el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, quien ha hablado sin embargo con más claridad del asunto. El titular de Hacienda no ha explicado de qué forma tiene intención el Gobierno acometer la reforma, pero ha reconocido que entre los planes del Ejecutivo está la "reordenación" de competencias. Una redistribución que no implicaría un cambio en el modelo territorial, como pide UPyD, y del que Montoro ha hecho una férrea defensa. "Una España descentralizada no es equivalente al despilfarro", ha afirmado.

"Este es el modelo de España, el que se corresponde con una España moderna, descentralizada políticamente. Corrijamos los problemas, pero no renunciemos al modelo", le ha dicho el ministro de Hacienda a Rosa Díez, en el debate sobre la interpelación que había presentado UPyD. "Usted es una nostálgica del centralismo", ha espetado a Díez, pero "no nos hemos equivocado con el modelo de país, se han hecho malas políticas". En su encendido alegato en contra del centralismo, el ministro ha acabado incluso alabando el modelo federal: "Los países más eficientes de Europa son federales".