Von der Leyen amenaza con sanciones económicas y financieras a Rusia si ataca la integridad territorial de Ucrania

La presidenta de la Comisión Europea rechaza los intentos de Moscú de “dividir a Europa en esferas de influencia”

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, se dirige a los medios tras un encuentro en el Palacio del Elíseo, el pasado 7 de enero.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha lanzado este jueves un mensaje contundente a Rusia: Europa no aceptará una vuelta atrás a la lógica de las esferas de influencia desplegada durante la Guerra Fría y, pese al compromiso europeo con el diálogo para resolver las actuales tensiones, la Unión Europea impondrá sanciones “enormes” contra Moscú si ataca a Ucrania. “Que quede claro, apostamos por el diálogo, queremos que los conflictos se resuelvan en los grupos que se han formado con este fin. Pero si la situación se deteriora, si hay nuevos ataques a la integridad territorial de Ucrania, responderemos con sanciones económicas y financieras a gran escala. La comunidad transatlántica tiene un compromiso firme en este punto”, subrayó.

La mandataria europea recordó que la UE es el mayor socio comercial de Rusia y de largo su mayor inversor extranjero y, aunque “es cierto que esta relación comercial también es importante” para la UE, “lo es mucho más para Rusia”, advirtió.

Fuentes diplomáticas en Bruselas aseguran que la UE mantiene abierta la oferta de diálogo con Rusia y que en los próximos días y semanas se redoblarán los contactos para intentar evitar un desenlace militar del conflicto. Pero añaden que tanto el club europeo como EE UU y el Reino Unido adoptarán represalias sin precedentes si el presidente ruso, Vladímir Putin, lanza un ataque contra territorio ucranio.

Desde que Rusia procedió a la anexión de Crimea, en marzo de 2014, tanto la UE como Estados Unidos han aprobado varias rondas de sanciones comerciales y financieras que, sin embargo, apenas han tenido impacto en la política rusa, ya que Moscú, como principal proveedor de energía de Europa, confía en que las medidas nunca serán lo suficientemente serias como para interferir en las exportaciones de gas. En las últimas semanas, no obstante, tanto funcionarios europeos como estadounidenses han insistido en la posibilidad de aprobar nuevas sanciones de una magnitud desconocida hasta ahora. Alemania, por su parte, ha advertido de que en caso de ataque a Ucrania podría poner en cuestión la puesta en marcha del gaseoducto Nord Stream 2 que transportaría directamente gas ruso desde Siberia a Alemania a través del mar Báltico.

Durante su intervención por videoconferencia ante el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), que este año celebra su reunión anual de forma virtual y reducida por la pandemia, Von der Leyen rechazó lo que considera “los intentos de Rusia de dividir a Europa en esferas de influencia” porque, además, “Ucrania es libre de decidir como Estado soberano”.

Las negociaciones para una respuesta occidental a cualquier agresión rusa se han acelerado en las últimas semanas, tanto dentro de la UE como en la relación transatlántica. El secretario de Estado de EE UU, Antony Blinken, se encuentra en gira europea para intentar afianzar un frente común. Blinken ha visitado Kiev y Berlín, antes de trasladarse este viernes a Ginebra para un encuentro con el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov. Y el estadounidense tiene previsto intervenir el lunes por videoconferencia en el consejo de ministros de Asuntos Exteriores de la UE que se celebra en Bruselas.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Los ministros, bajo presidencia del alto representante de Política Exterior de la UE, Josep Borrell, analizarán el lunes el estado de preparación de las potenciales sanciones contra Moscú. La preparación de ese castigo se lleva a cabo rodeada de un enorme hermetismo para no desvelar a Putin las represalias a que podría verse sometido.

Von der Leyen ha subrayado en Davos: “Nuestras dificultades no son ni con Rusia ni con el pueblo ruso; nuestras dificultades son con las peligrosas políticas del Kremlin, en una reedición de modelos de comportamiento autocrático que esconden una vieja verdad: donde falta confianza, la fuerza no puede reemplazarla”.

La presidenta de la Comisión aprovechó su comparecencia virtual para reivindicar la fortaleza de las democracias que, según la política alemana, se han visto reforzadas durante la covid-19. “La pandemia ha demostrado la capacidad de actuación de nuestras democracias y que las democracias son la forma de gobierno más poderosa, resistente y sostenible”, ha señalado la dirigente alemana. “Lo que temen los autócratas es el atractivo de nuestras democracias liberales, nuestro éxito económico, nuestras libertades civiles y la libertad de expresión y de ideas”, ha descrito Von der Leyen un panorama que contrasta claramente con la situación de una Rusia muy golpeada por el virus, con una economía alicaída y con un sistema político basado en la represión y persecución de las fuerzas opositoras.

No fue el único mensaje institucional que lanzó Von der Leyen en el Foro de Davos. La dirigente europea anunció que para principios de febrero presentará una propuesta para una ley europea de semiconductores, con la que pretende reducir la dependencia de la UE de esta tecnología mediante la producción propia de chips. Para ello, Bruselas autorizará que se destinen ayudas públicas a la fabricación de microchips con el objetivo de lograr fabricar el 20% de la producción mundial para 2030.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS