Cartas a la Directora
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

El desprestigio de la sanidad pública va calando

Los lectores escriben sobre la atención sanitaria pública, el consumismo del Black Friday y el Cyber Monday, los altos precios de Renfe y la actitud de algunos grupos en el Parlamento

Tres sanitarias participan en una protesta por la situación de la atención primaria en Madrid.
Tres sanitarias participan en una protesta por la situación de la atención primaria en Madrid.ISABEL INFANTES (Europa Press)

Es una anécdota, pero he estado en una farmacia en la que un cliente tenía un problema respecto a un fármaco que había caducado en su receta electrónica. Farmacéutico y cliente acabaron hablando de la mala atención que los médicos de la sanidad pública dispensan a los pacientes, que la atención telefónica es una excusa para no verlos, que las listas de espera se producen porque no se atiende a los pacientes de forma adecuada por dejadez... Se preguntaban por qué en la sanidad pública había listas de espera mientras que en la privada no. Soy médico de la sanidad pública y es comprensible la opinión del paciente que había tenido un problema con su médico. Lo que me parece desalentador es que el farmacéutico (así se identificaba), hiciera esas afirmaciones en un espacio de atención de la sanidad pública como es la oficina de farmacia. Me pregunto: ¿está calando el desprestigio de la sanidad pública y se responsabiliza a los médicos de ello? Me gustaría pensar que es un hecho puntual, pero tengo mis dudas.

José Ivorra Cortés. Valencia

Consumismo

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

Al Black Friday se añadió el Cyber Monday, generando un constante tráfico de dinero que beneficia al consumidor tanto como a un erizo le sirve una chaqueta. Cegados por los milagros de sus productos, no vemos que, en realidad, lo que estamos comprando son nuestros sueños expedidos en cajas vacías. Que la emoción influye un 90% en nuestra toma de decisiones es un dato que saben bien quienes diseñan, cada año, los anuncios navideños. Mientras nos aseguran que en sus productos encontraremos amor, éxito, felicidad y todo aquello que deseemos, consiguen que nos olvidemos de la pregunta más importante: ¿Lo necesitamos?

Vanesa Pelaz Torío. Micieces de Ojeda (Palencia)

Viajar en tren

A raíz de una boda en Sevilla, intenté viajar en tren, miré varios presupuestos y el viaje para cinco personas en AVE ida y vuelta no bajaba de 500 euros (con un 20% de descuento incluido por familia numerosa). No me quedó más remedio que coger el coche. El tren para una familia media en este país es un lujo que no nos podemos permitir. Después de la inversión realizada, la alta velocidad en España es un servicio, para muchos, inalcanzable. Espero que con la liberación del sector los precios sean más asequibles, aunque no tengo mucha esperanza. El Gobierno debería tomar medidas para que las familias pudiéramos acceder al tren a unos precios asequibles.

Manuel Palomar Maldonado. Madrid

Proteger la democracia

Todos debemos ser respetuosos con nuestros semejantes con independencia de las ideas que procesen o de la ideología que practiquen. Las sociedades más democráticas llevan años sufriendo un deterioro de ruptura con las reglas institucionales y de respeto al oponente político. Se hace intolerable oír y aceptar esas algaradas en el Congreso y el Senado, que provocan vergüenza ajena y la imagen de que en política vale todo. No, no vale todo. La democracia se respeta, las instituciones democráticas se defienden, con educación y cortesía parlamentaria, ante las irrespetuosas conductas de una minoría que no cree en la democracia. Mi solidaridad sincera con la ministra de Igualdad.

Victorio Martínez Armero. Móstoles (Madrid)

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS