Trump hace caja con la marca Trump

Una agenda atiborrada de eventos pagados, una tienda de recuerdos y la incursión en el negocio de las comunicaciones forman parte del exitoso plan del republicano para capitalizar su paso por la Casa Blanca

El expresidente de los Estados Unidos, Donald Trump, este sábado 26 de febrero en el escenario de la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC) en Orlando, Florida.
El expresidente de los Estados Unidos, Donald Trump, este sábado 26 de febrero en el escenario de la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC) en Orlando, Florida.MARCO BELLO (REUTERS)

Donald Trump ha convertido su etapa pospresidencial en una caja registradora. Al negocio inmobiliario se ha sumado la Tienda Trump, donde una bandeja para hacer cuatro hielos con el logo de la letra ‘T’ de Trump cuesta 35 dólares y, una bata, 185. Por escuchar una de sus conferencias en primera fila, además de una recepción y poder tomarse una fotografía con él, sus seguidores pueden llegar a desembolsar 8.500 dólares. Así es como el exmandatario logró recaudar en 2021 más del doble que el Comité Nacional Republicano, una hazaña sin precedentes para un político que no está ejerciendo un cargo electo y que no ha comunicado su intención de ir a por la reelección en 2024.

El neoyorquino está explotando su faceta de hombre de negocios para capitalizar la fama casi mesiánica que goza entre sus seguidores más fieles. Además de los eventos, discursos pagados y los alquileres de sus propiedades, Trump publicó el pasado noviembre un libro fotográfico de su periodo presidencial distribuido por la editorial cofundada por su hijo Donald Trump Jr., Winning Team Publishing, que solo ha publicado esa obra. El neoyorquino también ha incursionado en el mundo de la comunicación con la empresa Trump Media & Technology, que ha recaudado 1.000 millones de dólares de inversiones. La compañía es dueña de la red social del exmandatario, llamada Truth Social (Verdad Social, en inglés), que el lunes apareció en la tienda de aplicaciones de Apple y que se prevé que esté completamente operativa a finales de marzo.

Es común que los exmandatarios lucren con su experiencia en el Despacho Oval, al igual que las primeras damas. Los libros y conferencias de los Obama y de los Clinton dan cuenta de ello. Sin embargo, no a niveles donde la línea entre negocios y política es tan difusa. En lo que va del año, las donaciones e inversiones de sus bases más duras continúan llenando la hucha del magnate. El Comité de Acción Política (PAC) Save America de Trump, por ejemplo, cerró enero con 108 millones de dólares en el banco, nuevamente duplicando la cifra del Comité Nacional Republicano.

El expresidente no está utilizando lo recaudado para fortalecer las campañas de los más de 100 candidatos de su partido que ha apoyado de cara a las elecciones legislativas en noviembre, donde los republicanos se juegan recuperar la Cámara de Representantes y el Senado. El PAC ha donado solo 350.500 dólares a candidatos desde julio. Eso es menos que los 838.000 que gastó el comité en enero en la organización de eventos y gastos relacionados, según datos recabados por Bloomberg y publicados el pasado fin de semana.

El club de golf de Trump en Mar-a-Lago (Palm Beach, Florida) acogió el miércoles un “Foro de candidatos para recuperar el Congreso”. La entrada por pareja puede llegar a costar 250.000 dólares; garantiza una cena privada y una fotografía con Trump, así como asientos VIP en el evento. También la “opción” de alquilar una habitación en el resort durante el encuentro. Cualquiera que pague menos de ese monto, aparentemente no puede alojarse ahí. Las ganancias del evento, según The Washington Post, no irán a las campañas de los candidatos, sino a los Comités de Acción Política —los Super PACs— de Trump, que tienen la particularidad de poder recibir fondos ilimitados.

El ostracismo al que fue relegado por las redes sociales no ha impedido que el expresidente no esté conectado a sus bases como antes. Además de crear su propia plataforma para solventar el problema, el equipo del republicano bombardea diariamente a su ejército de seguidores con correos electrónicos cuyo único fin es recaudar dinero. “No podemos salvar a América de Joe Biden sin tu donación”, reza uno de los últimos envíos.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Trump también se ha acercado a sus seguidores con una gira que realizó en diciembre acompañado del expresentador de Fox News, Bill O’Reilly. El precio de las entradas para el “Tour histórico” oscilaba entre 100 y 300 dólares, pero el republicano lanzó su anzuelo favorito para generar más ingresos: la garantía de tomarse fotos con él y una recepción de 45 minutos antes del evento. Con impuestos, ese paquete superaba los 8.500 dólares.

La gira, según la prensa local, no fue un éxito. Pero Trump aprovechó a los miles de seguidores que sí asistieron para promocionar su libro publicado a finales de noviembre titulado “Nuestro viaje juntos”. El ejemplar contiene 300 fotografías acompañadas de breves leyendas supuestamente escritas por el exmandatario. El coste del libro es de 74,99 dólares. La copia firmada, 229,99. En menos de dos meses, recaudaron 20 millones y se agotaron los libros dedicados. Ahora para conseguir uno hay que visitar eBay, donde se venden por entre 1.000 y 2.000 dólares.

A pesar de las millonarias recaudaciones, Trump lidia con la sombra sobre sus declaraciones de impuestos. La auditora que se encargaba de las declaraciones financieras de la Organización Trump se desvinculó a comienzos de mes de su cliente argumentando que no puede respaldar las de la última década. Dicha información es fundamental en las investigaciones penal y civil contra el emporio del republicano lideradas por la fiscalía de Manhattan y la del Estado de Nueva York por supuestamente inflar de forma fraudulenta el valor de sus activos.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región

Sobre la firma

Antonia Laborde

Periodista en Chile desde 2022, antes estuvo en la oficina de Washington. Ha trabajado en Telemundo (España), en el periódico económico Pulso (Chile) y en el medio online El Definido (Chile). Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS