Dia Universal del Niño

Retrato de la generación más preocupada por el clima de la historia

Quince activistas de entre 11 y 24 años de América Latina y el Caribe cuentan aquí sus iniciativas para combatir el cambio climático al hilo del Día Internacional del Niño 2020

Vídeo promocional de la campaña 'Una sola generación'.unicef

Limpiar las playas cercanas a su casa en Anconcito, en Ecuador. Reciclar los plásticos que llegan hasta la Laguna del Sauce, en Uruguay. Defender la comunidad sateré-mawé de Manaus, en la Amazonía de Brasil, amenazada por la acción de madereros ilegales, la quema de bosques y la explotación minera.... Son tres acciones locales, de Axel, Sofía y de Samela, pero se pondrían contar otras miles que ocurren cada día, en cada rincón de América Latina y el Caribe y que se han puesto en marcha para frenar el cambio climático. “Si no ganamos esta lucha contra el clima, no ganaremos ninguna otra”, apunta uno de estas jóvenes.

Al hilo del Día Internacional del Niño, que se celebra este 20 de noviembre, Unicef junto con América Solidaria, respaldada por Alejandro Sanz, como parte de los proyectos sociales que apoya el artista español a través de la plataforma de sensibilización y comunicación La Fuerza del Corazón, ha lanzado la campaña Una Sola Generación. Una iniciativa co-creada e impulsada por jóvenes que buscan involucrar a otros unidos por la acción climática, más allá de los límites de edad. En ella se reúne a 15 jóvenes activistas por el clima de 13 países de América Latina y el Caribe y España, que demuestra que los jóvenes no han dejado de tomar la iniciativa climática, de hecho, la han acelerado.

A pesar de la pandemia y de las dificultades de coordinar acciones presenciales, estos jóvenes han seguido promoviendo sus logros a través de redes sociales, y denuncian cómo esta crisis sanitaria global pone, además, en riesgo las acciones para combatir el cambio climático convirtiendo estas en la menor de las prioridades en las agendas públicas de muchos gobiernos. “Esta campaña quiere impulsar la educación ambiental en las escuelas como siguiente paso”, explica Manuel Moreno, especialista de comunicación de Unicef y parte del equipo que ha realizado la campaña. Una educación ambiental que ya muchos de ellos ejercen.

Estas son sus historias, contadas por ellos mismos.

Axel Pilligua, 18 años, Ecuador: “Júntate con amigos, crea un grupo, limpia las playas”

¡Hola! Mi nombre es Axel Pilligua, tengo 18 años, y vivo en la parroquia de Anconcito, en Ecuador. Lidero un proyecto de limpieza de playas en mi comunidad, porque en la región es una problemática latente. Mis inicios como joven activista fueron en el 2019. Uno de los principales problemas que tenemos es que las personas cuando van a un lugar, llevan comida y botan sus residuos en la arena y el agua. Es importante que todo el mundo sepa que en siete años va a comenzar el calentamiento global. En esta coyuntura de la covid-19, cuando podamos salir lo haremos con mascarillas, las cuales deberán usarse y depositarse en los lugares adecuados, no en las calles o en las playas.

Lea su historia completa pinchando aquí

Kyara Cascante, 16 años, Costa Rica: “Yo no me puedo quedar sin hacer nada”

¡Hola! Soy Kyara Cascante, tengo 16 años y soy de la provincia de Punta Arenas, Costa Rica. Vivo dentro del bosque tropical húmedo en la montaña. Hace cinco años participé en la feria de ciencia y tecnología del colegio, un espacio en donde se podían crear avances para preservar. Estos temas me llevaron a la preCOP25 en Costa Rica, en donde aprendí que si yo no hago nada al respecto, igual todo esto va a seguir pasando, pero yo no me puedo quedar sin hacer nada. Vivo una comunidad muy sana en materia ambiental y tenemos gran cobertura boscosa. Sin embargo, existe contaminación del aire debido a las emisiones de los vehículos. Mis acciones concretas dentro de la comunidad han sido principalmente arborizar una parte de la central del cantón y también reforestar en una finca privada para poder compensar las emisiones de carbono. Ahora me he tenido que reinventar y, para seguir impactando de forma virtual, he participado en campañas digitales de concientización para la preservación y he firmado peticiones para preservar ya sea animales o bosques.

Lea aquí su historia completa

Sofía Gospodinoff, 16 años, Uruguay: “Gran parte de la población está desinformada”

Soy Sofía Gospodinoff, tengo 16 años y soy de Maldonado, Uruguay. Tengo un proyecto de desarrollo sostenible que trata la contaminación de la Laguna del Sauce, tanto de plásticos como de tóxicos, porque contaminan la fuente vital de esta comunidad. Empezamos con unos compañeros de mi Liceo cambiando la forma de reciclar, pusimos contenedores de reciclaje, eliminamos el uso de vasos plásticos e incluso entregamos algunos termos para que los más chicos pudieran tomar agua. Con la llegada de la covid-19, reformulamos el proyecto y empezamos concienciando a través de las redes sociales, específicamente por nuestro Instagram, mediante tips e información, además de mostrar cómo hacer compost de huertas caseras y poder reciclar en casa. Yo creo que es necesario que más jóvenes nos unamos para poder combatir la crisis climática y eliminar nuestra huella de carbono. Los líderes tienen que considerar que gran parte de la población está desinformada, entonces hay que hacerles llegar la información.

Lea su historia pinchando aquí

Wendy Aumedo, 19 años, Colombia: “Necesitamos que esta generación cree conciencia ambiental”

Soy Wendy Aumedo y vivo en San Antero, Colombia. Soy estudiante y tengo un proyecto llamado Ecomanglarte, en el que hacemos papel a partir de reciclaje, estiércol de burro y hojas de los manglares. Casi toda la semana estoy en clases virtuales, pero los viernes, debido a la pandemia, me he convertido en una profesora de refuerzo. Hacemos recolección de basura y de materia prima, además de dar talleres de conciencia ambiental a los más pequeños. Somos niños, niñas y adolescentes que buscamos un mejor ambiente, que buscamos devolverle un poco a la madre naturaleza de lo que ella nos ha brindado. El principal problema que afecta a mi entorno es la basura y la falta de educación. Ver tantos derechos vulnerados, la contaminación ambiental y ver lo maravilloso que es mi territorio me motivó a ser activista. La comunidad no es consciente de las maravillas con las que cuenta. El mar, los ríos e incluso las instituciones y los barrios se han visto afectados por la contaminación. Con Ecomanglarte actuamos por cambiar esa realidad. El propósito es llegar a esta generación, necesitamos que creen una conciencia ambiental, porque sabemos que hace mucha falta.

Lee su historia completa pinchando aquí

Dante Vergara, 12 años, Chile. “Hay que estar en la naturaleza, donde puedas ver el cambio y los errores que está ocasionando el calentamiento global "

Soy Dante Vergara, de Chile, y con mi proyecto Bichología ayudo a dar a conocer cómo funciona el medio ambiente y cómo podemos preservarlo. Siendo muy chico comencé a salir con mi papá a cerros y parques nacionales, y tuve la oportunidad de conocer la naturaleza. Un día se me ocurrió que podría mostrársela a otros niños y niñas como yo, motivarles y hablarles de lo más importante: el cambio climático, el calentamiento global y la naturaleza. Porque sin naturaleza saludable no podemos vivir, es una regla de la vida. Empecé a grabar y difundir videos por Instagram y YouTube, en los que explicaba temas medioambientales, com los cuidados que hay que tener con bichos y arañas. Mi consejo, si quieres ser activista, es muy simple: estar en la naturaleza, en donde puedas ver el cambio y los errores que está ocasionando el calentamiento global. Te vas a encariñar y nada te va a detener para lograr lo que tú quieras.

Lea su historia completa aquí

Alan Ferrera, 16 años, México: “Las cosas no van a mejorar solas, todos y todas tenemos un rol en nuestra comunidad”

Soy Alan Ferrera Juárez, tengo 16 años y soy parte del proyecto Biofita, una plaga que da vida. Nosotros, junto a mi comunidad en San Pedro Balancán, Tabasco, producimos un biofertilizante a base de las malezas acuáticas que surgen en los márgenes del río Usumacinta, la reserva de agua dulce más importante del México. Yo me inicié en el activismo climático gracias al incentivo de la Fundación Contigo Es Posible, que impulsa a jóvenes a adentrarse en la ciencia. Participar en el activismo es darle una solución a un problema. Ustedes pueden hacerlo y cualquiera que tenga el deseo puede hacer algo. No importa de dónde provengas o qué tan dura puede ser la situación, actuando de forma correcta se pueden lograr grandes cosas. Como dicen, una gran persona no se define por cómo lo llaman, sino por lo que hace. A quienes no saben por qué deben actuar, les digo que las cosas no se van a mejorar solas y que todos tenemos un papel en nuestra comunidad, en nuestro entorno. Depende de nosotros si nuestras acciones tendrán un efecto positivo o negativo.

Lea su historia completa aquí

Nicole Becker, 19 años, Argentina: “El medio ambiente es un derecho humano”

Soy Nicole Becker, tengo 19 años y soy activista militante ambiental y una de las fundadoras de Jóvenes por el Clima Argentina. Todo empezó cuando vi un vídeo en Instagram de jóvenes en Europa movilizándose por la crisis climática y ecológica. Decidí convertir esa indignación en acción colectiva, en organizar mejor a jóvenes que están pensando lo mismo y tuvimos la magnífica idea de convocar una movilización a dos semanas de otra internacional, que fue el 15 de marzo. Ese fue el comienzo de todo. A raíz de esto cambié mi dieta alimentaria a una basada en plantas, empecé a reciclar, hacer compost, también a tener mi huerta y comencé a ir a todos los lugares donde pudiera en bicicleta. Como generación queremos construir una nueva normalidad, el medio ambiente es un derecho humano y en la nueva normalidad tiene que ser sí o sí recuperado para asegurarnos el futuro que queremos.

Lea su historia completa pinchando aquí

Fabiola Sánchez, 16 años, Perú: “Nosotros debemos impulsar el tema ambiental dentro y fuera de las instituciones”

Mi nombre es Fabiola Sánchez Montero, tengo 16 años, y soy estudiante de la región de Moche, Perú. Soy líder del proyecto Humedal Artificial De Totora Para El Biofiltro De Aguas Grises. La iniciativa trata de un humedal artificial en el que se cultivan totoras, una planta típica de la zona y en peligro de extinción. Este humedal se mantiene gracias a un mecanismo instalado que reutiliza las aguas grises que emanan de la cocina del establecimiento. Mis inicios como activista comenzaron cuando, al acompañar a mis padres a trabajar en el alquiler de sillas y sombrillas para la playa, noté la gran contaminación que dejaban los visitantes. A los jóvenes los invito a que formen grupos y contagien a los que puedan, para buscar y crear ideas que nos ayuden a preservar los recursos naturales y la biodiversidad. Nosotros debemos impulsar el tema ambiental dentro y fuera de las instituciones: plantar un árbol o juntar a jóvenes para hacer un biofiltro, todo suma.

Lea su historia completa aquí

Juan, 17 años, España: “Las instituciones educativas sí dan charlas sobre cambio climático, pero todo queda en la teoría”

Soy Juan, estudiante de segundo bachillerato y vivo en Huércal-Overa, en Almería. Siempre disfruto de los exteriores y me frustra verlos sucios y contaminados, por eso soy activista. Participo del consejo local de mi municipio, sensibilizando por el medioambiente, y este año comencé a planear mi propio proyecto: organizar una brigada comunitaria de voluntarios para recoger la basura de los campos cercanos a la ciudad. Creo que hay que fomentar la práctica en la lucha por el medio ambiente. Porque, según mi experiencia, las instituciones educativas sí dan charlas sobre cambio climático, pero todo queda en la teoría. Al principio ser activista parece muy difícil, pero lo único que hay que tener es un plan y una idea, y ponerla en marcha.

Lea su historia pinchando aquí

Nina Py Brozovich, 17 años, Bolivia: “La crisis ambiental sigue y es peor que antes; tenemos que continuar”

¡Hola! Mi nombre es Nina Py Brozovich, tengo 17 años, soy estudiante y activista por el medio ambiente. El año pasado me enteré del movimiento Fridays For Future, de lo que estaba haciendo Greta Thunberg y de que existía una protesta a nivel mundial para reclamarle a las autoridades que emprendieran acciones más fuertes contra el cambio climático. Empecé a informarme sobre lo que estaban haciendo y me di cuenta de que no existían en Bolivia. Me sentí desconcertada. Somos un país tan biodiverso, pero en peligro en esta materia y no estábamos haciendo nada. Así que creé Fridays For Future en Bolivia el 2019. Desde entonces llevamos el colectivo a varias otras partes del país y ese mismo año representé a mi país en Nueva York, en la primera Cumbre de la Juventud por el Clima. La crisis ambiental sigue y aún peor que antes. Tenemos que seguir a pesar de las circunstancias.

Lea su historia completa aquí

Simon Geraldson, 17 años, Haití: “Se debe educar sobre el cuidado del medio ambiente para tener un mejor futuro”

Soy Simon Geraldson, tengo 17 años, y vivo en Cité Soleil, a las afueras de Puerto Príncipe. Desde hace cuatro soy parte del centro de jóvenes de Sakala, donde aprendí sobre el cuidado del medioambiente. Aquí cada uno puede elegir la actividad que más le gusta. Yo elegí el deporte y como capitán del equipo de fútbol incentivo a mis compañeros a disminuir los residuos plásticos en los entrenamientos. Pero, sobre todo, trabajo en prácticas relacionadas con el cuidado de los jardines y la reforestación de mi comunidad. Voy a luchar para que otros y otras también se eduquen sobre el cambio climático. Debemos unirnos, exponer las iniciativas positivas que existen, sensibilizar y lograr llegar a la mayor cantidad de personas.

Lea su historia aquí

Guillermo Solorzano, 17 años, Guatemala: “Las personas ya no tiran la basura a la calle”

Mi nombre es Guillermo Solorzano, tengo 17 años, y soy activista y voluntario de Paz Joven Guatemala. Junto a otros jóvenes de mi comunidad en la Aldea La Tuna, en Ipala, ayudo a elaborar e instalar mecanismos para la reutilización de aguas grises a base de materiales reciclables, que son desechados por los mismos habitantes. Para mí, este proyecto es el que más impacto ha tenido sobre las personas de mi comunidad. La idea surgió a partir de las constantes quejas de los y las vecinas por los malos olores que emergían de los desagües en verano, algo que les generaba problemas de salud. Gracias a este proyecto, la población se ha visto más interesada por el cuidado del medio ambiente: ahora ya no tiran la basura a la calle y participan de las jornadas de reforestación.

Lea su historia aquí

María Cortés, 19 años, Guatemala: “Mi mayor sueño es que más jóvenes se interesen por el cambio climático”

Mi nombre es María Guadalupe Cortés y vivo en San Luis Jilotepeque, donde actualmente soy activista por el cuidado del medio ambiente. Desde hace un tiempo soy voluntaria del grupo local de Paz Joven Guatemala. Lo que más me preocupa actualmente es la contaminación que generan las bolsas plásticas en la tierra y los cientos de años que éstas demoran en degradarse. Junto a mis compañeros y compañeras lanzamos la campaña Un día sin bolsa, por favor, que intenta desincentivar su uso en San Luis. Hasta ahora hemos realizado varias actividades para sensibilizar a la población: entregamos informativos, regalamos otras reutilizables y también hicimos una encuesta sobre el uso de estos productos dentro del Mercado Municipal. Mi mayor sueño es que se erradique esta práctica y tener un San Luis limpio, verde, que sea turístico, que todos quieran venir para acá por sus áreas verdes. Pero también, sueño con que más jóvenes se interesen por el cambio climático.

Lea su historia completa pinchando aquí

María Marshall, 11 años, Barbados: “No importa qué edad tengas, puedes hacer un cambio real”

Soy María, vivo en la zona de Christ Church, en Barbados, y hace algún tiempo creé el proyecto Little thoughts on Big Matters (Pequeños pensamientos sobre grandes asuntos), para ayudar a combatir el cambio climático en el mundo, proteger nuestras especies y decirle a otros como yo que nuestra opinión sobre el tema sí cuenta. En 2019 presenté un vídeo sobre mi proyecto medioambiental en el Festival de Artes Creativas de la Independencia Nacional de Barbados y ¡gané el tercer lugar! Gracias a eso me convertí en la directora de cine más joven del país en ser premiada. En mi familia siempre me han enseñado la importancia de cuidar mi entorno y la necesidad de reciclar, reutilizar y reparar. Mi padre, que es mi mayor modelo a seguir, forma parte de Blue Green Initiative, un grupo que trabaja por la protección de la naturaleza, y me ha enseñado lo valioso que es para nosotros el medio ambiente y cómo lo estamos destruyendo. No importa qué edad tengas, puedes hacer un cambio real.

Lea su historia completa pinchando aquí

Samela Sateré-Mawé, 24 años, Brasil: “Para mi pueblo la lucha climática es una cuestión de supervivencia”

Mi nombre es Samela, soy una estudiante de biología de la comunidad sateré-mawé de Manaus. Mis raíces de la cultura indígena amazónica han sido mi principal inspiración. Nosotros somos los principales defensores de la Amazonía, amenazada por la acción de madereros ilegales, la quema de bosques y la explotación minera. Hay muchos ataques a nuestro territorio, así que para mi pueblo la lucha climática es una cuestión de supervivencia. Actualmente soy representante de la Asociación de Mujeres Indígenas Sateré-Mawé y formo parte de la organización Fridays for Future en Brasil, donde actúo por cuidar de la naturaleza. Mi consejo, si quieres ser activista, es que no importa nuestra edad, no importa de dónde seamos; siempre podemos tener una voz activa para cambiar la realidad en la que vivimos.

Lea su historia completa pinchando aquí

El equipo que ha recopilado los perfiles y trabajado en esta campaña está compuesto por: Manuel Moreno, especialista de comunicación de UNICEF; Emilia Numer, consultora del equipo de trabajo con jóvenes y adolescentes de UNICEF; Constanza Solís, consultora digital de UNICEF; Vicente Schulz, encargado de comunicación de América Solidaria Internacional y Valentina Salvo, consultora de comunicación de América Solidaria Internacional. La red de fotógrafos pertenece al colectivo COVIDlatam. La campaña fue realizada en colaboración con la agencia MullenLowe SSP3.

En Primera Línea es una subsección en Planeta Futuro en la que miembros de ONG u organizaciones internacionales, que trabajan en terreno, narran sus experiencias personales en relación al impacto de su actividad. Escritas siempre en primera persona, la responsabilidad del contenido es de los autores.

Puedes seguir a PLANETA FUTURO en Twitter, Facebook e Instagram, y suscribirte aquí a nuestra ‘newsletter’.

Más información

Lo más visto en...

Top 50