El Pentágono alerta de que Rusia ha desarrollado en la frontera plena capacidad militar para invadir toda Ucrania

Un ataque de Moscú causaría “un número de bajas significativo” y tendría resultados “horribles”, advierte el jefe del Estado Mayor Conjunto

Lloyd Austin, secretario de Defensa, y el general Mark Milley, responsable de la Junta de Jefes de Estado Mayor, este viernes en Washington.
Lloyd Austin, secretario de Defensa, y el general Mark Milley, responsable de la Junta de Jefes de Estado Mayor, este viernes en Washington.JOSHUA ROBERTS (REUTERS)

El secretario de Defensa de EE UU, Lloyd Austin, y el general Mark Milley, jefe del Estado Mayor Conjunto, han reiterado este viernes la amenaza que supone la concentración en la frontera de Ucrania de más de 100.000 fuerzas rusas (en torno a 130.000, según algunos observadores). Es la primera vez que Washington confirma la extensión del despliegue, adelantada hasta ahora por analistas de inteligencia. Austin y Milley han advertido además de que, pese a que desconocen si el presidente ruso, Vladímir Putin, ha resuelto invadir el país vecino, “ahora tiene claramente la capacidad [militar] para hacerlo”, ha declarado Austin a los periodistas que han seguido la comparecencia de ambos en el Pentágono. Si Rusia finalmente opta por atacar, ha subrayado el general Milley, la acción tendría un resultado “horrible” que resultaría en un número de “bajas significativo”. El alto oficial aseguró que la acumulación de tropas y equipamiento rusos en la frontera, con capacidad para penetrar en el interior del país, es algo inédito “desde los días de la Guerra Fría”.

Es la enésima advertencia que emite Washington, horas después de que el presidente Joe Biden apuntara la posibilidad de una invasión de Ucrania por las tropas del Kremlin en febrero. A medida que Rusia acumula fuerzas y armamento en las fronteras postsoviéticas (en Ucrania y en Bielorrusia, este último país aliado de Moscú), la posibilidad de un conflicto abierto se cierne de manera más sombría sobre la Administración de Joe Biden, que afronta numerosos escollos en casa. La vía diplomática entre los dos países se obtura día a día, especialmente tras el rechazo de Washington y sus aliados de la OTAN a abandonar los planes de ampliación en el flanco central europeo, una amenaza a ojos del Kremlin.

Moscú había solicitado garantías escritas de la retirada de tropas de la OTAN del este de Europa, así como un veto a la entrada de Ucrania en la Alianza. No ha obtenido ninguna de esas demandas, por lo que una eventual acción bélica cobra fuerza, máxime tras la declaración de hoy del Pentágono. “Aunque no pensamos que el presidente Putin haya tomado una decisión definitiva acerca de usar esas fuerzas contra Ucrania, creemos que ahora está en disposición de hacerlo”, ha subrayado Austin.

“Hay múltiples opciones disponibles, incluida la toma de ciudades y territorios significativos, pero también actos coercitivos y actos políticos provocadores como el reconocimiento de la ruptura de territorios”, ha dicho Austin, en alusión a la amenaza del Kremlin de reconocer la independencia del territorio separatista prorruso del Donbás, en el este de Ucrania, que se rebeló contra Kiev en 2014, pocas semanas después de la anexión de Crimea por el Kremlin, y donde se desarrolla una guerra enquistada que se ha cobrado 14.000 muertos y un millón y medio de heridos, además de miles de desplazados internos.

Dado el tipo de fuerzas que Moscú ha desplegado en la frontera, ha advertido el general Milley, cualquier acción contra Ucrania “se sustanciaría en una cantidad significativa de víctimas (…) Pueden imaginar cómo acabaría eso en áreas urbanas densamente pobladas, en carreteras... Sería horrible, absolutamente horrible”.

El titular de Defensa estadounidense ha apuntado que Washington vigilará muy de cerca cualquier acto o intento de desinformación por parte de Moscú para contrarrestar cualquier pretexto para atacar Ucrania. El general Milley abundó en la idea de que el gran despliegue ruso va más allá de la acumulación de fuerzas terrestres, aéreas y navales e incluye unidades de guerra cibernética y logística.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Austin reiteró el compromiso de EE UU de ayudar a Ucrania a defenderse de una hipotética agresión exterior, proporcionando a Kiev incluso armamento adicional anticarro. Atrapada en medio del choque de trenes de rusos y estadounidenses, las autoridades ucranias han mantenido hasta ahora una postura cauta, a la expectativa, para no desencadenar una respuesta por parte de su vecino oriental. El presidente ucranio, Volodímir Zelenski, no se cansa de repetir que hablar de guerra es peligroso.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS